Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Recetas, disfraces y otras tradiciones para celebrar San Patricio como un auténtico irlandés

Verde que te quiero verde. El color de la esperanza vuelve a inundar un año más las calles de numerosas ciudades del mundo en honor a San Patricio, el patrón de Irlanda. Disfraces, desfiles, gastronomía y tradiciones han salido ya de la isla británica para convertir cada 17 de marzo en una suerte de celebración anticipada de la llegada de la primavera.

Para que cualquiera pueda disfrutar de una fiesta tan globalizada como esta, se hace imprescindible conocer algunas de las formas más típicas de celebrarlo, así como los porqués de la masiva presencia del color verde y los tréboles. Todo aquel que no quiera perder detalle, que tome nota y apunte alguna idea para vivir un clásico a la par que original día de San Patricio:

Disfraces

Cualquier cosa de color verde es válida para disfrazarse en el día de San Patricio. Ya sean unas gafas con purpurina al más puro estilo Nochevieja o una simple camiseta con tréboles, el requisito imprescindible es el color. Como si te apetece vestirte como si fueras una tortuga ninja o Luigi, el hermano del fontanero más famoso del mundo.

No obstante, hay un clásico en lo que a los disfraces de San Patricio se refiere. Se trata del de ‘leprechaun’, esos pequeños duendes de la mitología irlandesa que, según la leyenda, son traviesos, arreglan zapatos y son expertos en acumular riquezas es vasijas de barro. Aunque lo de ser rico no acompañe al disfraz, un elegante sombrero de copa (verde, claro) y una buena barba te pueden convertir en el mejor ‘leprechaun’ del día. No obstante, siempre se le puede dar una vuelta de tuerca al clásico disfraz, como se ve en la imagen.

De santo (o de croma)

Además, no todo son ‘leprechauns’ en el día de San Patricio. De hecho, cualquier accesorio es válido para la celebración. Precisamente, una barba y una mitra verdes pueden honrar al patrón irlandés, un obispo del siglo V que es considerado el introductor de la religión cristiana en la isla. Y si te apetece vestirte de hombre-croma, es perfectamente viable en un día como este. Viva el verde.

Arreglado pero informal

Sin embargo, puede que prefieras conmemorar el día de San Patricio con algo más solemne. Por suerte, también hay disfraces para ello. De hecho, existen hasta trajes de chaqueta con los que celebrar la festividad del patrón irlandés, mediante el que se ha convertido en un símbolo internacional del 17 de marzo: el trébol. Quizá no sea la mejor opción para pasar por el invitado más discreto de una boda, pero sin duda te convertirá en uno de los más elegantes del día de San Patricio.

Comida típica

Ninguna fiesta que se precie esquiva el delicioso momento de disfrutar de una mesa repleta de manjares; y el día de San Patricio no es menos. Existe todo un abanico de posibilidades que se muestran ante los que quieran meterse en la cocina para ofrecer un menú a la altura de la celebración irlandesa por excelencia: estofado con carne de cordero y patatas o pan casero al estilo irlandés podrán deleitar muchos paladares.

¿Y el postre?

Para terminar la degustación también hay un buen número de opciones dulces que llevarse a la boca: desde ‘cupcakes’ decorados para la ocasión (tan verdes como todo lo demás) hasta clásicos pasteles de manzana o el típico ‘barmbrack’ irlandés (pan con pasas), todos ellos pueden hacer que el postre del día de San Patricio esté a la altura de las circunstancias.

Todo, bien maridado

Una tradición inevitable ante tanta exquisitez culinaria, y más tratándose de Irlanda, es el acompañamiento de estos platos con pintas de genuina cerveza negra. Según la famosa marca Guinness, el consumo de su cerveza se incrementa de una forma notable en el día de San Patricio: se estima que en todo el mundo se dará buena cuenta de más de 13 millones de pintas de cerveza irlandesa.

Un río verde

Y más verde. En la ciudad de Chicago, es tradición desde la década de los 60 del pasado siglo convertir el río homónimo en todo un homenaje irlandés. El organizador del desfile local descubrió que un elemento usado como contraste para identificar fuentes de contaminación en los ríos teñía el agua de verde. Desde entonces, cada día de San Patricio el río Chicago se convierte, durante unas cinco horas, en una enorme masa de agua de ese color. La mezcla química con la que se logra es, a día de hoy, un secreto muy bien guardado, así que quizás lo mejor es evitar hacer experimentos con tu río más cercano.

Cerveza verde

De la mezcla de los dos anteriores puntos surge una curiosa y simpática forma de celebrar el 17 de marzo: beber cerveza verde en el día de San Patricio. Para lograrlo, más allá de acudir a alguno de los muchos ‘pubs’ que ofrecen la bebida coloreada en honor al patrón irlandés, solo tienes que poner unas 5 gotas de colorante alimentario (verde, claro) en un vaso antes de echar la cerveza. Sencillo y visualmente efectivo. Por supuesto, no cambiará el sabor de tu bebida.

El desfile más antiguo

A pesar de tratarse de una celebración eminentemente irlandesa, uno de los eventos más famosos de este día tiene su origen en Estados Unidos. Son los desfiles que surgieron a finales del siglo XVIII, cuando, en plena Guerra de la Independencia, algunos soldados marcharon con música irlandesa por las calles de Nueva York para recordar sus raíces.

Años más tarde, fueron ciudades como Boston, Filadelfia o Chicago las que imitaron un evento que, gracias a la inmigración irlandesa, no hizo sino crecer y extenderse. Así, Nueva York es la cuna de las famosas cabalgatas del día de San Patricio y su origen no fue otro que sentirse precisamente más cerca de la añorada Irlanda.

Siempre con un trébol

¿Por qué tanto verde? ¿Por qué un trébol? Estas dos tradiciones tienen mucho que ver entre sí y, sin ellas, no se entendería el día de San Patricio actualmente. Si el trébol es el símbolo del 17 de marzo es porque se cree que el santo utilizó una de estas hojas para explicar la Santísima Trinidad a la hora de evangelizar Irlanda, hace ya más de quince siglos.

Eso ya justificaría el uso del color verde para todo lo relacionado con el día de San Patricio, pero hay algo más: Irlanda es conocida también como la Isla Esmeralda, en referencia al verde que predomina en sus campos. Así, el verde no es sino un homenaje a la tierra en la que surgió una fiesta que es ya mundialmente conocida.


Con información de USA Today, National Geographic, Betty Crocker, Wikipedia y Telegraph. Las imágenes son de Barnacles Budget Accommodation, jeffreywWikimedia CommonsJana Reifegersteleyla.a y bfishadow.

Que la fiesta no falte nunca:

El superhéroe de carne y hueso que limpia las calles de Tokio (con escoba y recogedor)

Tienen escobas voladoras, ¡pero van al colegio en tren! Diez atentados contra el sentido común en Harry Potter

La escuela para temerarios de GoPro que forma a los ‘youtubers’ más extremos

La moda de llevar dulces al trabajo está causando una epidemia de caries y obesidad

Comentarios: Sé el primero

Posts Relacionados

No comments yet.

Leave a comment

Nombre (requerido)

Comentario

Lo más visto

  • día
  • semana
  • mes
  • todos los tiempos

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone