Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

El procrastinar se va a acabar

Procrastination”, de Lev Yilmaz.

Procrastinar: del latín, posponer, aplazar.

Llevaba varias semanas pensando en escribir este artículo pero siempre lo he ido dejando para más adelante, así que este lunes, víspera del Día de la Raza, puede ser un buen momento para escribirlo. El detonante ha sido la publicación en EEUU del libro “The thief of time (“El ladrón del tiempo”), así como el excelente comentario al mismo que hace James Surowiecki en la revista New Yorker.

Procrastinar es un término que va implantándose progresivamente en el lenguaje porque define de manera sucinta lo que requiere todo un refrán: dejar para mañana lo que puede hacerse hoy. Esa tendencia a creer que en el futuro dispondremos de más tiempo libre que en el presente –erróneamente, como demuestra la experiencia- explica que, por ejemplo, veamos muchas más películas comerciales y ligeras que profundas y comprometidas, por más que nos encantaría ver las segundas. Según un experimento llevado a cabo por el economista George Loewenstein,

“Se pidió a un grupo de personas que eligiera una película para ver esa noche y otra en una fecha indeterminada del futuro. Poco sorprendentemente, la gente escogió comedias y películas comerciales para la noche en curso, pero eligieron películas más serias e importantes para el futuro. El problema es que cuando llegue el momento de ver esa película seria habrá otra nimiedad que nos resultará más atractiva. Y eso explica por qué hay colas para ver “El origen” o “Machete” pero casi nadie entra a ver “Hotel Ruanda” o “Checkpoint rock”.”

Pero la procrastinación no sólo es un factor anecdótico en la taquilla de los cines sino también un nada desdeñable actor en la economía y en la salud. Así, miles de trabajadores pierden grandes cantidades de dinero por posponer excesivamente sus planes de jubilación. Además, el 70% de los pacientes de glaucoma se arriesgan a la ceguera por no usar sus colirios regularmente. Llámese pereza o procrastinación.

Uno de los grandes aliados de la procrastinación es lo que el sociólogo Jon Elster llama “la falacia de la planificación”. Según Elster, tendemos a infraestimar el tiempo que nos llevará realizar una actividad en concreto “en parte porque no tenemos una noción clara de cuánto nos costó ejecutar una actividad similar en el pasado y en parte porque confiamos en escenarios propicios en los que nunca aparecen problemas insospechados”.

Un ejemplo. Puede que estuvieras realizando una tarea en el ordenador cuando alguien te mandó un correo con el enlace a este artículo: “No te pierdas este interesantísimo artículo sobre la procrastinación que acaba de publicar Cooking Ideas”. Pues bien, este escrito es ahora el “problema insospechado” que alargará el tiempo requerido para finalizar tu tarea en 10 minutos respecto al plazo que calculaste.

Comentarios: 2

Posts Relacionados

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: “Procrastination”, de Lev Yilmaz. Procrastinar: del latín, posponer, aplazar. Llevaba varias semanas pensando en escribir este artículo pero siempre lo he ido dejando para más adelante, así que este lunes, víspera de……

Trackback Bitacoras.com | octubre 11, 2010 | 4:22 pm

[…] This post was mentioned on Twitter by Carlos, cooking ideas. cooking ideas said: Nuevo post :: El procrastinar se va a acabar http://bit.ly/bMZwC5 […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone