Logo Vodafone

Compartir en:

El insecto asesino que usa a sus víctimas como armadura

Parece de película de terror pero no lo es. Suena a historia perfecta en la cual algún escritor de cómics se inspiró para inventarse un archivillano de un Superhéroe contemporáneo. Se trata de un insecto llamado *Acanthaspis petax*.

Vive en Malasia, mide menos de un centímetro, es bastante macabro, es súmamente metódico y tiene comportamientos que son dignos del mejor de los asesinos seriales. Inyectan a sus víctimas de una saliva letal que **licua el interior de la presa**, la cual posteriormente absorben. Pero el esqueleto y la parte exterior del cadaver queda relativamente intacto, el cual fija en la parte posterior de su cuerpo, como si de un trofeo se tratase.

¿Por qué? En realidad es un método de protección. **Robert Jackson** y **Simon Pollard** de la **Universidad de Canterbury** hicieron experimentos juntando a dos *Acanthaspis petax* con arañas saltadoras que se suelen alimentar de estos insectos. Una de los bichos estaba cubierto con cuerpos de hormigas y el otro no. La que no llevaba el manto de cadáveres sufrió diez veces más ataques a los que sí. Es un excelente método de engaño a depredadores que no lo identifican como presa.

Pero no solo eso, aparentemente el «exoesqueleto» funciona como una barrera que además de servir para disuadir a depredadores, lo protege de sus ataques. Inclusive, en dado caso, el *Acanthaspis petax* es capaz de desprenderse del manto protector y alejarse inmediatamente del peligro.

Fotos: [H. K. Tang](http://www.flickr.com/photos/ehktang/)

Compartir en: