Logo Vodafone

Compartir en:

Freezer, un villano de Dragon Ball inspirado en la especulación inmobiliaria

Guerrero_Fantasma_de_Freezer_

Su sola presencia ponía en tensión a los amantes del universo Dragon Ball. Con su carcajada de villano y su abdomen violeta, Freezer, uno de los grandes enemigos de Son Goku, disfrutaba viendo la muerte y el sufrimiento de los demás.

https://www.youtube.com/watch?v=MHLdiwfc_OY

Era un sádico en toda regla cuyo origen era, en realidad, muy humano. Aparece por primera vez en el episodio 44 de Dragon Ball Z y su profesión es un tanto peculiar: a lo largo de su vida, Freezer se dedica a la compraventa de planetas. Se trata de una especie de señor feudal galáctico, abonado al capitalismo más feroz, que conquista planetas a placer para hacer negocio con ellos (entre otras cosas).

Así, uno de los muchos antagonistas de Goku era, en realidad, un asesino dedicado al negocio inmobiliario. Y de hecho, ese es su origen. A pesar de su aspecto monstruoso, la semilla que dio lugar a Freezer es muy humana: Toriyama, padre de Dragon Ball, se inspiró en la figura de los especuladores inmobiliarios para crear al malvado Freezer.

La culpa de todo la tuvo la crisis. En concreto, la que se gestó en la década de los 80 en Japón y terminó por salir a la superficie a finales de la década. ¿Te dice algo el concepto de burbuja inmobiliaria? En Japón no lo olvidarán nunca.

Si Freezer aniquilaba y vendía planetas, los especuladores inmobiliarios se destaparon, según el propio Toriyama, como «la peor clase de personas» durante aquellas décadas trágicas para la economía nipona.

La burbuja inmobiliaria japonesa llegó de la mano del superávit de comienzos de los años 80. Los bancos e inversores decidieron poner dinero en el sector inmobiliario, revalorizando los inmuebles hasta niveles insospechados: Tokio y su área metropolitana llegaron a valer lo mismo que los Estados Unidos al completo.

Mientras tanto, los especuladores seguían comprando inmuebles y terrenos y vendiéndolos a un precio aún mayor. Fue entonces cuando la burbuja, como suelen hacer las burbujas, explotó. Una terrible crisis económica asoló Japón. El paro aumentó y el valor del yen terminó por los suelos.

tokio

En pleno estallido de la burbuja inmobiliaria japonesa, un dibujante de manga nipón, Akira Toriyama, daba a luz su creación más famosa: Dragon Ball, en la que los atroces especuladores inmobiliarios que habían llevado a la ruina al país iban a tener un papel antagonista. En concreto, en la personalidad y en la profesión de Freezer.

El especulador planetario pasó a mejor vida en cierto punto de las innumerables aventuras vividas por Son Goku y los suyos. La crisis japonesa y la actividad especulativa eran cosa del pasado. Sin embargo, ahora el pasado vuelve a llamar a la puerta de los buscadores de las bolas de dragón:

https://www.youtube.com/watch?v=JwhjLG1Ftek

El próximo mes de abril se estrena en la salas de cine japonesas la decimonovena película de Dragon Ball. En ella habrá una reaparición estelar. Como si acompañara a la crisis financiera que azota a medio mundo desde hace ya unos cuantos años, Freezer vuelve. ¿Casualidad o un nuevo guiño a la especulación? Tal vez pronto lo sabremos.

——————————

Con información de Dragon Ball Wiki (y 2), DragonBall Daizenshuu 2 y Wikipedia (y 2). La imagen de la bolsa de Tokio es propiedad de Héctor Romero

¿En busca de las bolas de dragón?

Los malos de Bola de Dragón son mucho más acongojantes en plan hiperrealista

Buzz Lightyear, Shrek y todos tus dibujos favoritos son fruto de las temidas matemáticas

Cinco presuntos viajeros en el tiempo y sus posibles explicaciones

“Vendo Saxo ‘reventao’, ideal para gilipollas”: Bienvenido al fascinante mundo de los anuncios por palabras

Compartir en: