Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

¿Cómo puede un astronauta rascarse la nariz con el casco puesto?

El casco de un astronauta protege a su portador de varios elementos en el espacio, como pueden ser micrometeoritos, radiaciones ultravioleta y también de la radiación infrarroja. Pero al igual que protege la cabeza, también impide acceder a ella para, por ejemplo, rascarse la nariz.

Durante las primeras misiones de la NASA, desde el Apolo 11 al Apolo 16, se pensó que este era un problema a tener en cuenta para, por ejemplo, evitar estornudos imprevistos. Así que los ingenieros también pensaron en una curiosa forma de abordarlo: incorporando un trozo de velcro pegado en el casco por dentro para que ejerciera las veces de “rascador de narices”, para que el astronauta pudiera frotarse en caso de un picor repentino y evitar así poner en peligro la viabilidad (o mejor habría que decir visibilidad) de la misión.

Así es, el bendito velcro fue un impagable compañero en los comienzos de la exploración espacial, como se puede observar en la fotografía que abre este post, correspondiente a la carcasa protectora del casco del astronauta Buzz Aldrin, la segunda persona en pisar la Luna y alguien que bien podría haber dicho aquello de “un pequeño paso para el velcro, un gran paso para la Humanidad”, pues su traje estaba lleno de varios metros de estas tiras cuando alunizó con el Apolo 11.

En el caso de la imagen, el velcro estaba por fuera de la carcasa para facilitar el enganche del puerto de alimentación a su casco durante las maniobras en el módulo. Pero además de cerca de la nariz, Buzz Aldrin y otros astronautas también utilizaron tiras de este material en otros contextos.

En la cabina de mando y en los módulos lunares, se utilizaba para asegurar las listas de comprobación y enganchar diversas piezas en los paneles de instrumentos. En la superficie lunar, se utilizó para mantener abiertos o cerrados los bolsillos de los trajes, para enganchar las bolsas de toma de muestras y otros equipos al arnés de herramientas; para asegurar los cables de antena en el Rover o para mantener fijos relojes, espejos pequeños y las listas de verificación a las mangas del traje.

Ah, los muslos de los trajes espaciales también tenían tiras de velcro para que los astronautas puedan fijar sus comidas a su regazo mientras se alimentaban. En ocasiones, los astronautas tenían tanto velcro en sus trajes que hasta tuvieron problemas para separar las piezas más de una vez, quejándose de que había “demasiado” velcro.

Hoy en día el velcro también recubre el interior de los transbordadores espaciales en los sistemas de navegación y los tableros de control, de modo que cuando los astronautas necesitan tener las manos libres pueden utilizar varias líneas de velcro instaladas en el salpicadero y en otros lugares a lo largo de la nave espacial.

Y es que, aunque la NASA no inventó el velcro, este sistema de sujeción textil ganó popularidad en todo el mundo precisamente cuando la NASA comenzó a usarlo profusamente en su programa espacial. Un impagable aval que resultó todo un éxito en la posterior comercialización para el gran público de un invento que nació en 1941, cuando el ingeniero suizo George de Mestral descubrió lo complicado que resultaba desenganchar del hocico de su perro los frutos de algunos cardos Arctium lappa.

Fuente y fotos: Working on the moon. Lessons from Apollo

Vía: Wikipedia

Comentarios: 3

Posts Relacionados

[…] astronauta, rascarse la nariz, casco » noticia original Esta entrada fue publicada en desde cuando por admin. Guarda el enlace […]

[…] Tomado de: https://www.cookingideas.es Se Social, […]

[…] y la propia artista.3, 2, 1…-“Un pequeño paso para el Congo, un gran paso para la Humanidad”-¿Cómo puede un astronauta rascarse la nariz con el casco puesto?-La Mir estuvo a punto de albergar la primera peli porno espacial Comentarios: Sé el […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

Lo más visto

  • día
  • semana
  • mes
  • todos los tiempos

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone