Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

La jornada laboral de cuatro horas

Imagen de Charles Ebbets.

En mi círculo de allegados hay tres grandes grupos de personas: los que no tienen trabajo; los que andan “de bolo en bolo”, trabajando inopinadamente semanas o días sueltos, y, finalmente, los que sí tienen empleo fijo, a la manera “tradicional”. Estos últimos suelen cumplir jornadas maratonianas, que apenas les dejan tiempo libre, mientras que los integrantes de los dos primeros grupos disfrutan de ingentes cantidades de ocio, tiempo que dedican a cavilar cómo poder afrontar los gastos con sus magros ingresos (de existir éstos).

Lo que tienen en común todos ellos es vivir en un estado de angustia casi perpetua, tratando de hallar el equilibrio entre los factores tiempo y dinero, y buscando en los ángulos derivados de la conjunción de ambos esa entelequia llamada felicidad.

Han pasado casi 80 años desde que el filósofo Bertrand Russell escribió su “Elogio de la ociosidad”, una diatriba contra la moral de la laboriosidad erigida por las clases ociosas. Russell se pregunta (¡en 1932!) por qué los trabajadores disponen de menos tiempo libre que antes de la introducción de las máquinas:

“(…) la organización científica de la producción permite mantener las poblaciones modernas en un considerable bienestar con sólo una pequeña parte de la capacidad de trabajo del mundo entero”.

El filósofo, que cree que es más importante para el ser humano el dolce far niente que la laboriosidad, lanza un órdago: trabajar 4 horas diarias en lugar de 8 para repartir el ocio por igual y evitar así que “el tiempo libre produzca miseria por todas partes, en lugar de ser una fuente de felicidad universal”:

“Si el asalariado ordinario trabajarse cuatro horas al día, alcanzaría para todos y no habría paro. Esta idea escandaliza a los ricos porque están convencidos de que el pobre no sabría cómo emplear tanto tiempo libre”.

A día de hoy, los argumentos de Russell pueden resultar ingenuos, empezando por el maniqueísmo de trabajo = malo, ocio = bueno,  pero en el fondo de su argumentación subyace una verdad insoslayable: la tecnología ha incumplido su promesa de liberarnos del trabajo y la sensación de que el tiempo no nos alcanza para alcanzar nuestros afanes es mayor que nunca. Tal vez no sea culpa de la falta de tiempo sino del exceso de afanes.

Los tímidos experimentos de reparto del trabajo se han saldado con un fracaso: hace 2 años Sarkozy liquidó la jornada laboral de 35 horas semanales en Francia, establecida diez años antes por el gobierno socialista, en parte por el influjo del sociólogo Jeremy Rifkin y su ensayo “El fin del trabajo”, en parte heredero intelectual de Bertrand Russell. Claro, que Rifkin y Russell pueden parecer apóstoles del estajonovismo a Tim Ferriss, autor del libro “La semana laboral de 4 horas, que reconozco que no he leído pero que seguramente debería estar en la sección de ciencia ficción de las librerías.

Paradójicamente, la esclavitud no viene por el trabajo, como creía Russell, sino por el ocio. Persuadidos por la ubicua publicidad hemos aceptado como imprescindibles unos estándares de vida que rozan la suntuosidad. En estos términos, la economía depende más del consumo que de la producción y, claro, cuando aquél flaquea éste se desmorona.

Texto completo de “Elogio de la ociosidad”, de Bertrand Russell [.pdf].

Comentarios: 31

Posts Relacionados

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Imagen de Charles Ebbets. En mi círculo de allegados hay tres grandes grupos de personas*: los que no tienen trabajo; los que andan “de bolo en bolo”, trabajando inopinadamente semanas o días sueltos, y, finalmente, los……

Trackback Bitacoras.com | Septiembre 27, 2010 | 2:10 pm

No es cuestión de reducir las horas de trabajo. El trabajo no debe medirse por el tiempo de dedicación, sino por los resultados Démosle al empleado el control sobre cómo responder a las demandas de su trabajo. La responsabilidad de ser responsable ante el trabajo debe ser del propio empleado. Parafraseando a Bertrand Russell, “el elogio de la libertad” reside en dejar que el propio empleado establezca su propia agenda de trabajo.

Si en verdad queremos ser productivos, la clave pasa por cambiar el chip y empezar de una vez por todas a trabajar exclusivamente por resultados, y no por el tiempo que uno deba pasar sentado en la oficina.

Comentario Alberto | Septiembre 27, 2010 | 3:38 pm

Es más que interesante el artículo, porque abarca o toca casi todas las aristas que he pensado en cuanto al trabajo.

Supongo que habría que encontrar varios equilibrios. El primero el de poder ver al trabajo como un lugar que puede potenciarnos , hacernos mejorar y estimularnos. Luego sí, ver que la jornada no nos acapare todo el día, incluidos los viajes de ida y vuelta al hogar. Y por último, analizar y pensar cómo es el tiempo libre que queremos crear y por qué. El hecho de vivir apurados no tiene mucho sentido, es obvio que somos seres finitos, pero el lema de “aprovecha cada día como si fuera el último” hace que la gente (al menos en Argentina) corra y no camine.

Saludos!

Comentario Pablo | Septiembre 27, 2010 | 4:20 pm

[…] By Occasion : La jornada laboral de cuatro horas […]

Pingback La jornada laboral de cuatro horas | CookingPlanet | Septiembre 27, 2010 | 4:24 pm

[…] La jornada laboral de cuatro horas https://www.cookingideas.es/la-jornada-laboral-de-cuatro-horas-20…  por alvaro.rey hace 2 segundos […]

Pingback La jornada laboral de cuatro horas | Septiembre 27, 2010 | 5:32 pm

“Persuadidos por la ubicua publicidad hemos aceptado como imprescindibles unos estándares de vida que rozan la suntuosidad. En estos términos, la economía depende más del consumo que de la producción “. Interesting

Comentario Ana G Huerta | Septiembre 27, 2010 | 9:43 pm

Osea que tu estarias dispuesto a cobrar la mitad de lo que cobras .Pongamos como mi caso que cobro 1200, me quedo con 600 euros de sueldo. O la solucion es que el empresario me pague lo mismo por la mitad de trabajo?

Comentario Cualquiera | Septiembre 28, 2010 | 10:27 am

Hola Cualquiera

En realidad es Bertrand Russell, no yo, el que propone trabajar la mitad y sí, cobrar la mitad. Pero ya que preguntas yo también estoy dispuesto. Siempre y cuando tú también, y así podamos salir juntos a disfrutar de nuestro recién recuperado tiempo libre.

Un saludo y gracias por tu atención.

Iñaki

Comentario Iñaki | Septiembre 28, 2010 | 10:44 am

Te recomiendo un escrito de Paul Lafargue, El Derecho a la Pereza:

http://es.wikipedia.org/wiki/El_derecho_a_la_pereza

Comentario anders | Septiembre 28, 2010 | 10:44 am

Lo que carece de sentido alguno es que el trabajador se vea exprimido al máximo, acaparando las tareas de aquellos que fueron despedidos “por la crisis”, soportando el peso de cuatro puestos en uno solo, por el mismo salario, por ninguna recompensa de estabilidad. Que el beneficio de ese sobresfuerzo lo vea el magnate de turno, que cada vez más, recorta plantilla. Somos, los trabajadores, como piezas de madera en una torre, nos van quitando uno a uno, con tacto (a veces no tanto), mientras no se desequilibre. Y si nos esforzamos por mantenerla 3 piezas y media, estamos fomentando que eso siga así. ¿Y qué más, qué más? ¡Ah, sí! Ocho horas (que a veces son 10 o 12) de trabajo no te permiten nada más que tener tu mente enfocada en el trabajo. No te permiten crecer, estudiar, tener hijos, sacarse el carnet, aprender idiomas, cocinar, ser voluntario, arreglar las persianas… NO SÓLO DE OCIO VIVE EL TIEMPO LIBRE. También vive de la vida misma.

Comentario Pitu | Septiembre 28, 2010 | 11:00 am

Lo que si creo que seria posible es la jornada de 6 horas de trabajo donde las fabricas podrian hacer 4 turnos de 6horas en vez de 3 turnos de 8 como se hace ahora. Las tiendas, oficinas, etc donde se hicieran turnos partidos podrian hacer 2 turnos 1 de mañana y otro de tarde de 6 horas. En total hariamos 6×5 dias 30horas semanales frente a las 40horas. El trabajo estaria mas repartido y habria menos parados. Eso si, en estas 6 horas no se tendria que hacer ningun descanso porque sino la productividad no seria la misma que cuando hacemos 8horas con descansos. Esta es la verdadera reforma que tendria que hacer Zapatero y no abaratar el despido.

Comentario Jaime | Septiembre 28, 2010 | 11:03 am

Una vez escuche a un multimillonario decir que para vivir bien hay que hacerlo un nivel por debajo de tus posibilidades. En su caso, se refería a que no poseía barcos ni mansiones porque ya utilizaba los de sus amigos que se lo prestaban. Llevando esto a otra escala, es cierto que vivimos por encima de nuestras posibilidades, es mas, no somos siquiera conscientes de éstas, y tampoco aprovechamos todos los recursos de los que disponemos, si es que los conocemos.

¿Solución?, no sé. Cada clase social tiende a perpetuarse a sí misma al no estar abierta a las demás, ¿cuántos prejuicios tienen los pobres de los ricos y viceversa, o las clases medias de ambas?.

Iñaki, gracias por tu reflexión.

Saludos.

Comentario Cean | Septiembre 28, 2010 | 11:04 am

El problema está en la esencia del capitalismo.

El objetivo de la producción es el mayor consumo, lo que, necesariamente, conlleva mayor producción. La introducción de la tecnología para aumentar la producción sólo conduce, pues, a una mayor especialización, pero nunca a una “liberación” de las obligaciones.

Por otra parte, hay una cosa que los “cortitos” empresarios españoles jamás entenderán: alargar la jornada de trabajo no aumenta la productividad, sino que la reduce drásticamente. Por razones obvias.

Lo importante, es que la mayor parte del trabajo realmente productivo puede concentrarse esas 4 horas. Por tanto, sí se podría ganar lo mismo reduciendo a la mitad la jornada laboral.

Comentario ilikeblues | Septiembre 28, 2010 | 11:07 am

Te falta otro grupo de trabajadores: los que no trabajan pero sí ganan el dinerito a final de mes, es decir, los caraduras.

Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de que se tendría que medir el trabajo en productividad. ¿Por qué me debo quedar 8 horas yo que lo produzco en 6? lo malo es que quien produce en poco tiempo le dan más trabajo y le presionan más que al que produce poco que le dan cada vez menos, ya que lo hace peor o con más desgana o más lento. Pero ¿cómo establecer estos parámetros en un trabajo (unos protestarían por tener más trabajo que el de al lado), cómo ponerlos en los trabajos por horas (por ejemplo supermercados, oficinas de atención al público, etc.)? la complejidad es demasiado alta para llevarlo a cabo.

En principio esta idea de organizarte el trabajo se da en los autónomos, ya que tienen que tener el día x su trabajo hecho y se organizan como pueden. Pero su sueldo suele ser mayor y no tiene la disponibilidad que un empleado normal, asi que no tiene el éxito que debería.

Comentario currito | Septiembre 28, 2010 | 11:21 am

[…] […]

Pingback Anónimo | Septiembre 28, 2010 | 11:41 am

La verdad , quiero tener mi sueldo entero, y el de mi pareja, simplemente por una razon, me implico mas que 6 de esos caraduras que menciona “currito” , y mas tiempo libre no necesito, trabajo de 08:00 a 15:00 . llego a casa a las 16:00, dedico unas 2 horas diarias a seguir mi formacion, ahora mismo con un curso, y tengo el resto de tiempo libre para leer, salir , o lo que quiera que haga la gente con su tiempo libre.Con 36 años y trabajando desde los 20, porque tengo que renunciar a mi sueldo? Para darselo a esto que se han tirado vivendo a la sopa boba con becas y demas zarandajas hasta los 30 ?Gracias , pero no , sinceramente y como se decia en el pueblo, quien quiera peces que se moje el culo. Que trabajos hay , pero hay gente preparada para lossueldos que quieren cobrar y los los trabajos que tienen que desarrollar?

Comentario Cualquiera | Septiembre 28, 2010 | 11:52 am

Si no has leído el libro de Tim Ferris, no hables de él porque no tiene nada que ver con el tema que comentas en el post.

Comentario Carlos | Septiembre 28, 2010 | 11:55 am

Tiene tanta lógica… Si trabajan las mismas horas en las que están abiertos los comercios no pueden consumir, o consumir una vez al mes, los sábados. No pueden ir de copas en otro día… etc ¿Quíen consume? ¿quién cena fuera, ve teatro, cine? Los adolescentes, estudiantes y los parados, los jubilados. Dese una vuelta por los bares, el día que tenga libre… ( bares desayuno, bares de jubilados, bares de estudiantes, jovenes parado). Los trabajadores de jornada completa con hijos no van a ningún lado, claro que ellos pagan hipoteca… el que pueda. Total, si trabajaran 4 horas y en españa… todo el mundo en la calle… gastando aunque no tengan…

Comentario antonio | Septiembre 28, 2010 | 12:03 pm

Imaginemos que cuando se llegó a la crisis que estamos viviendo y se rescató a los bancos con el dinero de todos, se hubiese hecho “El Cambio”: en lugar de dar liquidez a los bancos, subvencionar a las empresas para que contraten a más personal de forma que en lugar de 8 horas se hagan 4 (en términos generales) y cobrando prácticamente lo mismo. Además de acabar con el paro,la gente produciría más en esas 4 horas que actualmente en 6. Los que trabajan a jornada partida, después de comer no suelen producir lo mismo que antes; los que trabajan a jornada continua se cansan demasiado dependiendo del trabajo, lo que lleva a mal humor, mal rollo entre compañeros, bajas… Si en una pareja en la que sólo uno trabaja empiezan a trabajar los dos y encima tienen más tiempo libre que si trabajasen 8 horas sumado a que cobrarían con este ejemplo casi lo mismo, el consumo/ocio aumentaría, lo que retroalimentaría al sistema (las empresas tendrían más clientes) y el estado podría dejar de subvencionar. Aparte, podrían devolver el crédito a los bancos, que ya no necesitarían el rescate del estado. En conjunto, la gente sería más feliz y el trabajo ocuparía parte del día, no el día entero como ahora. Si de 24 horas dormimos 8, trabajamos 8, quitando desplazamientos, aseo, descansos en el trabajo a mediodía que es como si siguieras trabajando, etc, al final te das cuenta que sólo comes, duermes y trabajas.

Comentario Lukas | Septiembre 28, 2010 | 1:32 pm

[…] Ir a anotación original […]

“Paradójicamente, la esclavitud no viene por el trabajo, como creía Russell, sino por el ocio. Persuadidos por la ubicua publicidad hemos aceptado como imprescindibles unos estándares de vida que rozan la suntuosidad.”

No estoy de acuerdo; tener ocio o tiempo libre no lleva aparejado el lujo. La esclavitud viene por el trabajo cuando no hay tiempo para el ocio. No es al revés.

Comentario nones | Septiembre 28, 2010 | 2:40 pm

[…] La jornada laboral de cuatro horas […]

Pingback Euribor - Resumen del día | Septiembre 28, 2010 | 4:58 pm

Suerte por los/as compañeros/as que trabajan con jornada intensiva y lugo pueden disfrutar intensivamente de su tiempo de ocio. Pero ¿qué hacemos los/as que trabajamos con jornada partida? Si tenemos la suerte de tener un menor nos podemos acoger a la reducción de jornada por menor a cargo. Yo doy mi voto a favor de trabajar 4 horas y cobrar 4 horas.

Comentario Ichigo ichie | Septiembre 28, 2010 | 5:56 pm

el problema es el reparto de riquezas como siempre. hay suficientes recursos en el mundo como para que trabajasemos todos un 1/3 e lo que hace falta cobrando lo mismo.

el fallo es el sig. los “currantes” hacen el trabajo y el empresario no hace nada mas que hacerse ricos. Si en vez de hacerse ricos cobraran lo mismo que el currante seria distinto. y el empresario seguiria teniendo + beneficio que el currante dado que tendria + tiempo libre para su ocio

Comentario awiky | Septiembre 28, 2010 | 7:03 pm

Pienso que las máquinas han venido tan sólo a suprimir el trabajo físico, dejándonos más tiempo para desarrollar el trabajo intelectual. Pero al final, la jornada laboral es la misma.

Comentario Maigrir Vite | Septiembre 28, 2010 | 10:12 pm

[…] This post was mentioned on Twitter by erchache2000, Miryam Castiglia, ferrisswatch, DeiviDMD, corsaria and others. corsaria said: El tuit anterior está más desarrollado aquí: http://bit.ly/9oDmRF ;-) […]

Es hora de pedir no solo la jornada laboral de 4 horas sino un sueldo básico garantizado, que es lo que en realidad defendió Bertrand Russell en “Caminos de libertad”. Por la Renta Básica: http://www.elsueldodediogenes.com

Comentario Jorge Parrondo | Septiembre 28, 2010 | 10:46 pm

Pienso que os equivocáis todos al juzgar el trabajo por el tiempo de dedicación (8 horas, 6 horas, 4 horas,…) en lugar de medir el desempeño por los resultados obtenidos, independientemente del tiempo que se le haya dedicado.

Lo que me esclaviza es la puñetera jornada laboral. Yo prefiero mil veces antes que me paguen por mi trabajo, que no por mi tiempo y mi presencia física en un lugar determinado. Y estoy plenamente convencido que el empleado es mucho menos productivo cuando por obligación se le asigna un horario fijo de trabajo diario bajo control.

El trabajo no es un lugar adonde uno va; es algo que uno hace.

Comentario Alberto | Septiembre 29, 2010 | 12:04 am

Estoy contigo, somos esclavos de un sistema que no es capitalismo, sino un monstruo basado en el consumismo desenfrenado, y que si tratamos de pararlo sólo vemos pérdidas… ¿exisirá el equilibrio?

Comentario el-ranero | Septiembre 29, 2010 | 2:26 am

La referencia al libro de Tim Ferris es muy desafortunada, dado que se trata de un modelo de gestión de empresas, y al no haberlo leído, debería haber evitado la referencia.

Comentario jose | Septiembre 30, 2010 | 10:44 am

Hola Jose

Desdichadamente mi jornada laboral de cuatro horas me impide leer todos los libros que cito, así que de algunos sólo el título (Ferris) y de otros un capítulo (Russell).

Comentario Iñaki | Septiembre 30, 2010 | 10:46 am

Sorry, the comment form is closed at this time.

Lo más visto

  • día
  • semana
  • mes
  • todos los tiempos

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone