Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Adiós al calentamiento global: Nike patenta una pelota de golf capaz de secuestrar CO2 del aire

Compartir en:

Adiós al calentamiento global: Nike patenta una pelota de golf capaz de secuestrar CO2 del aire

golfos
Los campos de golf suelen estar en el punto de mira de los ecologistas por exprimir los recursos hídricos de las zonas en las que se instalan para disfrute de sus elitistas practicantes. Pero puede que los golfistas del mundo tengan la ocasión de expiar en parte sus pecados ecológicos gracias a una pelota de golf que promete “secuestrar” el dióxido de carbono del aire durante su vuelo por el aire.
El extravagante invento forma parte de una patente de Nike en Estados Unidos tiene por objetivo nada menos que “ayudar a reducir los niveles atmosféricos de dióxido de carbono y ayudar a aliviar el calentamiento global”. Esta ambiciosa meta se consigue de dos maneras, según reza la patente: por un lado, el proceso de la fabricación de la pelota es neutral en CO2. Por otro, cada vez que golpeas la bola ésta se lleva en su trayectoria una levísima cantidad de moléculas de anhídrido carbónico. Birdie en el hoyo 4.
La pelota funciona del siguiente modo: al golpear la bola, unas microcápsulas ubicadas en la capa superficial se deforman y liberan una reacción en cadena que absorbe el dióxido de carbono a medida que la bola viaja por el aire, según explica la revista Mother Jones. El elemento químico capaz de realizar esta proeza es una mezcla de hidróxidos y óxidos alcalinos, sin detallar, no sea que algún avispado se adelante al plan de Nike por librar al planeta del temido cambio climático. Eagle en el 9.
Teniendo en cuenta que, según los últimos análisis, el nivel de CO2 en la atmósfera ha alcanzado ya las 400 ppm (partes por millón), duplicando la media de los últimos 800.000 años, ¿cuántos golpes serían necesarios para mitigar la emisión de gases de efecto invernadero?, ¿cuántos campos de golf nuevos sería necesario construir para golpear todas esas bolas?, ¿cuántos aviones para transportar a los golfistas hasta esos campos y carritos de golf para trasladarlos de hoyo a hoyo? Ante la quijotesca tarea, los inventores admiten lacónicamente que “en el mejor de los casos, la pelota tendrá una huella carbónica neutral, y no es capaz de reducir la cantidad total de CO2 en la atmósfera”. Doble boogey en el 18.
Registro del invento en la Oficina de Patentes de EEUU. Visto en Mother Jones.

Compartir en: