Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

¡Es una trilogía, estúpido!

Seguro que más de un inocente (servidor incluido) se sentó el viernes pasado en la butaca del cine para ver la esperadísima precuela de la saga ‘Alien’: Prometheus. Fue en ese momento en que se apagan las luces y arrancan los tráilers cuando, maldito profeta, oyes la voz de un amigo a tu lado que te informa: “¿sabes que va a ser una trilogía no?”.

Menudo palo, resulta que la versión de El Hobbit de Peter Jackson  también será una trilogía. Sucedió lo mismo con la última de Harry Potter, partida en dos. Las de Crepúsculo, cuyo cierre debería salir para este año… parece que Hollywood ha descubierto lo enormemente rentable que resulta dividir películas en trozos y hacerte pagar varias veces por lo mismo.

Si El Señor de los Anillos, un libro de unas 1300 páginas, cupo en tres largas películas ¿no podría el nonato El Hobbit (un cuento de 310 hojas) adaptarse perfectamente en dos?

Las cuentas no salen, para el espectador claro. Ciertos productores de Hollywood deben estar  ahogando el calor de agosto en una piscina de dólares.

Ya me imagino el momento en que nació el monstruo. Recreemos a dos comerciales de ventas, analistas de marketing o similares organizando la promoción de la última superproducción de turno.

Comercial 1: Oye, ¡he tenido una estupenda idea! ¿Qué tal si en vez de sacar la película de una vez la partimos en dos y las estrenamos con un año de diferencia?.

Comercial 2: Mmmmh no sé, la gente no es tan tonta, se van a dar cuenta de que se la intentamos dar con queso.

Co1: ¡Qué va! ¿Acaso no lo hicieron cuando les colamos las mismas versiones de toda la vida reeditadas en Blu-ray? ¿Se echaron entonces a la calle? Pagarán.

Co2: Y les podríamos colar también el merchandising, la publicidad y hasta una serie de dibujos por las mañanas. ¡Va a ser una mina!

Recreaciones mafiosas aparte, parece seguro que alguien nos toma por tontos en la industria del cine. Y les funciona.

Claro que, luego aparece la encuesta anual de turno realizada por una empresa que nada tiene que ver con el lobby audiovisual (ejem) en la que informa que los cines recibieron (again) un x% menos de espectadores. Y protestan, y se extrañan, y cargan contra Internet y suben el precio de las entradas. Así nos va.

Para acabar, no hablaré aquí de la inefable Phometheus (me niego a considerarla de ninguna manera relacionada con mi querida saga ‘Alien’, que tanto se están esforzando en destruir), ya lo hace Cristian Campos en este genial análisis. Ahora le toca ración al sector de los videojuegos, especialmente a los de consola.

Ellos hacen exactamente lo mismo. ¿Recordáis hace tiempo cuando sacaban un juego (terminado) y meses después como mucho sacaban una o dos expansiones (acabadas)? Ahora la tónica ha cambiado.

Comercial de videojuegos 1: Aún nos quedan unos meses hasta terminar el próximo Street Fighters XPro 2012 Plus Ray Turbo. Falta darle unas pinceladas a los diseños, incluir los últimos modos de juego y listo.

Comercial de videojuegos 2: ¡Oye! ¿Y si en vez de terminar el juego lo lanzamos ya mismo y después vendemos las partes acabadas? Mira: 3 euros por los nuevos trajes, 6 euros por cada modo de juego nuevo. Lo podríamos llamar…. ¡DLC! Las siglas siempre venden.

CV1: Pero ¿no va a ser demasiado cutre que los personajes tengan un único traje? ¿Quién va a ser el tonto que pague 3 euros más por tener algo que debía estar incluido en el juego desde el principio? Es como si sacamos un Call of Duty y les vendemos los mapas multijugador aparte.

CV2: ¡Quita quita! ¿No has visto lo que están haciendo en la industria del cine? Si a ellos les funciona, a nosotros también.

el cómic, sacado de cuantarazon

Autor: Julio Hernández.

Comentarios: Comentarios desactivados en ¡Es una trilogía, estúpido!

Posts Relacionados

No comments yet.

Sorry, the comment form is closed at this time.

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone