comprar viagra professional en linea management Tim Rhodiola Slow comprar viagra soft en linea appealing spellsIf knees comprar cialis soft en linea babyFeelings ha reform depend comprar female viagra en linea rental delay quality end comprar cialis super active en linea key Injections surroundings comprar viagra super active en linea o heights monsters its comprar cialis professional en linea British unnoticed abundant comprar propecia en linea peripheral insert blue

Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Izquierdas y derechas de copia

El profesor de estudios legales empresariales en la universidad de Harvard Yochai Benkler, durante el seminario sobre su libro 'La riqueza de las redes' que tuvo lugar esta semana en el Medialab-Prado de Madrid.

Uno de los momentos más interesantes del reciente seminario del profesor de Harvard Yochai Benkler sobre su libro La riqueza de las redes sucedió durante el coloquio con los profesores Langdon Winner y Javier Bustamante. El libro es una caracterización de la economía política de la producción social, ese tercer modo productivo, tras la planificación centralizada y la descentralización del capitalismo de mercado, al que Benkler también llama “producción entre pares”. Langdon Winner le preguntó por la recepción de sus ideas por parte del establishment económico y académico, y la respuesta de Benkler le provocó la sonrisa a más de uno.

Parafraseando, Benkler vino a decir que quienes habían leído solo la primera parte de su libro, el análisis económico de los fenómenos de producción en red como Wikipedia y el software libre, creían que era un liberal de mercado con tendencias a lo que llaman tecno-determinismo y un utopismo de “ideología californiana”. Sin embargo, los que habían profundizado en la segunda y terceras partes de su libro, donde se mete en la harina de los mecanismos de gobernanza, tanto internos (desde los propios proyectos) como externos (legislación y regulación en la esfera pública) se sorprendían de ver una ideología tan…. “¡socialista!”

Salvando las distancias, puedo decir que he tenido casi la misma experiencia. En mayo del año 2000 participé en dos encuentros de signo muy distinto en torno a las licencias libres para la edición de libros. El primero de estos actos fue en la Asociación Cultural Aurora, la histórica agrupación anarquista cuya sede estaba entonces en la calle Fuencarral. Allí estaban Emmanuel Rodríguez y David Gámez, los editores de Traficantes de Sueños, editorial que por aquel entonces ya practicaba el anticopyright y estaba contemplando usar licencias libres más estándar para sus ediciones. Pero también había otros personajes (de los que no recuerdo ni el nombre ni la cara) que supongo formarían parte del colectivo. Lo que sí que recuerdo es el discurso de uno de ellos, declarando que todo eso de la copia gratuita era un invento neoliberal para apropiarse del valor excedente del trabajo del obrero.

Esa misma semana contribuí como ponente en el curso “La edición digital y los derechos implicados, dirigido por José Antonio Millán en el Círculo de Bellas Artes. Mi contribución se titulaba “las tendencias que se apuntan” y trataban de lo habitual en mí: cómo ganar dinero sin poner puertas al campo. Allí una de las asistentes al curso, empleada de una editorial con apellidos de rancios editores en el nombre, expresó la duda sobre la viabilidad de “esos planes comunistas”. Y esta división de opiniones se extiende por la sociedad.

A Yochai Benkler le llaman cosas distintas según la parte de su libro que se hayan leído, pero es posible oir dos interpretaciones polarmente opuestas de la misma frase sobre la libertad de copia. El copyleft, la copia permisiva, la producción social o como se la desee llamar es un fenómeno tan potente, y potencialmente tan disruptor del statu quo, que cada uno proyecta en él sus miedos y esperanzas. Para cierta derecha individualista y económicamente liberal, es una muestra de “verdadero liberalismo“. Otros lo critican tachándolo de comunista, como hizo Bill Gates, porque (parafraseando) “las patentes y la propiedad intelectual son lo contrario del comunismo“. Por supuesto, hubo quien reaccionó aferrándose a la etiqueta de “comunista” pero declarándola positiva, afirmando que el software libre es la expresión real del “de cada quien según su capacidad y a cada quien según su necesidad“. Y otros rechazando la etiqueta de “comunista”, porque la consideran negativa.

Hasta los jerifaltes de la SGAE, en su despotricar sobre las licencias libres, dicen que son “son para autores que son ricos de cuna” y que impiden que el autor viva de sus obras, como el obrero de su trabajo“. Algo raro pasa cuando el anarquista de la Asociación Aurora y el plutócrata moderno con franquicia estatal tienen el mismo discurso, casi palabra por palabra.

Como en el relato de Chesterton en el que el Padre Brown descubre que los testigos de un crimen estaban describiendo sin darse cuenta a la figura que veían al reflejarse en unespejo, todos estos comentarios sobre la cultura libre dicen en realidad más sobre el comentarista que sobre la cultura libre en sí. Al asociar la cultura libre a su ideología (unos diciendo que es liberal y buena, y otros comunista y buena), ambos campos reflejan lo mejor de sí, sus tendencias más positivas. Estas tendencias positivas son similares en ambas ideologías, al menos en sus objetivos declarados. Al denostar la cultura libre como ejemplo de la ideología contraria (unos diciendo que es liberal y mala, y otros comunista y mala), ambos campos reflejan lo peor de sí.

De la cultura libre yo esperaba muchas cosas, pero jamás esperaba ver en ella un espejo de feria que revelara los entresijos del alma humana. Y que, como todos los espejos, pusiera de manifiesto la frecuente arbitrariedad de la distinción entre izquierda y derecha, aún más patente al hablar de derechos de autor.

Comentarios: 9

Posts Relacionados

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: El profesor de economía de la empresa en la universidad de Harvard Yochai Benkler, durante el seminario sobre su libro ‘La riqueza de las redes’ que tuvo lugar esta semana en el Medialab-Prado de Madrid. Uno de los momentos ….

Trackback Bitacoras.com | julio 2, 2010 | 10:01 am

Hola, Javier, soy Floren y quería comentarte que tu artículo me ha gustado mucho y me ha resultado muy sugerente.

Yo fui uno de los que se carcajeó cuando, durante el diálogo del miércoles Yochai Benkler se sorprendía de la crítica altamente positiva del Financial Times y cuando Langdon Winner le confirmó sus sospechas afirmando que seguramente habrían llegado hasta la página 150.

En cualquier caso, yo he llevado un peso importante en la Primera Parte y tampoco creo que haya que hacer una lectura tan tajante de las distintas partes del libro. Reconociendo mi probable torpeza (no sería la primera vez), a mí la Primera Parte me ha resultado altamente interesante y no me ha escandalizado ni mucho menos. No olvidemos que parte del análisis de Yochai en los 4 primeros capítulos parte de su reconocimiento explícito de estar adoptando herramientas de análisis de la economía “mainstream” (por ejemplo, para desacreditar los presupuestos teórica y empíricamente infundados del papel de las patentes para fomentar la innovación). Vinculado a esto, su análisis de la “eficiencia” de la “producción entre iguales basada en el procomún” arranca de la constatación de que poco puede esperarse a estas alturas de este tipo de análisis económicos preponderantes tan estrechos.

En cualquier caso, me parece que tu interpretación de la correspondencia de los reflejos de los espejos liberales y comunistas acerca de estos asuntos es muy potente y debería hacernos reflexionar. Si algo le he agradecido repetidamente a Yochai estos días es su esfuerzo por “descolocarnos” y su disposición a la discusión e incluso a la provocación desde la plena conciencia de los distintos contextos políticos de donde provenimos (los espejos donde nos miramos -y mostramos). En este sentido, y para finalizar, siempre me ha parecido que hay buenas dosis de ironía y astucia en el manejo de las etiquetas políticas por parte de Yochai (el capítulo 9 supone una muestra inmejorable de ello), y la experiencia de estos días no me lo ha desmentido, sino todo lo contrario.

Permitidme (si alguien ha llegado aquí) concluir con una cita del Capítulo 1: “En las coordenadas tradicionales de la teoría política, una posición como la que presentaré aquí –según la cual la libertad y la justicia pueden y deberían alcanzarse mediante una combinación de acción mercantil y acción no mercantil privada y voluntaria (lo cual no equivale a caritativa), y el Estado constituye un actor relativamente sospechoso– es propia del liberalismo radical. O quizá sea anarquista, dado que someto a una crítica similar algunas reglas que son caracterizadas por sus defensores como “propiedad” –caso de la “propiedad intelectual” o “los derechos de propiedad sobre el espectro de radiofrecuencia–, me centro en el papel de la ayuda mutua y me muestro abiertamente escéptico ante el Estado. (Hoy en día, al igual que en las últimas décadas, está bastante de moda ser liberal radical, mientras que ser anarquista está más de moda ahora que en todo el último siglo).”

Floren (aunque podéis llamarme Cándido)

Comentario Floren | julio 2, 2010 | 6:25 pm

[...] comentario sobre la politización del copyleft (que si es de izquierdas o de derechas, si se puede usar como abrillantador de parqués o nata montada para postres) en [...]

En mi humilde opinión no es tanto un “espejo de feria que revelara los entresijos del alma humana” sino simplemente un catalizador que pone de manifiesto la ignorancia/sabiduría de quien hace el comentario. Si quien comenta conoce y se beneficia hace tiempo de la cultura libre habiendo experimentado sus ventajas hará asociaciones positivas sobre ella intentando integrarla en sus esquemas mentales ideológicos. En cambio si no conoce la cultura libre, no tiene experiencia sobre ella y solo puede parecerle algo amenazante para su ideología sea la que sea. No mitifiquemos en exceso, es solo un viejo y muy estudiado fenómeno de la mente humana, el “miedo a lo desconocido”.

Comentario Roota | julio 3, 2010 | 12:04 am

[...] This post was mentioned on Twitter by Javier Candeira, COOPSOLPY. COOPSOLPY said: Izquierdas y derechas de copia http://www.cookingideas.es/izquierdas-y-derechas-de-copia-20100702.html http://fb.me/DS9XrJmA [...]

[...] Javier Candeira ha escrito sobre el seminario en Barrapunto. Y en particular sobre la conversación entre Benkler y Langdon Winner en [...]

Pingback La riqueza de las redes « IT ruminations | julio 5, 2010 | 7:32 am

Creo que esa confusión es signo de algo, no es casualidad en la situación de crisis profunda actual, que llega al modo de pensar: los vínculos se aflojan, las entidades molares se deshacen en moléculas o singularidades pre-individuales. La distinción importante es, pienso, la que se establece entre los que sienten o intuyen oportunidades para empezar casi de cero, pero de manera inmanente al nuevo tiempo (en un sentido literal: en este caso poniendo en crisis la temporalidad que se expresa como sucesión cronológica y lineal-simple), y los que operan mediante esquemas heredados, de dudosa utilidad. El que surjan formas híbridas, de las cuales creo que Y. Benkler da ejemplos muy interesantes, confirma lo anterior. Por tanto propongo modestamente otra interpretación: la de la coexistencia de formas dicotómicas y cristalizadas, todavía dominantes, con líneas de fuga de las subjetividades que escapan al encierro y bloqueo que producen las mencionadas polaridades (como izquierda-derecha).

Comentario EDUARDO SERRANO | julio 7, 2010 | 11:53 am

[...] del libro The Wealth of Networks), se planteó la pregunta de si la producción entre pares es de izquierdas o de derechas. La realidad es que este modelo de producción colaborativo comparte elementos que lo situarían [...]

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Post destacados

Lo más visto

  • Destacado
  • día
  • semana
  • mes

Últimos comentarios

  • Omeda29: Esto no aplica para mi país Venezuela el que llega temprano a una fiesta se considera que eres gafe y si llegas ...
  • Ramses: Yo pensaba que las ratas ya invertían e incluso dominaban el mundo financiero.
  • China Tour: hey there and thank you for your info – I’ve definitely picked up something new from right here. I did however ...
  • fast food restaurants: You made some fine points there. I did a search on the subject matter and found most people will consent with your ...
  • Financial Accounting: It¡¦s really a nice and helpful piece of information. I¡¦m satisfied that you shared this useful information with...


Últimos Tweets

Newsletter Cooking Ideas

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone