Logo Vodafone

Compartir en:

El artista-boxeador que pinta a puñetazo limpio por influencia de su novia

boxeador

El arte contemporáneo no entiende de métodos ni estilos. Si en épocas pasadas cualquiera podía diferenciar una obra de arte de algo que intentaba serlo, en pleno siglo XXI cualquier cosa puede ser merecedora de recibir tal calificativo. Si antaño los grandes pintores podía pasar del más pulcro clasicismo a las más atrevidas composiciones (como el propio Picasso reconocía), ahora son pocos los artistas que suelen experimentar esa supuesta ‘involución’. Si no que se lo digan al púgil holandés Bart van Polanen Petel, que crea sus obras a base de puñetazos.

Alumno del mismísimo Joe Frazier, uno de los pocos hombres que fueron capaces de mandar al gran Muhammad Ali a la lona, Van Polanen no se sintió atraído por el arte hasta que conoció a Nonie Buijze, su novia. Esto ocurrió cinco años atrás. “Yo quería entender la pasión de la mujer que había puesto mi mundo patas arriba, así que contemplábamos arte moderno y lo comentábamos”, explicaba el boxeador. “El amor me hizo ver ‘detrás’ de una pintura abstracta. Me hizo ver lo que antes no vi».

boxeador_1

Así fue como se decidió a convertir una parte de su gimnasio en Tilburgo (Holanda) en un estudio de arte. “En lugar de aplastar huesos y romper dientes, uso mis puños para crear”, apunta este púgil. Para ello, coloca un lienzo alrededor del saco de boxeo, baña sus guantes en pintura de distintas tonalidades y comienza el espectáculo.

https://www.youtube.com/watch?v=KZIF-nCMZac

Los ganchos, los directos, los ‘uppercuts’, los ‘jab’, los golpes de izquierda y de derecha se suceden, al tiempo que Van Polanen deja que sus emociones afloren y queden plasmadas en su obra. Aunque cueste ver algo más allá de una amalgama de colores, él asegura que la ira, el miedo y la agresión quedan reflejados sobre el cuadro. “Lo que queda es un eco de la bestia que llevo dentro”, afirma el boxeador holandés.

Este peculiar artista considera que el verdadero misterio de la técnica que emplea, bautizada como ‘paintboxing‘, reside en el proceso de creación de las obras y no tanto en el resultado final. De hecho, reconoce sin ningún tapujo que cuando se pone delante del lienzo no tiene ningún concepto en mente. Es más: si lo tiene, no arranca . “Una vez que empiezo a pensar en lo que estoy viendo frente a mí y lo que, por ejemplo, haría que la pintura se viera mejor, tengo que parar”, asegura.

Eso sí, al igual que cualquier artista al uso, Van Polanen ha desarrollado la capacidad de manejar su técnica para combinar los golpes con la interacción de colores que quiere conseguir. Lo que sí tiene bastante fácil es homenajear a los grandes púgiles de la historia con algunas de sus obras, algo que ya hizo con su cuadro dedicado al que muchos consideran el mejor boxeador de todos los tiempos, el inigualable Muhammad Ali.

https://www.youtube.com/watch?v=78wex8yzeb4

El negocio del gimnasio no sabemos si marcha por buen camino para Bart, pero en el corto periodo de tiempo que ha destinado a la pintura ya ha hecho caja con la venta de varios de sus lienzos, que por otra parte no son precisamente asequibles para todos los bolsillos. No obstante, el verdadero sueño de Van Polanen no es otro que exponer sus obras en los museos de todo el mundo.

boxeador_2

Tan bien le ha ido a este boxeador holandés que todo un campeón de los pesos pesados como Wladimir Klitschko ha seguido su ejemplo para dar el salto del ring al ‘paintboxing’. El doctor Steel Hammer, como algunos lo conocen, ha colaborado con la firma Monotype para crear una nueva tipografía utilizando sus puños y su fuerza bruta. En lugar de dejarle la cara hecha un cuadro al rival, creó una nueva letra que, además, podemos descargar y utilizar en nuestro ordenador.

———

Con información de The Huffington Post, Oddity Central, Paintboxer.com y Esquire

¡Segundo asalto!

La cara al óleo de John Heenan después del combate que cambió el boxeo para siempre

Vuelve la lucha a ‘muerte’ entre robots que estremeció a Homer Simpson

Enviar correos iracundos no sirve para desahogarse (de hecho, te pone más furioso)

Cómo meter a 30 sumos en un avión y que todos salgan en la foto

Compartir en: