Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Cuando Google pagaba menos a sus empleados si no lo petaba Google+

Compartir en:

Cuando Google pagaba menos a sus empleados si no lo petaba Google+

google

«Trata de arrancarlo, Carlos. Trata de arrancarlo»


Algo bastante similar a la mítica frase de Luis Moya debió sonar, a comienzos de 2011, en un lugar bien distinto al rally de Gran Bretaña y en referencia a algo que nada tiene que ver con un Toyota Corolla. Exactamente, lo que había que arrancar se encontraba en Googleplex, y el ‘coche’ no era otra cosa que Google+.
¿Un desierto?
Sí, Google+. Esa comunidad iniciada por la compañía con sede en Mountain View en el año 2011 y que, a día de hoy, aún no ha conseguido posicionarse como la red social de referencia en internet. Aunque fue creada con intención de poner fin al dominio de Facebook, tres años después los resultados de Google+ no aclaran si la apuesta social de la compañía californiana fue un éxito o un rotundo fracaso.
Por un lado, hay investigaciones que afirman que se trata de la segunda red social por número de usuarios activos – detrás de Facebook, claro -, mientras que, por otra parte, medios de comunicación como el Wall Street Journal, citando otros estudios, hablan de la plataforma de Google como «la ciudad fantasma» por la escasísima actividad de esos usuarios.
Sin duda una de las claves de las ‘buenas’ – aunque contradictorias – cifras de Google+ es que la compañía californiana impone formar parte de su red social a los usuarios de sus otros servicios, como Gmail o YouTube. Son muchos los que protestan con cada movimiento de la ‘gran G’ que parece encaminado a colocarnos G+, pero la firma del todopoderoso buscador hace bastantes años que sigue esa estrategia.
Eso de obligar al personal a tener cuenta en su red social no es algo nuevo para Google. De hecho, está en el ADN de Google+ desde sus orígenes.
¡Trata de arrancarlo!
Volvamos al 2011. Fue entonces cuando Larry Page sustituyó a Eric Schmidt como consejero delegado de la compañía que el primero fundó con Sergey Brin. Page tenía un objetivo prioritario: poner en marcha de una vez por todas la plataforma que permitiría a Google competir en el campo de batalla social.
page
Pero, ¿cómo hacerlo? Facebook contaba ya con 750 millones de usuarios, por lo que Google llegaba muy tarde a la carrera. No obstante, Page estaba convencido de que su compañía tenía que ser social, costase lo que costase. Para ello, haría falta que todos y cada uno de los empleados remasen en la misma dirección.
Page animó a los trabajadores de la compañía a probar G+ y a que, a su vez, se lo pidieran a sus familiares y amigos. Ahora bien, para terminar de convencer a sus empleados de la importancia que tenía el proyecto social de Google, Page jugó una inquietante baza económica.
Tal y como anunció a sus empleados en una nota enviada en abril de 2011 (apenas unos días más tarde de tomar posesión de su nuevo cargo), de la que puedes ver un fragmento a continuación, una parte de la bonificación anual que recibían los trabajadores de Google dependería ese año del éxito o el fracaso de la red social. El multiplicador utilizado para el cálculo de ese bonus variaría entre 0.75 y 1.25 en función de los avances del proyecto.
multiplier-faq
«Este es un esfuerzo conjunto, por lo que es importante que todos estemos detrás de él», afirmaba Page en la nota remitida a sus empleados, que no debieron recibir con entusiasmo la noticia de que su bonificación anual podía caer hasta en un 25%. «Todos tenemos interés en el éxito de este esfuerzo y este multiplicador está diseñado para reflejarlo», explicaba el CEO y cofundador de Google.
A partir de aquí, lo sucedido es historia. Google+ fue lanzada el 14 de julio de 2011, en una fase de pruebas cerrada para el gran público. Su apertura al resto de usuarios de internet tuvo lugar el 20 de septiembre de ese mismo año, fecha en la que el número de miembros de la recién creada red social se elevó hasta los 43 millones.
Como sabes, Carlos Sainz no consiguió arrancar su Toyota. Lo que no sabemos es si, con este movimiento, Google logró poner en marcha su motor social con las revoluciones esperadas. Una cosa sí es seguda: Page logró que sus empleados se implicasen más en el proyecto apelando a sus bolsillos.
———————————–
Con información de Business Insider y Wikipedia
Otras historias sobre Google:
– La delirante web que trató de comprar Google… ¡usando la publicidad de Google!
– ¿Se ha cargado Google tu web? Te ayudamos a enmendar tus errores y a reparar tu SEO
– Un gobierno de opusinos y masones: el Consejo de Ministros según el autocompletador de Google
– María González, directora jurídica de Google España: “Si no quieres estar en Google News, no tienes por qué estar”

Compartir en: