Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Por qué el móvil de tu abuelo necesita una protección aún más robusta

Como cada año, con el último día de noviembre se celebra el Día Internacional de la Seguridad Informática, por lo que toca tomar aún más conciencia de que existen ciertos peligros en la Red que debemos conocer, sí o sí, para poder esquivarlos y no acabar lamentándonos más tarde. Y de la misma forma que nuestros mayores eran (y son) los encargados de guiarnos en el mundo real, nosotros tenemos la labor de echarles un cable para que aquellos que se atreven a zambullirse en el mundo de internet no acaben mordiendo el anzuelo de algún ciberdelincuente que intente timarles para hacerse con su dinero o sus datos.

Durante los primeros pasos de internet parecía que estas generaciones no lograrían adaptarse a ese nuevo medio que conectaba todo el mundo en un par de clics. Sin embargo, lo cierto es que en los últimos años el uso de internet se ha disparado entre personas mayores de 60 años. Los abuelos también están integrados en una sociedad cada día más digitalizada y virtual, algo que confirma un estudio de Pew Research, según el cual el 67% de las personas mayores se conecta a la Red a día de hoy. Sin ir más lejos, mientras que en el año 2000 sólo un 2% de este segmento poblacional utilizaba las redes sociales, el año pasado se registró un 34%.

De la misma forma que cada vez son más los mayores que reúnen el arrojo para tratar de entender cómo funciona un ‘smartphone’ o cómo hacer ciertas actividades en internet, los datos demuestran que también se han convertido en el blanco preferido de quienes planean los ciberataques. Según un estudio realizado en Reino Unido, el 73 % de las personas mayores de 45 años que habían sido entrevistadas y que tenían acceso a internet reconocieron que habían sufrido algún intento de estafa por correo electrónico. De ellos, el 6 % cayeron en la trampa. El estudio también destaca que la experiencia de ser atacado por correo electrónico es un 22 % más común en este grupo de edad que por teléfono.

Por este y otros motivos, nuestros mayores deben de conocer las herramientas que existen para así no caer en un ataque de ‘phishing’ o evitar descargar en sus dispositivos ‘apps’ falsas, que solo tienen la intención de hacerse con sus datos. En particular, el robo de ciertos datos puede resultar fatal. Sin ir más lejos, cada día resulta más cotidiano realizar ciertas transacciones bancarias a través de plataformas de internet. De hecho, un estudio detallaba que el 90% de los ancianos encuestados acostumbraba a realizar distintas acciones bancarias sin necesidad de ir a la sucursal.

Esta situación, que para otros colectivos ya supone un cierto riesgo, resulta mucho más peligrosa para los mayores de la casa, puesto que desconocen hasta dónde pueden llegar las artimañas de los ciberdelincuentes. Y claro, pueden que alguien recurra a internet para hacerse pasar por una persona de confianza y un novato en estas lindes les acabe entregando cierta información de vital importancia.

La preocupación por la privacidad en Facebook

De hecho, las suplantaciones de identidad en las redes sociales están a la orden del día. Según los últimos datos recabados por la compañía Better Business Bureau, una nueva táctica utilizada por los ciberdelincuentes es clonar cuentas falsas de Facebook de amigos de personas mayores para luego contactar con ellos haciéndoles creer que son realmente uno de sus conocidos. Sin ser esta una operación extremadamente sofisticada, y puesto que son muchos los ancianos que no saben siquiera que esto pudiera hacerse, entablan conversación y puede crearse una confianza tal que acabe camuflando una estafa.

Y ya hay casos que lo demuestran. Una señora mayor estadounidense contaba en ese estudio que perdió 500 dólares (420 euros al cambio actual) cuando alguien se hizo pasar por un amigo de la familia y, a través de Facebook Messenger, la convenció de que podría conseguir dinero gratis del gobierno si contactaba con la empresa encargada de poner en marcha un programa de ayudas y le enviaba la cantidad que estaban pidiendo para iniciar los trámites. Por lo tanto, uno de los talones de Aquiles de los abuelos es su privacidad, que se suele encontrar demasiado expuesta y al alcance de delincuentes que realizan operaciones sofisticadas de usurpación de la identidad.

Lo cierto es que la mayoría de información sobre privacidad en las redes sociales está un poco escondida y con demasiado texto, lo que puede ser confuso incluso para los que crecimos ya navegando en la Red. Por ello es importante ayudar a los mayores con estas configuraciones y explicarles cómo funcionan los más típicos ciberataques y las estafas más habituales de la Red. Para ella no solo debería darse más información sobre el ‘malware’ que se distribuye a través de anuncios y otros tipo de trampas que sí son conocidas por el resto de usuarios más jóvenes, sino que las propias redes sociales como Facebook deberían desarrollar y compartir guías más asequibles y manejables sobre la privacidad y cómo protegerse.

¿Por qué son más vulnerables nuestros mayores?

Además, al conocer estos casos y sentirse tan desamparados, los abuelos también pueden acabar por recurrir a las personas equivocadas para que le echen un cable. Sin ir más lejos, en Estados Unidos ya se han detectado casos de la ‘estafa del soporte técnico’ en la que falsos operarios de Microsoft se ponía en contacto con ellos vía telefónica para informarles, muy gentilmente, de que su ordenador “había sido pirateado”. Para solucionarlo, hacían a la víctima seguir sus indicaciones para poder acceder al ordenador y tomar el control de la máquina. En 2014, utilizando esta táctica, lograron estafar a los ancianos nada menos que hasta 120 millones de dólares (101 millones de euros). Además, se trata de un tipo de delito que suele quedar impune y la justicia solo es capaz de recuperar un pequeño porcentaje de las pérdidas.

Existen muchos factores por los cuales los abuelos son especialmente propensos a sufrir estos ciberataques. Suelen ser considerados personas confiadas y educadas que responden habitualmente a las llamadas de teléfono o a los mensajes que reciben a través internet. Además, por su edad tienen menos probabilidades de ser buenos testigos durante un juicio, según el mismísimo FBI. Aunque según los datos del FTC (Agencia Federal de Comercio Estadounidense) las denuncias de gente mayor han crecido en los últimos dos años, la realidad es que muchos de los casos terminan sin ser denunciados. Esto se debe a que muchas de las personas estafadas se sienten avergonzadas por haberse dejado engañar y, a menudo, no buscan una reparación e incluso no les llegan a contar a sus familiares nada de lo sucedido.

Sin miedo en la Red

No quiere esto decir que nuestros mayores no puedan acceder a internet y utilizar WhatsApp para hablar con sus familiares y amigos de forma habitual. Ni mucho menos. De hecho, lo cierto es que este puede ser un buen recurso para hacer más llevadero su día a día. Sin duda, el hecho de que nuestros mayores estén pululando por webs al igual que el resto de la familia es una buena noticia. Algunos estudios indican que las redes sociales han ayudado a este sector de la población a sentirse menos solos y más informados. 

En definitiva, la llegada de internet ha sido una forma de mejorar su calidad de vida en términos generales. Sin embargo, al ser más vulnerables a los peligros que entraña la Red debemos de dotarles de conocimiento suficiente y herramientas para que ellos mismos puedan aprovechar las ventajas de estar conectados sin que por ello corran el riesgo de convertirse en el blanco de un ciberataque.

A día de hoy existen multitud de cursos gratuitos tanto en internet como ofertados por los ayuntamientos de las distintas ciudades para que incluso los abuelos puedan compartir tiempo con sus nietos, mientras pequeños y mayores aprenden los peligros que se pueden encontrar en la Red. De la misma forma, autoridades como la Guardia Civil en España han puesto a disposición de los mayores consejos para evitar todo tipo estafas a través de internet. Premisas que para los más jóvenes están a la orden del día, tales como no compartir claves secretas de nuestras cuentas bancarias o no confiar en los supuestos chollos que podemos encontrar en las tiendas ‘online’, y que nuestros mayores no saben que entrañan un terrible peligro para su propia seguridad.

Para ello, el resto de la familia juega un papel fundamental. Desde la nieta más pequeña hasta el tío más mayor, todos tendrán las nociones básicas sobre cómo navegar por la Red sin acabar lamentando haber hecho algún que otro clic. Nosotros tendremos que ser sus guías y, sin asustarles, indicarles que mejor no acceder a contenido sospechoso, que lo mejor es no fiarse de todo lo que vean (como ellos nos decían de pequeños) o que si alguien les pide dinero lo ideal es no hacerle caso. Así, tanto usuarios de ‘smartphone’ como internautas deben evitar dar información sensible a través de correos electrónicos o páginas, a menos que estén seguros de la identidad de quien la solicita. Ni contraseñas, ni información bancaria, ni número de teléfono. Nada.

No obstante, por aquello de que más vale prevenir que curar, lo principal es proteger sus dispositivos con un buen sistema de seguridad que les ahorre sustos, como Vodafone Secure Net. Con esta herramienta, nuestros mayores no solamente evitarán páginas maliciosas o ficheros con algún tipo de ‘malware’ siempre que naveguen por la red de Vodafone, sino que además al no necesitar ninguna instalación ni un mantenimiento en el móvil, ya que todo se hace a nivel de red, su uso es muy sencillo. Así, podremos estar al tanto cuando nos necesiten y nos aseguramos que naveguen seguros por internet.


Con información de Aviva, 20Minutos, Wkyt, DailyDot y Educaweb. Las imágenes de este artículos son propiedad, por orden de aparición, de Garry Knight, Wikipedia (y 2), y Pixabay

Toda precaución es poca:

– Mitos y leyendas sobre la internet oscura: ¿qué se esconde de verdad en la ‘dark web’?

– Cómo evitar que te cuelen una ‘app’ peligrosa cuando intentas instalar lo último de WhatsApp

– Cómo evitar que secuestren tu ordenador o ‘smartphone’ para minar Bitcoin y otras criptomonedas

– Descubren cómo ‘hackear’ los enlaces en Facebook para tenderte una trampa

Comentarios: Sé el primero

Posts Relacionados

No comments yet.

Leave a comment

Nombre (requerido)

Comentario

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone