Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

¿Cómo afectarán los virus a los objetos conectados a la internet de las cosas?

1-2

Los virus informáticos ya no solo tienen a los ordenadores y a los dispositivos móviles entre sus víctimas, sino que también ahora lo son los objetos conectados a la llamada internet de las cosas. Neveras, termostatos y demás catálogo de productos con una conexión on-line también pueden sufrir el ataque de algún ciberdelincuente para hacerse con su control o con el de nuestros datos. De acuerdo a un estudio de Cisco, en 2020 podría haber hasta 50.000 millones de objetos conectados a la Internet de las cosas. Así, los expertos en ciberseguridad tendrán que ponerse las pilas para lograr atajar todos los problemas que este ejército de dispositivos remotos puedan traer consigo. Mientras tanto, los usuarios también tendremos que poner de nuestra parte.

El riesgo es tal que, a día de hoy, ya existen virus especialmente diseñados para esos objetos que conforman la internet de las cosas. Por ejemplo, en 2013 surgió un gusano, Darlloz, que podía infectar descodificadores, cámaras y routers ejecutables con Linux. El problema se solucionó con un parche, pero a los expertos les preocupaban aquellos aparatos que no se actualizaron. Era solo el comienzo.

Si un virus afecta a un objeto de la internet de las cosas, el atacante puede hacerse con el control de este e incluso hacer que forme parte de una red que envíe un volumen masivo de tráfico a una web o servicio, de manera que lo haga caer. Es lo que se conoce como ‘distributed denial of service’ o DDoS. Es, precisamente, lo que sucedió hace solo unos meses, cuando un ataque masivo se sirvió de objetos conectados para tumbar el acceso mundial a plataformas como Twitter o Spotify. Entre los ‘botnets’ (redes que propagan virus por objetos) específicos para la internet de las cosas se encuentran BASHLITE (que ya ha infectado a más de un millón de objetos), Lizkebab y Gafgyt. Este último infectó a otro millón de dispositivos el pasado mes de agosto. En definitiva, este tipo de ciberataques , precisamente, ya no son algo remoto.

Parecido a Gafgyt es Mirai, un troyano en el que muchos tienen puestos sus ojos ahora. El objetivo de Mirai es atacar esos objetos cuyos dueños no han cambiado la contraseña por defecto. Una vez infectado, el atacante puede usarlo para lanzar ataques DDoS o difundirse a otros dispositivos. Su descubridor cree que los principales objetivos son los grabadores de vídeos digitales (DVR) y las cámaras IP (aquellas que mandan las imágenes a internet sin necesidad de un ordenador).

cámara

Los expertos no descartan que estos ataques se repitan pronto. Mordechai Guri, directivo científico de la empresa de ciberseguridad Morphisec, lo resume así: “Los dispositivos de la internet de las cosas son en general la plataforma perfecta para emitir ataques DDoS”. De acuerdo a Guri, es más fácil que un virus penetre en ellos por sus periodos de inactividad o porque, debido a su complejidad y diversidad, no suelen tener antivirus instalados. Así, los atacantes pueden difundir los virus con facilidad “sin ser detectados durante mucho tiempo”. Además, a diferencia de los PC ordinarios, es bastante difícil retirar el ‘malware’ de la internet de las cosas.

Un virus en los objetos conectados no solo puede servir para atacar a otros servicios web. Una vez que infecte al aparato, el atacante puede hacerse un retrato robot sobre los miembros de la casa. Por ejemplo, a qué hora se encuentran en ella, cuántos miembros hay, sus hábitos alimenticios según lo que esté dentro de la nevera…

casa

Y no solo se podrán atacar con virus. De hecho, investigadores españoles ya han avisado de que por apenas 300 euros es posible hacerse con el control de toda una casa conectada. Raúl Siles, de la empresa de análisis de seguridad DinoSec, demostró en el congreso de informática Rooted CON de Madrid que es posible hacerlo con un sistema llamado ‘Software-Defined Radio’ o SDR (radio definida por ‘software’), que permite interceptar desde el ordenador señales de radio de distintos tipos. Al analizar esas señales, se puede mandar información al aparato sin necesidad de pasar por el teléfono móvil del propietario. Así, conociendo las señales se podría, por ejemplo, abrir o cerrar un cerrojo conectado o suplantar al termostato conectado a la caldera y engañarlo con la temperatura de la casa.

Hora de protegerse

Ante este panorama, y teniendo en cuenta que todas las perspectivas apuntan a un aumento del número de objetos conectados, solo cabe prepararse y, para ello, primero hay que preguntarse cómo defenderse de los ataques. Los expertos apuntan varias claves, como el uso de protocolos seguros para comunicarse a través de la Red o la instalación de los últimos parches y actualizaciones.

El objetivo es que no haya que temer que llegue el día en el que un coche inteligente o una casa conectada terminen infectados por un ‘ransomware’ (un virus que te pida un rescate a cambio de ‘liberar’ tu objeto) que te diga: “Paga dos bitcoines si queres recoger a los niños de la guardería a tiempo o volver a tu casa”.

Rodearse de los mejores productos de seguridad, como Vodafone Secure Net, ayudará a hacer frente a las amenazas más malévolas, tanto de la internet de las cosas como del resto de dispositivos de casa conectados a la red móvil de Vodafone, protegiéndote así de cualquier tipo de ataque. Es todo un reto, pero no es imposible: tu hogar conectado puede ser un lugar seguro.

Con información de Genbeta, Volico, FutureStructure, TecnoXplora, information age, Muyseguridad.net. Imágenes de Yuri Samoilov, Pixabay y Pexels.

Mientras te proteges puedes leer estos temas:

Diez tecnologías imparables que pronto formarán parte de tu cuerpo

Diccionario para contratar fibra óptica: simetría, FTTH y otros términos que debes comprender

¿Sabías que Skype nació en Estonia? Bienvenido a la república exsoviética de la tecnología

En este curioso pueblo chino todo el mundo invierte en bolsa

Comentarios: 1

Posts Relacionados

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: Los virus informáticos ya no solo tienen a los ordenadores y a los dispositivos móviles entre sus víctimas, sino que también ahora lo son los objetos conectados a la llamada internet de las cosas. Neveras, termostatos y d…

Trackback Bitacoras.com | enero 9, 2017 | 12:02 pm

Leave a comment

Nombre (requerido)

Comentario

Lo más visto

  • día
  • semana
  • mes
  • todos los tiempos

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone