Logo Vodafone

Compartir en:

Olvídate de subir escaleras: este ascensor funciona con tu propia fuerza

escaleradef

Son muchas las predicciones que vaticinan que, a no mucho tardar, los edificios tendrán que crecer únicamente en altura, porque no quedará espacio en las ciudades donde construir. Y cuando nos veamos viviendo en edificios gigantescos, los ascensores serán nuestro mejor aliado. Con un claro inconveniente: el gasto energético que entrañan (que no es poco) y su repercusión en el medio ambiente. Para evitar que no quede otra solución que recurrir a las escaleras para llegar a nuestro piso, un equipo de diseñadores holandeses ha pensado que lo mejor será caminar en vertical.

El proyecto Vertical Walking, ideado por el Rombout Frieling Lab y presentado ahora en la Semana del Diseño Holandés de Eindhoven, nos permitirá subir distintas plantas de un edificio sin necesidad de utilizar ninguna máquina impulsada por la electricidad. Tan solo necesitaremos la energía que produce nuestro cuerpo. Eso sí, no hace falta tener unos músculos de campeonato ya que, según sus creadores, solamente se requiere el 10% de la fuerza que utilizamos para subir un tramo similar de escaleras.

https://vimeo.com/181914887

Se trata de una estructura en la que, gracias a muelles, correas y poleas, nos vamos impulsando para que, primero la parte superior de nuestro cuerpo y luego el tren inferior (y viceversa cuando vamos hacia abajo), vayan ganando altura. Tal y cómo se puede apreciar en el vídeo, basta con agarrarse a los barrotes que hay situados a un lado y otro del asiento y empujar (bien hacia arriba, bien hacia abajo, si vamos a subir o a descender un nivel). Para ello, se debe de modificar el mecanismo en función de la dirección en que vayamos, para que así las poleas y los muelles se ajusten a nuestro impulso.

Sus creadores aseguran que es tan sencillo y que ofrece tantas posibilidades que, salvo una persona con discapacidad física que tenga que utilizar silla de ruedas, cualquiera puede utilizar este peculiar ascensor manual. El prototipo, que ha estado recientemente instalado en la Bienal de Arquitectura de Venecia, en Italia, ya lo han podido probar distintos usuarios. Desde Angelica, que sufre esclerosis múltiple, hasta Abiodun, un joven nigeriano manco. Ambos pudieron utilizar Vertical Walking para subir de una planta a otra, sin ningún inconveniente. Es más, hasta las personas mayores, que siempre evitan las escaleras, podrán utilizar este sistema.

Si es cierto que las ciudades tienden a crecer hacia las alturas, sin duda está será una solución eficaz y económica para afrontar ese cambio o vivir con más comodidad en una casa de dos plantas. No será necesaria una gran instalación, con un pesado motor, una estructura de cables de acero y una gran cabina, para que se pueda subir de una planta a otra.

Además, ya que este sistema requiere de poca energía humana, al usarlo nuestras rodillas sufrirán presumiblemente menos que usando unas escaleras. Una de las dolencias que muchos traumatólogos aseguran tratar son los dolores de rodilla: ya estén provocados por una u otra circunstancia, lo cierto es que el ejercicio de subir las escaleras puede ser una de las causas o, en otros casos, agudizar el problema que sufrimos en dichas articulaciones. Así, quizá caminando en vertical podamos minimizar esa dolencia que tanto jóvenes como ancianos padecen en la actualidad.

escaleras2

Eso sí, si bien aquellos que tienen pánico a los ascensores no cambiarán de parecer con Vertical Walking, entre aquellos otros que no sentían temor alguno quizá cambien las cosas. Aunque solo se trata de un prototipo, lo cierto es que ascender viendo cómo nuestros pies se distancian del suelo sin más protección que la fuerza de nuestros brazos puede asustar a más de uno. Y no es para menos. En caso de sufrir de vértigo, el trago de subir en un ascensor donde no ves la altura será más llevadero. Además, no sería de recibo subir al piso 42 de un edificio alto caminando en vertical. Al menos, no para todo el mundo.

escalera-principal

Aunque, claro, quién sabe si, para cuando inventos como este lleguen a nuestro día a día, utilizaremos los ascensores directamente para subir al espacio. Puede parecer descabellado, pero la Agencia Espacial Internacional hace tiempo que promovió diferentes concursos para que los más intrépidos inventores presenten sus propuestas para transportar material hasta allí sin necesidad de utilizar transbordadores. Según sus cálculos, los ascensores espaciales son muchos más rentables y seguros.

No descartes que, el día de mañana, para subir a casa baste con un pequeño impulso con nuestros brazos y solo utilicemos el ascensor cuando queramos tener una vista privilegiada del planeta desde el cosmos. No es mal plan, ¿verdad?

————-

Con información de Rombout Design, Terra.org, E-How y Cooking Ideas. Las imágenes de este artículo son propiedad de Rombout Design.

¿A qué piso vais?

Los daneses que han revolucionado los parques infantiles a golpe de arte

El primer ordenador español lo fabricó en los 60 un ingeniero que llegó a ministro

El primer ascensor “cero emisiones” funciona con sol y agua

32 fallos de Matrix en la vida real que demuestran que vivimos en una simulación informática

Compartir en: