Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

El Proyecto Imposible empieza a no serlo tanto

Los fundadores del Proyecto Imposible posan en una Polaroid (por supuesto).

“Un día cuando estaba de vacaciones en Santa Fe en 1943 mi hija Jennifer, que entonces tenía 3 años, me preguntó por qué no podía ver la fotografía que acababa de hacerle. A medida que caminaba por aquella encantadora ciudad, intenté resolver el reto que me había planteado. Una hora después ya tenía una idea clara de la cámara, la película y la química requerida para hacer posible una imagen instantánea”.

Edwin Land, inventor de Polaroid, en “Life”, octubre de 1972.

En 1947 Polaroid empezó a vender la primera cámara de fotos instantánea de la historia, la Polaroid 95, uno de los mayores hitos de la historia de la fotografía. Aquellas placas que salían por la ranura inferior de la máquina frisaban lo milagroso: la imagen iba apareciendo desde la superficie amarillenta hasta reproducir fielmente la estampa que acababa de retratar instantes atrás. El proceso puede que resulte vano para un niño nacido en la era de las cámaras digitales pero nos dejaba ojipláticos a los niños del siglo XX.

Fue precisamente la irrupción de la fotografía digital la que hizo tambalearse la esencia de Polaroid: ¿quién necesitaba una cámara instantánea analógica cuando ya todas las cámaras eran de facto instantáneas? En 2007 Polaroid anunciaba que abandonaba la fabricación de sus cámaras y un año después también la de las películas, dejando huérfanos de recambios a miles de aficionados y coleccionistas en todo el mundo.

Ese mismo año, un grupo de nostálgicos decidió asociarse para lanzar el Proyecto Imposible (The Impossible Project), el quijotesco intento de salvar a Polaroid y resucitar así los días dorados de la fotografía instantánea. Entre los impulsores del proyecto están Florian Kaps, director de la Sociedad Lomográfica Internacional, el diseñador Dave Bias y André Bosman, ex empleado de Polaroid. A pesar (o gracias a) el nombre con el que bautizaron el proyecto, el grupo logró comprar la última fábrica que Polaroid tenía en el mundo, ubicada en Enschebe (Holanda).

El primer resultado palpable del proyecto fue el lanzamiento de la nueva película monocromática instantánea, PX Silver Shade, que entronca con el papel clásico (Tipo 40), de tono sepia que Polaroid presentó en 1948. Una película en color está en fase de desarrollo. Los recambios no son baratos (nunca lo fueron) pero probablemente poco importe al  público potencial del Proyecto Imposible, baby boomers acomodados que pueden sentir nostalgia de la Polaroid sin dar por ello la espalda a su flamante iPad.

Como dice Dave Bias en su página personal: “Necesito un mundo donde la gente todavía necesite las Polaroids. Y voy a hacer algo al respecto”.

Comentarios: 3

Posts Relacionados

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Los fundadores del Proyecto Imposible posan en una Polaroid (por supuesto). “Un día cuando estaba de vacaciones en Santa Fe en 1943 mi hija Jennifer, que entonces tenía 3 años, me preguntó por qué no podía ver la foto……

Trackback Bitacoras.com | Junio 29, 2010 | 9:33 pm

Noticias de Tecnologia…

Noticia destacada en Tecnotis.com – El Proyecto Imposible empieza a no serlo tanto…

Trackback Noticias de Tecnologia | Junio 29, 2010 | 10:55 pm

[…] es el target de este capricho con alas? Lo han adivinado: el mismo que el del Proyecto Imposible de Polaroid […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

Lo más visto

  • día
  • semana
  • mes
  • todos los tiempos

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone