Logo Vodafone

Compartir en:

El cómic más loco de Nintendo: el protagonista odia a Mario Bros y pierde aposta para asesinarlo

super_mario_2

Seas ‘gamer’ o no, personajes como Mario Bros o Zelda te traen a la mente recuerdos de la infancia. Poco importa que, de pequeños, nos hubieran regalado una videoconsola de Nintendo o la tuvieran nuestros amigos y jugásemos a los juegos protagonizados por estos personajes. Casi sin quererlo, hemos seguidos las aventuras de los protagonistas de montones de videojuegos y hemos vibrado con ellos, ya fuera jugando, delante del televisor o con un cómic en las manos.

Desde los personajes de Street Fighter hasta Lara Croft, protagonista de Tomb Rider, muchos fueron los héroes y heroínas que dieron el salto de los cartuchos de las videoconsolas o las pantallas de los videojuegos ‘arcade’ a las páginas de un tebeo o el salón de casa en forma de dibujos animados.

Varias editoriales de cómics alcanzaron acuerdos con los gigantes del videojuego para trabajar juntos e, incluso, desarrollar nuevas tramas en el papel o la televisión. Uno de los acuerdos más curiosos fue el que firmaron en 1990 Nintendo y Valiant Comics para crear Nintendo Comics System, una serie de tebeos protagonizada por los principales personajes de la compañía japonesa.

Estos tebeos llevaron a una nueva dimensión las historias que conocíamos de la videoconsola. Tales fueron los resultados que, incluso, Nintendo llegó a permitir a los dibujante de Valiant que dieran un giro dramático a la trama para crear uno de los cómics más descabellados de la saga: uno cuyo protagonista no intentaba ayudar a Mario a salvar a la princesa, sino que trataba de acabar con él.

super_mari_1

En ‘Super Mario: Tatanga Invades Earth’ se cuenta cómo los enemigos del fontanero italiano consiguen llegar al planeta Tierra para atacar a los humanos gracias a la colaboración de Herman Smirch, protagonista de esta historia. Se trata de un hombre de mediana edad que vive solo en un apartamento de Piscataway, en Nueva Jersey, y que dedica la mayor parte de su tiempo libre a jugar a la Game Boy. Su otro gran pasatiempo es quejarse a su hámster Attila de la situación que atraviesa el mundo en que le ha tocado vivir.

El perfil de este Herman es diametralmente opuesto al de cualquier otro protagonista habitual de un videojuego o un cómic. Normalmente, suelen ser tipos que los niños pueden tomar como ejemplo por su comportamiento con el resto de personajes que aparecen y con el mundo que los rodea. Sin embargo, el señor Smirch niega la limosna a un pobre e incluso roba en la propia tienda en que trabaja. Tal es su potencial maligno que el mismísimo archienemigo de Mario Bros, Tatanga, decide viajar a la Tierra para conquistarla a través de la Game Boy de Herman.

Así, convierte al protagonista en su emisario en la Tierra para abandonar la ficción y atacar con su ejército. Todos los personajes del videojuego que intentaban acabar con el fontanero italiano abandonan la pantalla y siembran el caos en el centro comercial donde está la tienda en que trabaja Herman. Por suerte, Josh y Rick, dos chicos que pasaban por allí para comprar el juego Super Mario Bros caen en la cuenta de que, de la misma forma que Tatanga había abandona la ficción, el héroe del videojuego podría hacer lo mismo.

No desvelaremos el final de la trama por aquello de evitar indeseados ‘spoilers’. Lo que sí podemos contar es que este experimento no acabó del todo bien. Pese a que, como hemos comentado, Nintendo lo vio con buenos ojos y le concedió su sello de aprobación, pronto se dieron cuenta de que por ese camino no iban a llegar a buen destino.

Se editaron algunos números más en los que Herman Smirch volvía a hacer de las suyas. Para contentar a Tatanga, llegó a robar un camión, un avión e incluso secuestró a una chica, protagonizando historias que poco tenían que ver con la línea argumental que habían planteado Nintendo para Super Mario.

El acuerdo con Valiant Comics apenas duró un año y, desde entonces, Nintendo Comic System pasó a la historia de la firma nipona. Un capítulo de sus anales que, si pudieran, probablemente preferirían ver borrado.

—————————-

Con información de Kill Screen Daily, MarioWiki, Wikipedia y ArsTechnica

Jugando, me paso el día jugando, y los vecinos mientras tanto…

Pikachu, Woody, Super Mario… Esculturas ‘pop’ a base de refrescos y latas de cerveza

Diez juegos tan difíciles y adictivos (¡o más!) que el endiablado Flappy Bird

Los videojuegos nos enseñaron a ahorrar entre sonrisas y aventuras alucinantes

Del Daredevil humano al Magneto octogenario: diez tipos de carne y hueso con superpoderes

Compartir en: