Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Máquinas de coser, disfraces, mesas… Diez homenajes (¡jugables!) a la mítica Game Boy

Compartir en:

Máquinas de coser, disfraces, mesas… Diez homenajes (¡jugables!) a la mítica Game Boy

gameboy

Preparaos para lo que vamos a deciros: la Game Boy original tiene 25 años, un cuarto de siglo. La criatura nació como una evolución lógica del negocio de Nintendo: cuando los niños no estaban delante de la tele, estaban en la calle. Y aunque la compañía japonesa ya tenía unas consolas portátiles, las Game&Watch, necesitaba progresar en ese área con un dispositivo más avanzado. Con su pantalla verde de cuatro tonos, sus 2Kb de memoria y sus cartuchos grises y cuadrados, la Game Boy es un pedazo de nuestra historia reciente.

Bueno, no era tan avanzado. La Game Gear de Sega, aunque era cara en comparación y consumía batería por un tubo, tenía mucha más potencia y una pantalla con hasta 32 colores simultáneos y retroiluminada (la Game Boy no la tuvo hasta 1997, con el modelo Game Boy Light, aunque fue exclusivo de Japón). Pero claro, no contaba con juegos como Super Mario Land, Kirby Dreamland, Metroid, The Legend of Zelda, Pokémon y muchos otros que hicieron a Game Boy la reina del cotarro.

Y aunque los niños de hoy ya no juegan tanto como antes con portátiles, y la culpa de esto la tienen los ‘smartphones y las ‘tablets’, la influencia y el cariño por ese pedazo de infancia que fue la Game Boy aún son hoy visibles. Los videojuegos hace tiempo que dejaron de ser un «juego de niños» y su impacto cultural va más allá de lo que parece, así que regocijaos con nosotros en el recuerdo del ladrillo blanco más divertido que jamás haya existido.

gameman

‘The Game Man’

Vista en perspectiva, la Game Boy era enorme, pero siempre podía ser más grande. La Game Man es ejemplo de ello: se trata de una versión de un metro de alto de la consola, con una pantalla de 15 pulgadas, completamente funcional y que sirvió de proyecto de fin de carrera a su creador, Jeff Hermann. Como cabría esperar, sus cartuchos son también gigantescos. ¿Adornaríais vuestro salón con este ‘mueble’?

Tú mismo puedes ser una Game Boy

Con el nombre ya lo decimos todo, ¿no? Imagina ir a una fiesta de unos amigos en carnavales y que alguien se presente de esa guisa, con una carcasa blanca enorme, una pantalla en el pecho y cruceta y botones para poder jugar a la Game Boy. Sus tripas estaban confeccionadas con un Raspberry Pi, pero los juegos se cambian como Dios manda: alternando los cartuchos. Poco se sabe del autor; solo que el proceso de mejora del disfraz ha sido largo, porque en 2009 ya apareció con una versión preliminar.

disfraz

La mesa de café más ‘nintendera’

Si existe una mesa de café que es un mando de la NES completamente operativo, ¿por qué no hacer lo mismo con una Game Boy? Dicho y hecho. Este usuario del foro Arcade Controls ha convertido una mesa cualquiera en una Game Boy Color gigante que se puede jugar. Aunque no parece demasiado cómoda para tales menesteres; funcionar, funciona. Y siempre podrás quedarte con los invitados al decirles que tu mesa de café es especial. Otra cosa es que tengas que obligarles a usar posavasos.

https://www.youtube.com/watch?v=pXhOMO6ZjRg

¿Quién dijo que las tarjetas de presentación son aburridas?

No queremos ni imaginar cómo se pondría el psicópata de Patrick Bateman si alguien en su empresa tuviese esta tarjeta de presentación, la Arduboy, que con una pila de botón, una pantalla OLED y un par de circuitos te deja jugar al Tetris como si se tratara de una Game Boy. Desde luego, su creador encontrará trabajo, aunque siempre podría dedicarse a crear y vender las diferentes variedades de la tarjeta que ha ido desarrollando. En su web hay más ejemplos y una explicación de cómo hizo la tarjeta.

Las matemáticas tampoco son un rollo

Hay gente que juega a la Game Boy en sus calculadoras. Es la cosa más normal del mundo: estás aburrido en tus clases de ingeniería aeronáutica y te echas una partida a Pokémon mientras parece que haces muchos cálculos complejos por minuto. Para llevar esto a cabo, puedes optar por dos modelos: la calculadora vacía por dentro que tiene las entrañas de una GameBoy o una calculadora tan potente que emula sus juegos.

Así cosía, así, así…

La popularidad de la Game Boy fue tal que se sacaron un montón de accesorios extraños. Se podían hacer fotos en baja calidad y hasta imprimirlas, así como coser a máquina. Sí, sí, coser con una máquina de coser a través de un cable y de un cartucho especial. No sabemos en qué estarían pensando los diseñadores de Singer cuando la lanzaron ni queremos imaginarnos cómo serían los resultados.

El ‘media center’ de Gamboo

El tamaño de la Game Boy la hace perfecta, a día de hoy, para almacenar otras cosas. Algunos han metido ordenadores dentro de ellas y otros, como es el caso, se han montado un mediacenter con una salida dedicada de vídeo para poder enchufar la Game Boy a la televisión y ver películas. En la web de Gameboo hay instrucciones para fabricarte una, pero vas a necesitar tiempo, paciencia y, en nuestro caso, soportar la visión de una Game Boy con cuatro botones. ¡Herejía!

[dailymotion]http://www.dailymotion.com/video/xqtc0k_spanish-teaser-europe-in-8-bits_music[/dailymotion]

A todo trapo

La Game Boy no solo sirve para jugar. Puede servir también para hacer música, Parece una locura, pero la escena del ‘chiptune’ y la música 8bits lleva años utilizando los chips de sonido de las Game Boy para crear los tonos originales de esos videojuegos que tanto adoran y que inspiran su música. Existen mil formas de modificar las videoconsolas para incorporar salidas de audio y raro es el músico de 8bits que no usa tres o cuatro Game Boy modificadas en sus conciertos. Si os llama la atención este tema, echad un vistazo al documental ‘Europe in 8 bits’.

Y, como no, Game Boy en Minecraft

Minecraft es un fenómeno sin precedentes y, ciertamente, un juego muy bien recibido entre los niños, como en su época lo fue la propia Game Boy. Que ambos se fusionen es algo bello, sobre todo si detrás hay un trabajo titánico. Esta reproducción de Super Mario Land se hizo con más de 18 millones de bloques de Minecraft y requirió unas 500 horas de trabajo y animación entre tres jóvenes británicos. Una sencilla y bonita locura.

La Game Boy definitiva: Pokémon Twitch

La forma definitiva de jugar a la Game Boy es hacerlo sin consola y sin botones. ¿Cómo entonces? escribiendo el nombre del botón (arriba, abajo, izquierda, derecha, a, b, start, select) mientras el juego se emite en directo. Problema: no eres el único jugando y las órdenes de miles de personas se contradicen debido al retraso de la emisión. El resultado es Pokémon Twitch, una partida multitudinaria que acabó, para sorpresa de muchos, hace una semana y que ya ha completado también la secuela. Internet en su máxima expresión.

————————

Con información de Game Man, The Next Web (y 2), Arcade Controls, Game Informer, Reddit, Bit Rebels, Europe in 8 bits, Kotaku y Yorokobu

Si te has viciado, aquí tienes más historias:

Twitch, la tele de los que prefieren ver una partida de Pokémon que un partido de fútbol

Frutas y vegetales que parecen otros alimentos: ¿adivinas cuál es el original?

La contraseña más segura tiene forma de sudoku y cambia automáticamente cada minuto

Propaganda lamentable: diez formas de perder las elecciones por un cartel penoso

Compartir en: