Logo Vodafone

Compartir en:

Ya es posible «copiar y pegar» documentos en papel

Esta tecnología desarrollada por Fujitsu permite interactuar con objetos reales de forma similar a como se hace con las pantallas táctiles. Para ello utiliza un par de cámaras capaces de «ver» los objetos y documentos con las que el usuario está interactuando y seguir el movimiento de las manos y de los dedos.

Utilizando además un proyector puede también superponer y reproducir imágenes sobre la misma superficie.

El principio es similar a otros desarrollos similares vistos en los últimos años, aunque según Fujitsu el suyo puede detectar con gran precisión cuál es la posición de los dedos del usuario y donde está tocando exactamente, y su intención es que el sistema esté disponible comercialmente el año que viene.

Aunque es posible interactuar con objetos provistos de sensores o superficies táctiles, la principal ventaja de utilizar cámaras es que hace que cualquier objeto sea susceptible de utilizarse como elemento interactivo. El sistema puede reconocer el tipo de objeto y ofrecer respuestas determinadas según los gestos o en qué partes se haga contacto.

Aunque el sistema utiliza cámaras comunes y disponibles comercialmente, el software de Fujitsu es capaz de detectar las formas e irregularidades de los objetos al utilizar un sistema de cámaras doble. Esas dos cámaras son las encargadas de detectar la forma y posición de los dedos con suficiente precisión como para detectar cuándo y dónde hacen contactos con los objetos. Es capaz de seguir los movimientos naturales de cada dedo individualmente aunque se muevan a una velocidad de hasta 30 cm por segundo.

El ejemplo de aplicación práctica muestra cómo es posible interactuar con documentos en papel de forma similar a como se haría con documentos en formato digital. El sistema sigue el desplazamiento del dedo sobre el documento y detecta cuando se dibujan formas geométricas en torno a ellos. De modo que es posible «copiar» la parte de la página seleccionada y extraerla —ya en formato digital— del documento.

Posteriormente esos recortes puede «pegarse» y colocarse sobre otros documentos físicos, resultando en un híbrido de objeto real enriquecido con las imágenes proyectadas, de forma similar a como resulta de la realidad aumentada, o convertir todo ellos en un documento nuevo y único, impreso en papel.

También puede existir una respuesta a gestos y acciones sobre los documentos y objetos digitalizados a partir de objetos como notas escritas a mano y manejarlas de la misma forma en que se manejarían en un ordenador o una tableta con pantalla táctil pero sobre una superficie convencional, como una mesa.

Compartir en: