Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Las matemáticas demuestran que conduces mal y las ‘apps’ han llegado para salvarte

Es prácticamente una de las primeras cosas que te enseñan en la autoescuela: hay que mantener una cierta distancia de seguridad con el coche que va delante de ti. De no hacerlo, y en caso de tener que frenar con brusquedad, podríamos chocar con ese automóvil. Dependiendo de la velocidad a la que conduzcamos, tendremos que guardar una mayor o menor distancia. Curiosamente, evitar los accidentes no es la única razón por la que habríamos de calcular la separación entre vehículos: los atascos se podrían solucionar con ese simple gesto. Y para que no nos pongamos a echar cuentas para calcular los metros como en el famoso meme, hay aplicaciones que nos ayudan a mejorar nuestros hábitos al volante.

De acuerdo a un estudio matemático del MIT, no respetar la distancia de separación recomendada lleva a ocasionar, irónicamente, más atascos. Lo ideal sería mantener la misma distancia entre el coche que tenemos delante y el que tenemos detrás, aunque conseguirlo con este último es difícil. Y por supuesto, no valdría con que lo hiciéramos nosotros, sino también el resto de coches del mismo carril. Si se cumpliera, es decir, si la distancia fuera continua y no excesivamente grande, los atascos no se llegarían a producir.

No obstante, los conductores no pueden estar calculando constantemente la distancia que hay detrás y delante del vehículo. De momento, algunos coches ya tienen una tecnología de control de velocidad, con el fin de que se encuentre siempre a la distancia óptima, que varía según la velocidad a la que circulemos. Aun así, todavía es necesario que cada vez más coches tengan este tipo de sistemas. Quizá en el futuro eso sea posible gracias a los vehículos autónomos o semiautónomos, que pongan automáticamente la distancia necesaria gracias a sus sensores.

Mientras estos vehículos inteligentes llegan, las ‘apps’ actuales también nos ayudan a que conduzcamos mejor, tanto optimizando las rutas como a la hora de recordarnos que nos estamos pasando de velocidad o que hemos frenado de una forma demasiado brusca. Con ellas, no solo evitaremos los atascos, sino que seremos unos ases del volante.

‘Apps’ para mejorar la ruta

Las primeras son unas clásicas de estos menesteres: Google Maps y Apple Maps. Especificando el punto de llegada y el punto de partida, la ‘app’ nos da la mejor ruta, incluso cambiando según el momento del día. ¿Cómo consigue esto? Sus servidores tienen los datos de miles de teléfonos móviles que pasan por esas carreteras a cada instante. Según el tiempo que los ‘smartphones’ pasen en esa carretera, la ‘app’ hace sus cálculos para futuros usuarios. De este modo, si prevé que pueda haber atascazo, tú puedes retrasar o adelantar tu viaje y no ser partícipe de ese embotellamiento o, simplemente, cambiar de ruta. Incluso es posible recibir alertas de tráfico con el estado de las calles y rutas alternativas.

Irónicamente, nosotros también podemos mejorar nuestra conducción mejorando el trabajo de las ‘apps’, porque otra opción es que, de tanto como haces esa ruta, la conozcas mejor que las propias aplicaciones. En ese caso, puedes programar una ruta personalizada. Incluso si ves que una de las rutas alternativas que te ofrece (marcadas en un color diferente a la sugerida por la ‘app’) tiene una diferencia de apenas unos minutos y sabes que el tráfico se puede incrementar por la principal, desvíate.

En el caso de Google Maps, también es posible comprobar la situación del aparcamiento en un punto determinado de ciertas ciudades. Pulsando en él, comprobaremos si es limitado o amplio. Esto también ayudará a no dar vueltas sobre un punto en concreto para encontrar un sitio y, con ello, ahorrar combustible y una eterna conducción.

Estas aplicaciones también permiten recordar dónde hemos aparcado, si es un lugar que no aparece bien señalizado en el mapa. Así, una vez dejemos estacionado el coche, hemos de presionar la pantalla sobre el punto de llegada y guardarlo con un nombre que nos permita identificarlo (en Apple Maps se guardará en Favoritos). Luego, tan solo tendremos que activar la ‘app’ que usemos e ir en busca de ese punto, que en Google Maps puede aparecer con la P de ‘parking’.

Otra alternativa para mejorar la conducción es ser partícipe de una comunidad, como propone la ‘app’ Waze (iOS y Android). En ella se incluye información sobre el estado del tráfico en múltiples vertientes: si se ha producido un accidente, si hay obras… Funciona en tiempo real y, si sabe por sus datos que el tráfico se está ralentizando en tu ruta, te propone otra. En su base de datos existe incluso información de las estaciones de servicio con la gasolina más barata.

Si no quieres estar mirando todo el tiempo la pantalla del móvil mientras conduces, una opción muy futurista (y nocturna) es la ‘app’ Sygic (iOS y Android), que proyecta en el parabrisas las instrucciones para circular. Se programa la ruta en el móvil, se coloca este en el salpicadero ¡y a conducir!

Por otra parte, si no te fías del GPS de tu móvil, existen algunas herramientas con las que comprobar que funciona a la perfección. La ‘app’ GPS Status & Toolbox (iOS y Android) calibra la brújula del interior del dispositivo y te indica los satélites que hay en ese momento en funcionamiento o el estado de la señal. Una vez hecho, se reinicia el móvil y funcionará mejor en cuanto a localización.

Precaución, amigo conductor: te lo dice la ‘app’

Una vez que conoces la ruta, te pones en marcha. Pero cuidado con los frenazos o con exceder la velocidad permitida. Si temes tu propia forma de conducir, tu ‘app’ es Life360 (iOS y Android). Esta herramienta lleva los círculos de amigos o familiares a lo digital y permite estar en contacto con ellos para que sepan que has llegado bien a tu destino. En caso de que tengas un accidente o te pase algo en la carretera, te ayuda a avisar a tu aseguradora. Es capaz incluso de detectar los choques y llamar al servicio de emergencias si hace falta.

Por si todo esto fuera poco, cuando termines tu ruta Life360 te hace un informe de todo el recorrido y te dice incluso si has pegado algún frenado brusco o has excedido los límites de velocidad y en qué lugares. Esto ayuda, y mucho, a aprender a conducir. También, a evitar multas.

Como pocas cosas hay que nos hagan menos gracia que una multa de tráfico, podemos tener en cuenta los informes de Life360 o aprovechar el potencial de otras aplicaciones. Es el caso de Coyote (iOS y Android). La ‘app’ avisa de radares y del estado del tráfico de las carreteras europeas. Además, te recuerda cuál es el límite de velocidad en cada tramo o cuáles son las condiciones meteorológicas peligrosas que podrían afectar a tu manejo del volante, sin olvidar un clásico ya: recomendar rutas para llegar a tu destino. Gracias a esos avisos tendrás más presente cómo pones el pie en el acelerador. Coyote está formado por una comunidad de cinco millones de usuarios que aportan información sobre las vías por las que pasan, por lo que su fiabilidad es muy alta. Las alertas son filtradas y luego confirmadas antes de emitirlas.

Gana puntos como guía local

Y después de conducir mejor que un profesional, toca recibir una recompensa. Si has valorado en Google los comercios o restaurantes que se encontraban en tus rutas (algo que ayudará a futuros usuarios que utilicen ese recorrido), obtendrás puntos que te harán ganar pequeños regalos, como almacenamiento extra en Drive o invitaciones a eventos que organicen otros ‘guías’.

Con todas estas soluciones y aplicaciones no te hará falta regresar a la autoescuela para aprender a conducir mejor y te convertirás en un conductor seguro y responsable. Y recuerda que además muchas de ellas puedes utilizarlas sin gastar datos de tu tarifa de móvil gracias a Vodafone Maps Pass, pues incluye apps de tráfico y mapas como Google Maps, Google Earth, Here, Tomtom, iCoyote o Waze por solo 3 € al mes. Para todo lo demás, ya sabes: precaución, amigo conductor.

Con información del RACE, Gizmodo, BBC y El Androide Libre, Imágenes de PixabayPexels y Sygic

Historias que puedes leer en medio de un atasco:

– El tráfico autónomo dependerá de las matemáticas

Los trapos sucios de los maestros de la literatura que no te contaron en el colegio

El grave sobrepeso de las ‘apps’: solo las 30 más famosas ya ocupan tus 16 gigas

Videojuegos de los 90 que ojalá resucitasen como el PC Fútbol

Comentarios: Sé el primero

Posts Relacionados

No comments yet.

Leave a comment

Nombre (requerido)

Comentario

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone