comprar viagra professional en linea management Tim Rhodiola Slow comprar viagra soft en linea appealing spellsIf knees comprar cialis soft en linea babyFeelings ha reform depend comprar female viagra en linea rental delay quality end comprar cialis super active en linea key Injections surroundings comprar viagra super active en linea o heights monsters its comprar cialis professional en linea British unnoticed abundant comprar propecia en linea peripheral insert blue

Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Modelo digital: vive y deja vivir

Tengo que decir que no he leído nada de Lucía Etxebarría, y que como personaje no es de mi estilo. Creo que la forma de expresarse no ha sido la más adecuada, pero aún así, creo que tiene mucha razón en lo que dice. Su pecado es querer negociar su trabajo en igualdad de condiciones. Ella quiere proponer un precio y que la gente decida si lo compra o no, como cualquier otro profesional, y no depender de que se pueda conseguir gratis.

Sólo pide tener esa libertad, y para justificarse, se le ocurrió contar lo que ganaba con la venta de cada ejemplar, algo que no tenía por qué haber hecho, y sólo consiguió que encima la tomaran por mentirosa o que culparan a sus agentes y editores de poco menos que estafadores.

Me parece asombroso que se juzgue moralmente a quien pretende vender un producto en libre mercado, y no a quien lo quiere usar sin pagar por ello. Porque no encuentro parangón.

Ya sé que estos planteamientos que hago nunca gustan. Es más “comercial” defender otras posturas, como acabó haciendo Álex de la Iglesia, dimitiendo de la Academia del Cine tras darse un baño de Twitter. Aunque supongo que por hacer el spot de Campofrío, habrá cobrado una cantidad razonable, y no cobrará un porcentaje por cada sobre de salchichón que se venda gracias a la campaña, ni lo hará gratis porque así, como la gente lo va a ver en youtube gratis, se promociona mejor como autor y su próxima película será más taquillera. Y conste que su “Balada Triste de Trompeta“, que vi en el cine, me fascinó. Lo mismo que su spot para la FAD, que comenté en un post.

Pero volvamos al tema editorial… A veces parece que lo que molesta en este país es que otros ganen dinero. Que se lo ganen honradamente además. Vamos a ver cómo funciona una editorial, y en lugar de Lucía Etxebarría, hablaré de uno de los lanzamientos más potentes de 2011: El Ángel Perdido, de Javier Sierra, con una tirada inicial de 200.000 ejemplares en tapa dura, y sin versión eBook en el primer lanzamiento.

No conozco el dato exacto, pero por mi experiencia en producción puedo estimar que cada libro ha tenido un coste final repercutido de unos 5 €. Luego 5 € x 200.000 ejemplares son 1.000.000 de euros.

Es decir, que la editorial, ha tenido que invertir, esto es, arriesgar, un millón de euros. Y evidentemente lo hace para lograr un volumen de negocio final de 21,90 € (PVP) x 200.000 ejemplares: 4.380.000 €

Y aquí es donde muchos se echarán las manos a la cabeza diciendo que es una cantidad obsoleta y hasta injusta. Pero yo les preguntaría ¿A dónde van a parar esos millones? Si crees que van directamente al señor Lara, presidente de Planeta, se equivocan. Aunque no me parecería mal, si ha arriesgado un milloncete de euros en el negocio y los lectores lo han comprado. Igual que lo han hecho podían no hacerlo, y hubiera perdido su inversión. Pero la realidad es que esos cuatro millones de euros se han repartido entre los puntos de venta, los distribuidores, las empresas de logística, de marketing y publicidad y cualquier otro elemento de la cadena de la industria, sin olvidar a las artes gráficas, editores, maquetadores, etc de la primera inversión. Es riqueza compartida y son puestos de trabajo.

Pero no todos los lanzamientos de Planeta son tan grandes y exitosos. Disponer de líderes como Javier Sierra permite a las editoriales apostar por otros autores menos vendedores, en tiradas de mil o dos mil ejemplares que, con que se vendan todos, ya se darían con un canto en los dientes, pero no siempre es así.

Con estos datos realistas, lo que creo es que la industria editorial es muy inteligente retardando la aparición de los títulos en versión eBook sin protección. Digo bien, sin protección anti copia. ¿Por qué tendrían que suicidarse y renunciar a ese modelo de negocio? ¿Acaso es inmoral o ilegal?

Quienes se empeñan en decir que el modelo tiene que ser cambiado lo quieran o no, argumentan muchos casos de éxito. Bueno, en realidad no tantos y con matices.

Juan Gómez Jurado, por ejemplo, a quien admiro como escritor y respeto su postura, regaló uno de sus libros a cambio de un euro donado a Save de Children. Lo aplaudo y creo que le honra el gesto. Pero creo que cuando se han vendido previamente millones de ejemplares, es más fácil hacerlo que cuando no. Y dudo mucho que si su primer libro lo hubiera regalado, hubiese acabado vendiendo esa cifra o la mitad. No lo sabremos nunca.

Y si miramos a otros sectores culturales y evitamos reconocer que la industria musical se ha venido abajo y las editoriales no quieren repetirlo, también encontramos casos muy llamativos. Carlos Jean y su Plan B que demuestra que la música puede sobrevivir gracias a la colaboración abierta… siempre que se cuente con la B de Ballantine´s patrocinando el invento, claro. O la película “El Cosmonauta” que se está financiando por aportaciones en internet, que llamado Crowfounding suena muy bien, pero que es como pretender que los espectadores compren por adelantado unos años antes las entradas de una película sin saber si ésta será buena o no. Vamos, que la gente se baja las películas gratis y queremos pedirle que las pague antes… Como en el caso de el Plan B, no sé cuántas veces se puede repetir la fórmula. ¿Todas las películas se venderán así?

Los defensores de la difusión libre de las obras en internet son hábiles argumentando, de eso no hay duda. El video de la máquina clonadora de jamones es genial. A mí personalmente me encanta, y al final hasta me convence. Aunque después de las risas, me fijo en que parte de una premisa falsa que desmonta todo el guión: no existe una máquina clonadora de jamones, porque si existiera, el problema sería el mismo.

Lo bueno del asunto, es que cada uno es libre de pensar como quiera y tener sus propios valores. Sin ir más lejos, mi maestro y compañero de este blog, Wicho, que sin duda sabe muchísimo más que yo de todo esto, explicaba el otro día precisamente aquí, en Cooking Ideas  cómo las editoriales no entienden el cambio que se ha producido:

 “Y esto es algo que parece que se le escapa a muchos editores y escritores, que se empeñan en no sacar versiones electrónicas de muchos textos……Así que en realidad cuando un autor o su editorial deciden no sacar la versión electrónica de un libro lo que pasa es que dejan la decisión en las manos de los aficionados a la lectura, quienes, a poco que haya un cierto interés en esa obra, acabarán sacando una versión electrónica «no oficial» sin demasiado esfuerzo y normalmente en no mucho tiempo.”

Si esto fuera un silogismo, para aceptar el pulpo tendría que aceptar primero que es totalmente ético, moral y legal coger un libro, escanearlo y subirlo a la red. Si eso es así, le doy totalmente la razón. Pero yo pienso distinto, lo siento. Y eso que mi libro está en licencia Creative Commons y si alguien lo hace, podría. Siempre y cuando emplee él su tiempo, me cite como autor y no obtenga lucro de ello.

La parte positiva:

Después de esta defensa del modelo obsoleto, llega la perspectiva que todos quieren oír. Se supone que somos libres. Eso significa que gracias a Internet, eres libre de escribir un libro y subirlo en eBook a la red para que cualquiera lo copie y lo distribuya gratis. Así te leerán muchos más que si cobras por ello (salvo que seas Javier Sierra o similar). También eres libre de apostar sólo por la edición en papel y que quienes quieren leerte, pero no comprarte, tengan que esperar a que saques la edición digital o alguien se lo curre por ti. Yo suelo esperar a que salga la edición de bolsillo, que me resulta más cómoda y más barata, y no me he muerto.

También existen las bibliotecas, y las ediciones en Kindle, Tagus y otros dispositivos que no permiten la copia, pero son más asequibles que comprar un taco de papel si no quieres coleccionarlos en estanterías. Lo mismo un día os cuento cuántos libros he vendido en tiendas y cuantos en Kindle, “a lo Etxebarría”, para que veáis si se puede vivir de ello. Aunque en mi caso, no es comparable por mi escaso talento, es obvio. Y además, yo no pretendo vivir de escribir porque es una utopía.

Aquí todo el mundo es libre, eso es evidente. Libre de cobrar lo que te ofrece una editorial o regalárselo. Libre de comprar o no lo que otros escriben, por ejemplo un periódico o sólo leerlo en internet gratis, aunque eso pueda llevar a que uno cierre (ADN.es) y otro (Público) entre en suspensión de pagos. Y estoy de acuerdo con David Jiménez  en que lo que hace falta es una renovación de los contenidos y de los precios, pero sólo se puede sostener lo que es rentable y se respeta. Y respetar el trabajo intelectual, es respetar la propiedad del mismo. Un modelo de negocio sólo es modelo, si es negocio. El modelo digital, aún, está por ver. Salvo honrosas excepciones.

 Nota: Todas las personas o entidades que he citado, cuentan con mi respeto y hasta admiración por su trabajo. No es mi intención hacerlo con ironía o crítica velada, espero que ninguno se moleste por ser incluido en el post. Especialmente los que son amigos. Gracias.

 

Foto: wikipedia

Comentarios: 9

Posts Relacionados

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Tengo que decir que no he leído nada de Lucía Etxebarría, y que como personaje no es de mi estilo. Creo que la forma de expresarse no ha sido la más adecuada, pero aún así, creo que tiene mucha razón en lo que dice. Su pecado…..

Trackback Bitacoras.com | enero 5, 2012 | 8:45 am

Da gusto leer opiniones diferentes a lo popular, de vez en cuando. Además, bien explicadas, que hasta convencen a uno. Gran post ;)

Comentario jgasteiz | enero 5, 2012 | 9:48 am

Gracias jgasteiz, sólo es un intento de reflexión completa, no sesgada, de una realidad. No pretendo tener la razón ni convencer a nadie. Un saludo. J.

Comentario Jose Carlos León | enero 5, 2012 | 10:45 am

Entiendo perfectamente que Lucía Etxeberría sea dueña de sus libros y decida publicarlos/venderlos como prefiera y no voy a justificar directamente la descarga “pirata” de su obra por internet a raíz de que no se venda en formato digital pero hay que tener en cuenta que sus lectores que dispongan de un Kindle u otro reproductor de libros electrónicos no podrán acceder a la obra en dicho formato a menos que lo descarguen por la vía de “no pagar”. Soy plenamente consciente de que si ahora mismo dijese cambiando la frases que sus lectores con un archivador no pueden acceder a su obra a menos que se fotocopien en A4 la misma por la vía de “no pagar” sonaría plenamente ridículo y obtendría un “pues comprate el libro en el formato que está, so idiota” (bueno, quizás no hiciese falta tildarme de idiota, pero ya me entendéis, lo del archivador no sonaba muy inteligente).

Si en respuesta suelto que la gente con un libro electrónico no desea comprar libros en papel (ya sea por espacio, ecología o precio, es indistinta la razón) facilmente contestaréis que no compre entonces dicho libro. En papel la alternativa si no pudiera acceder a la obra (por que está agotada, no la venden en mi librería, etc) podría ser pedirsela a un amigo, lo que habitualmente hasta donde llego no está mal visto ni es acusado de infracción de ninguna ley. En el caso del libro electrónico e internet lo que hace el hipotético lector es descargarla de un desconocido, lo que hasta donde yo se tampoco un crimen (no entraré valorar moralmente o penalmente a quien puso ese libro que no es suyo en internet sin consentimiento del autor ni la página que lo hospeda en caso de páginas de descarga directa, etc eso es un debate aparte). Aquí como con los libros prestados por un amigo puede ocurrir muchas cosas, que el lector no le guste la obra, que le guste pero no compre el original, que le guste y compre el original, que le guste y no compre el original pero si el siguiente libro o uno anterior… Pero partimos de un lector con un libro electrónico que no compra en papel por las razones que sea. Si Lucía no vende su obra en formato digital este lector no se la compraría le guste o no. Partir de la idea de que una descarga es una venta perdida es presuponer mucho (y está comprobado que muchas veces es presuponer solo para poder argumentar cambios de ley y subvenciones). Tampoco el opuesto, la entrada de la obra en el mercado digital, va a suponer una venta asegurada pero tampoco lo era cuando hablabamos de papel y del prestamo de libros.

Una situación que se da mucho en el mercado Español es que los libros digitales valen exactamente lo mismo que sus homólogos en papel (creo que mayoritariamente por una serie de leyes). Por mucho que la editorial y la distribuidora tengan que cobrar y pagar sueldos no tiene razonamiento lógico alguno que siendo el coste de copiar cercano a 0 (frente al coste de impresión de libros en papel ) y el de distribución reduciendose enormemente (pasamos de librerías y transporte a una página web, que no sale gratis pero no es equiparable) la obra valga exactamente lo mismo. Bajo dichas premisas el lector no va a comprar.

Comentario Corto | enero 5, 2012 | 3:03 pm

Creo que ŀo que se critíca es que Lucía culpabilice internet de todos sus males. Es una postura arrogante sin duda. Pienso que es normal que un lector, después de algunas decepciones, decida bajarse el libro para leerse un par de capítulos y si le gusta comprarse el libro. Así lo hago yo con las lecturas que me generan dudas y es más, algunas editoriales dan la opción de bajarse gratis ese par de capítulos. Lo que debe pasar en este caso es que tal vez pocos han pasado de los dos capítulos de sus últimos libros…

Comentario Jordi | enero 6, 2012 | 12:08 pm

Pienso que la internet ha sabido madurar el concepto de libertad y ha logrado devolver el conocimiento al lugar donde deberia estar, el “conocimiento – informacion” nos pertenece a todos los seres humanos, hemos sido nosotros mismos quienes le hemos dado un valor monetario gracias a los llamados “modelos”. En los comienzos de la internet (considero que aun seguimos en esta etapa) han intentando legislar con conceptos y personas “retrogradas” para seguir intentando poner este valor a la informacion, pesonas que no saben “que y como, se comparte en internet” y que piensan que estan vendiendo lingotes de oro en vez de informacion; a lo que va la accecibilidad de la tecnologia no imagino a niños sinitiendose ilegales por escannear libros o regalando Mp3 atravez de su celular, son nuevas formas de comunicacion tan simples como contar la historia de lo que te paso el dia anterior, haciendo un punto aparte ¡no me los imagino ni con libros de papel !, las tecnologias estan evolucionando y nuestros conceptos del “valor” no lo han hecho, para mi la internet es tal cual como un grupo de amigos o un grupo de trabajo, etc. el que tiene la mejor idea es para donde tenderan las cosas, para donde iran los esfuerzos, las personas y por consiguiente las gananacias, creo que llegaremos a una etapa donde la informacion sera aceptada como de todos y se trendra que valorar la “idea” la “ocurencia” de algo (no es tan desconocido esto), ya no se necesita tener bateria para hacer una banda, calculadora cientifica para hacer calculos, un gran sistema cinematografico para hacer diseños 3d, ni menos una maquina de escribir y una editorial para hacer un libro, si eres bueno te seguiran y si te siguen… “ganaras”.

Saludos y felicitaciones por el Blog, siempre esta presente en mi dosis de actualidad matutina de internet!.

Comentario Matias V | enero 6, 2012 | 4:38 pm

[...] jQuery("#errors*").hide(); window.location= data.themeInternalUrl; } }); } http://www.cookingideas.es – Today, 2:57 [...]

Creo que es un tema que en muchos casos no llega siquiera a ser debatido adecuadamente: simplemente con mencionar una postura, ya se etiqueta a los que hablan como de uno u otro bando y hasta ahí hemos llegado. Por eso es refrescante leer un análisis sosegado y con buena dosis de lógica. A mi juicio, la srta. Echevarria y cualquier otro tiene derecho a hacer lo que le vanga en gana, como bien dice el post. Quizás el problema hayan sido sus otras declaraciones poniendo a todos los internautas de piratas y delincuentes para arriba.

De cualquier forma, un excelente post. Felicidades. Esperemos que este tipo de razonamientos se generalicen y podamos llegar a una zona de consenso.

Comentario Canarion | enero 7, 2012 | 5:24 pm

bla bla bla bla bla…

¿Acaso es inmoral o ilegal?

hasta aquí he leído ¿acaso es inmoral o ilegal piratear?

NO, lloriquea lo quieras, así son las cosas y así serán.

Comentario todos locos | enero 8, 2012 | 11:29 pm

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Post destacados

Lo más visto

  • Destacado
  • día
  • semana
  • mes

Últimos comentarios

  • MANUEL: una verdadera bellesa, simbolisan amor, que grande es la naturaleza.
  • Antonio: Corrección: las aguas "nacionales" (territoriales) no son 200 millas, sino 6, más la llamada zona contigua (con ...
  • bam: piedra papel o tijera en programacion http://www.youtube.com/watch?v=DYC9FXKUkQc&list=UUg0nfT0AjMj2h4Ere_stUhw
  • Un Riojano: Interesante artículo, no puedo si no poner en duda la capacidad geográfica del autor teniendo en cuenta que "la ...
  • Cooking Ideas via Facebook: https://www.meneame.net/story/bienvenidos-laponia-iberica-zona-mas-despoblada-europa


Últimos Tweets

Newsletter Cooking Ideas

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone