Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Un cargador tormentoso: ¿podríamos aprovechar la energía de los rayos?

Compartir en:

Un cargador tormentoso: ¿podríamos aprovechar la energía de los rayos?

Tormenta

Si estamos en un edificio, como el del trabajo o en casa, no hay mucho problema, porque habrá un enchufe cerca en el que cargar nuestro móvil. Sin embargo, ¿qué ocurre cuando estamos en la calle o, peor aún, en medio del campo? Siempre nos queda la opción del cargador portátil, pero eso es solo un parche para ese gran problema del primer mundo que es la duración de las baterías.

Sin embargo, hay esperanza: la ciencia está trabajando para que podamos conjugar la naturaleza y los fenómenos meteorológicos de forma satisfactoria y que podamos cargar el teléfono con la energía de los rayos.

La idea tiene poco de ciencia ficción y puede llegar a ser realidad bien pronto. El profesor Roberto Morandotti y sus ayudantes del Centro de Energía, Materiales y Telecomunicaciones (INRS) de Quebec han descubierto un método para que las descargas eléctricas de los rayos sigan un camino predeterminado y, por tanto, se pueda obtener beneficio de ellas.

No es la primera vez que se baraja esta posibilidad, ya que el control de las descargas eléctricas ha sido estudiado en múltiples ocasiones. Gracias a ello, ya se usan para el desarrollo de motores de combustión, entre otras cosas.

Móvil

Los científicos idearon un experimento en el que se sirvieron de láseres con los que conducir la electricidad por una especie de sendero, que podía ser rectilíneo o curvo. El comienzo y el fin de este camino por el que discurrían los láseres estaban coronados por unos electrodos, que almacenaban o liberaban la energía.

La prueba funcionó, ya que incluso se pusieron obstáculos físicos en forma de objeto durante el camino de láser y este fue capaz de sortearlos. Es más: los sorteaba y retornaba a su forma original.

Láser

No es la primera vez que el láser guía los pasos de la electricidad. Hace unos años, científicos del Ejército estadounidense desarrollaron un arma láser de alta precisión que dirigía los rayos de luz a su objetivo. Estos láseres crearían una especie de sendero artificial por donde podría discurrir la electricidad del ambiente.

Por otra parte, y regresando al ámbito de los cargadores, científicos de la Universidad Nacional de Colombia fueron capaces de capturar pequeñas cantidades de corriente de tormentas en Bogotá, suficientes para utilizar en dispositivos eléctricos de bajo consumo, siempre y cuando se completaran con otras fuentes de alimentación.

Sin olvidar que el experimento de Morandotti fue realizado a pequeña escala, su éxito abre las puertas a que se siga investigando para aprovechar la energía proveniente de las descargas eléctricas provocadas por la naturaleza en todo tipo de ámbitos. De ahí que podamos almacenarla para cargar nuestro móvil e incluso, pensando a lo grande, llegar a dotar de electricidad a nuestra casa de campo. No obstante, no nos engañemos: con lo primero nos conformamos.

Descarga eléctrica

La cantidad de energía que hay en las nubes de una tormenta no es poca cosa: se acumulan grandes cantidades de electricidad que nosotros tan solo percibimos en los rayos y relámpagos. El reto humano consiste en obtener todo su potencial como forma de energía barata.

“Este descubrimiento científico ofrece un potencial significativo y abre nuevos campos de investigación”, dijo Yves Bégin, vicedecano de investigación y asuntos académicos del INRS. Por ello, los científicos deben seguir profundizando en sus posibilidades, pero también en cómo controlar con eficacia esas grandes cantidades de energía para que vayan por un sendero fijado.

Mientras el INRS está trabajando, a nosotros no nos queda más remedio que esperar y cruzar los dedos para que pronto podamos tener una tormenta sobre nuestras cabezas y aprovechar la energía de los rayos para utilizar nuestro cargador.

——————–

Con información de Science Daily, The Spirit Science, Daily Mail, BBC y Muy Interesante. Imágenes de Shutterstock

Más historias de la ciencia:

Científicos de la ficción: ¿a quién confiarías el futuro de la humanidad?

La ciencia de los gestos raros que hacemos con los ojos

Cómo ordenar toda la ciencia del mundo (sin ser Google) y luego vendérsela al diablo

Así será el futuro de España… según la ciencia ficción

Compartir en: