Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Jeffrey "El Nota" Lebowski era el heredero del inventor del Cubo de Rubik

Compartir en:

Jeffrey "El Nota" Lebowski era el heredero del inventor del Cubo de Rubik


Es el secreto mejor guardado de una de las películas más redondas de la historia del cine, la considerada una de las 50 mejores comedias de todos los tiempos. ¿Quién era realmente “The Dude”, “El Nota”, el personaje que interpretaba Jeff Bridges en «El Gran Lebowski»?
La cinta nos muestra que es un soltero empedernido, desempleado y vago redomado que vive en Venice, California; que disfruta de la marihuana, de la Creedence Clearwater Revival, de los rusos blancos con Kahlúa y de jugar a bolos sin quitarse la rebeca. Lleva una vida muy relajada y parece despreocuparse por el dinero totalmente.
Pero no sólo lo parece, pues realmente no tenía que preocuparse por el dinero para practicar la dolce far niente, como decidieron los hermanos Coen. La fuente de los ingresos para que El Nota llevara un ritmo de vida tan relajado se reveló en un primer borrador del guión de la película: El Nota era el heredero del inventor del Cubo de Rubik. Ni más ni menos.
Fue idea de Joel Coen que esta circunstancia nunca se supiera y nunca se dijera en toda la película, pues al no desvelar el origen de sus ingresos, fabricaron un personaje aún más icónico.
Por eso este dato fue eliminado del guión definitivo, aunque explicaría el nombre de ascendencia centroeuropea que eligieron para El Nota (Lebowski). Y también explicaría por qué, aún con el ritmo de vida pausado y pasota que llevaba, nuestro protagonista tenía alquilado un apartamento con jardín en pleno Venice, una de las zonas más caras de California.
El año pasado su verdadero propietario puso a la venta el complejo de bungalows por 2,3 millones de dólares.

Además, los hermanos Coen tenían un buen motivo para mantener el secreto, pues sabían a ciencia cierta que, a su vez, el inventor del Cubo de Rubik también tendría algo que decir al respecto. Porque Ernő Rubik, el escultor, arquitecto y diseñador húngaro del mundialmente conocido juguete, no está muerto; probablemente esta fue la razón que propició que no se utilizara el dato en la película.
Sin embargo Ernő Rubik es conocido por su carácter introvertido y su constante negativa a dar entrevistas o firmar autógrafos de ningún tipo. Tan introvertido es que sólo una vez se ha dignado a aparecer en campeonatos mundiales de su famoso cubo, el del año 2007 que se desarrolló en la capital húngara; y porque le pillaba cerca. Por tanto, dificilmente saldría a la palestra para decir que ese hijo (o pariente) no era suyo.
Lo que está claro es que, al fin y al cabo, los Coen tenían bien clara en la cabeza la imagen que querían para su ya eterno personaje: alfombras de pelo, chanclas sudadas, pelos largos sin peinar y un cubo de Rubik.

Fuentes: IMDB y CinemaBlenbd

Compartir en: