Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Sabotaje en Silicon Valley: cortes en los cables de fibra óptica de la meca de la tecnología

Compartir en:

Sabotaje en Silicon Valley: cortes en los cables de fibra óptica de la meca de la tecnología

Fibra óptica

A día de hoy, comprobar la cobertura de la fibra óptica del lugar en el que te encuentras es esencial y es que, sin poder acceder a internet desde tu oficina, sería complicado trabajar. Si en tu negocio es ideal que no haya cortes de conexión, imagínate si estuvieras en la meca de la tecnología y la innovación, en Silicon Valley. La falta de internet allí podría ser catastrófica y, sorprendentemente, comienza a ser algo habitual: en el valle de silicio se han quedado sin internet. Y no ha sido solo una vez.

Hace unos días, el FBI informó de que se habían cortado 16 cables de fibra óptica en el área de la bahía de San Francisco. Esto supuso la interrupción del servicio de telefonía fija y móvil y el acceso a internet, así como el corte del servicio en los cajeros automáticos. Un drama total.

Estos sabotajes se suelen realizar por la noche y, si alcanzan los puntos de intercambio de internet (IXP, en inglés), pueden causar un problema mayor. La solución para minimizar los efectos devastadores del sabotaje pasaría por construir más IXP o dotar a los puntos ya existentes de una mayor seguridad.

“Es de locos ver sin proteger estos edificios que contienen todo este cableado físico que conecta continentes y toda América del Norte”, dijo sobre los ataques un consultor tecnológico a ‘The New York Times’. “Si tienes un ataque coordinado en múltiples ubicaciones, hay un escenario de pesadilla”.

Fibra óptica

Lo más curioso es que no es la primera vez que esto sucede. Sin ir más lejos, en junio de este mismo año ya se supo de otros casos de sabotaje a los cables de fibra óptica que eran investigados por el FBI. En aquel caso, también hubo cortes en la bahía que afectaron al norte de California. Entonces se creyó que un vándalo había sido capaz de entrar en una alcantarilla y cortar tres cables de fibra óptica. Y aquel tampoco fue el primer caso: el pasado año hubo al menos una docena de ataques parecidos, de acuerdo a un portavoz del FBI.

En el ataque del pasado verano se vieron afectadas las líneas de casas, negocios y proveedores de internet. Hasta tener la conexión restablecida por completo, los clientes experimentaban un servicio de internet más lento, igual que la televisión, cuya señal funcionaba de forma intermitente.

Es difícil identificar a los sospechosos (que pueden ir disfrazados de trabajadores) y los ataques a menudo se realizan en áreas muy alejadas las unas de las otras. Así, los investigadores no saben si los incidentes que se están desarrollando desde el año pasado están conectados los unos con los otros.

Fibra óptica

Reviviendo la pesadilla

Si el internet ya se ha convertido en algo tan importante como el agua corriente o la electricidad en casas y oficinas, para los habitantes y trabajadores del valle del silicio estos ataques son una auténtica pesadilla que, en realidad, llevan años viviéndose en California. En abril de 2009, 50.000 personas de los condados de Santa Clara, Santa Cruz y San Benito sufrieron las consecuencias del corte de cables de fibra óptica en hasta cuatro lugares diferentes del estado. Incluso en 2013 se cortaron también en las afueras de la ciudad de San José, a la vez que unos transformadores eléctricos sufrieron un tiroteo. Un sabotaje en toda regla que causó unos 15 millones de dólares de daños (más de 14 millones de euros al cambio actual).

Tras este tremendo ataque con tiros incluidos no se consiguió detener a nadie. El FBI no cree que tenga relación con los sucesos recientes. Desde luego, son casos misteriosos que no hacen sino complicar la vida de la meca de la tecnología. Todo indica a que alguien se ha hartado de tener tanto internet a su alrededor.

Con información de Wired, Los Angeles Times y The New York Times. Imágenes de Shutterstock.

Para leer estas historias hace falta internet:

Diez cosas que los ordenadores ya pueden predecir, desde un incendio hasta los sueños

Cambiar la electricidad por la luz, ¿el futuro de la informática?

Los ordenadores al otro lado del telón de acero

Ocho momentos estrambóticos por los que siempre recordaremos al gran Saza

Compartir en: