Logo Vodafone

Compartir en:

La mejor cámara de fotos es la que siempre llevas en el bolsillo

Dicen que la mejor cámara de fotos no es la que tiene mejor óptica, mejor tiempo de arranque, mejor velocidad de disparo, mejor sensor o la mejor marca. Se supone que la mejor cámara de fotos es la que siempre, siempre llevas en el bolsillo. En ese caso, posiblemente tu teléfono móvil. Y si vemos las estadísticas de **Flickr**, entonces [la mejor cámara del mundo estos días, es el **iPhone 4**](http://www.flickr.com/cameras/).

Desde ese punto de vista, **Apple** no solo se ha convertido en el fabricante de reproductores digitales de música más popular, y en uno de los fabricantes de teléfonos más importantes del mercado, serían, actualmente, los fabricantes de las cámaras de fotos más populares, según Flickr, porque si vemos las estadísticas y sumamos, el número de fotos tomadas con el iPhone 4, iPhone 3G y iPhone 3GS supera a cualquier otro fabricante, inclusive Canon o Nikon. De hecho tan solo el iPhone 3G es responsable de 36 millones de fotos subidas al servicio.

Pero tiene truco: Flickr solo cuenta dos tercios del total de fotos subidas (es necesario que el archivo tenga ciertos *metadatos* que no siempre se incluyen) pero si nos apegamos a las estadísticas, ese es el estado actual de la fotografía: dominada por un teléfono móvil. Al menos su calidad es relativamente mejor a la competencia.

Pero, ¿es lo que queremos? Hablar de la popularidad de un teléfono móvil como cámara de fotos me remite a un *[tweet](http://twitter.com/#!/germansaez/status/74945457989758976)* publicado por el fotógrafo argentino **[Germán Saez](http://germansaez.com/)**, quien aunque se [refería](http://www.uberbin.net/archivos/destacadas/instagram-y-la-perdida-de-la-realidad.php) a [Instagram](http://instagram.com), por definición se refiere a un iPhone (Instagram funciona únicamente en iOS):

Parte fundamental de la popularidad del uso de *smartphones* para tomar fotos no solo se limita al hecho que siempre lo cargas en el bolsillo, sino a **la facilidad que tienes de subir las fotos a las redes sociales favoritas**, en mi caso, sí, Instagram. ¿Pero a qué precio? Vivimos en una época en que la tecnología nos ha hecho sumamente accesible el poder usar cámaras de fotos con muchísima calidad a un precio súmamente bajo, pero seguimos usando nuestros móviles porque «no nos queda de otra».

Entonces, ¿no será que Canon, Nikon y Sony están perdiendo una inmensa oportunidad al no equipar de un sistema operativo decente y una conexión a internet a sus cámaras, al menos a las cámaras *point-and-shoot* pequeñas? Sospecho que sí. Si Canon (personalmente mi marca favorita de cámaras) ofreciera un equipo pequeño, de buena calidad, que me dejara subir fotos a Instagram, ya la tendría en mis manos y aunque aún somos una minoría, en pocos años será inconcebible tomar fotos sin la opción a subirla a una o varias redes sociales. De la misma forma en que estos dias suena ridículo usar una cámara que no sea digital.

Compartir en: