Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

La mayor planta solar flotante del mundo existe (paradójicamente) gracias al dañino carbón

China quiere poner remedio a sus elevados índices de contaminación y ya acoge la mayor planta de energía fotovoltaica en funcionamiento de nuestros días. Sin embargo, esta plataforma solar, puesta en marcha a finales de marzo, guarda bajo sí un secreto, que no es otro que su ubicación (o, mejor dicho, el origen de la misma). La planta, capaz de producir 40 megavatios (equivalente al consumo de más de 130.000 hogares), se encuentra situada sobre una antigua zona de minas de carbón. Un lugar idóneo (a pesar de su pasado dañido) para que cumpla con su cometido de captar los rayos del rey astro para luego transformarlo en energía para el consumo.

Concretamente, esta planta se sitúa sobre las antiguas minas de carbón Huainan, en la costa este de China, entre Shanghai y Beijing. Se trata de una zona, que, años atrás, quedó inundada por un periodo de fuertes lluvias y que conforma hoy un gran lago. Bajo sus aguas, a más de 9 metros de profundidad, se esconde el yacimiento de hulla que actuó de recipiente para dar forma al estanque y que, paradójicamente, se ha terminado convirtiendo en el soporte perfecto para la instalación de placa solar. Así, los hogares de Huainan usan la energía producida desde esta planta, dejando atrás su imagen de zona minera y dependiente de combustibles fósiles.

Aunque las plantas de energía fotovoltaica también pueden situarse en grandes extensiones de terreno, colocarla sobre una plataforma flotante aporta una serie de ventajas que vale la pena aprovechar. El agua mejora la refrigeración de los paneles, lo que permite incrementar la eficiencia en un 11% respecto a sus homólogas en suelo terrestre. Esto se debe a que las células solares tienden a desgastarse cuando se exponen a altas temperaturas durante largos períodos de tiempo, mientras que el agua permite disminuir esa nefasta repercusión.

Otra de sus ventajas no beneficia directamente a la planta solar, sino que repercute en la climatología del lugar. En concreto, al cubrir el agua con la plataforma fotovoltaica, se reduce la evaporación del embalse disminuyendo así las probabilidades de lluvias torrenciales en la zona, ya amenazada por grandes precipitaciones pasadas.  Además, en este caso, el agua del lago cuenta con altos niveles de mineralización por la anterior actividad de la zona, lo que lo convierte en un en lugar casi inservible. Por tanto, la colocación de esta planta también supone el aprovechamiento del medio, a la vez que libera de su instalación a otras zonas con más recursos naturales.

China y su compromiso con las renovables

El gigante asiático se caracterizaba hasta hace poco por ser el país con más muertes a causa de la contaminación en el aire. Concretamente hasta el pasado año, en el que que, según la Organización Mundial de la Salud y a pesar de ser el año más mortífero por la polución, India le ha arrebatado ese título a China.

El número de muertes prematuras por las partículas nocivas en el ambiente se ha estabilizado y mucho tiene que ver con las soluciones que están poniendo en marcha las autoridades chinas. Por el momento, es el país con los parques solares más grandes del planeta e incluso con potencias de hasta 850 megavatios. La empresa Sungrow Power Supply Co, encargada de desarrollar la planta flotante de Huainan, también instaló otra planta similar en el mismo lugar siendo en su día la más grande del mundo. Sus buenos resultados animaron a hacer una mucho mayor y pasar de los 20 megavatios que generaba entonces al doble.

También existen iniciativas privadas que explotan esta senda solar de grandes dimensiones, como la que siguió el multimillonario chino Huang Ming, un ingeniero tan fanático de la energía solar que construyó toda una ciudad plagada de placas solares en la provincia china de Shandong para demostrar su potencial. La llamada “Solar City” no es más que un conjunto de edificios que funcionan íntegramente a partir del sol. Sin embargo, otras urbes chinas no copiaron este proyecto por la gran envergadura y el elevado coste del mismo.

El caso es que la potencia asiática también se comprometió a gastar al menos 360.000 millones de dólares (unos 320.000 millones de euros) de energía renovable para el año 2020. Con ellos tiene previsto crear 13 millones de puestos de trabajo y reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero. En los últimos tres meses, el país ha aumentado su generación de energía solar en un 80% como una medida a la situación de emergencia ambiental que padecen. La retirada de Estados Unidos del acuerdo mundial contra el cambio climático, alcanzado en París en diciembre de 2015, puede ser compensada con la favorables expectativas que han abierto China e India, que se muestran partidarias de prescindir del carbón en el futuro y apostar por las energías renovables.

¿Cómo conseguir la energía solar que necesitamos?

Recientemente, expertos de la Alianza Global de Institutos de Investigación de Energía Solar (conocido como GASERI por sus siglas en inglés) han desvelado las claves para poder llegar a generar hasta 10 teravatios de energía solar en 2030 para así conseguir dos tercios de la energía necesaria para nuestro día a día. El informe, publicado en la prestigiosa revista Science, apunta 10 medidas, entre las que se encuentran la reducción de costes en la producción de los paneles fotovoltaicos y la optimización de su fabricación e instalación.

Por su parte, otro estudio elaborado por Bloomberg apunta que, para entonces, la energía solar será mucho más barata que el carbón en casi todo el mundo. Para 2025, el coste medio de un megavatio obtenido por medio de la energía solar será de unos 73 centavos (unos 65 céntimos), un 36% menos que el de hoy, tal y como explicó, Jenny Chase, jefa de análisis solar en New Energy Finance.

No sabemos lo que ocurrirá en el futuro, pero lo que sí parece claro es que algo se debe hacer a nivel mundial. Un informe de la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) y la NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica) concluyó que el 2016 fue el año más caluroso registrado en todo el planeta. Una marca que se ha obtenido por tercer año consecutivo. Quizás la solución pase por seguir el ejemplo chino y reutilizar parajes devastados por la mano del hombre para generar energías renovables.


Con información de Daily Dot, NASA, Nmas1, The New York TimesBloombergScience y Digital Trends. Las imágenes son propiedad de Sungrow, Nat Krause/Wikimedia, 3dman_eu/Pixabay

Otras historias para mejorar el planeta:

– Del platanófono al rinoceronte de Tinder: las campañas más originales para crear conciencia medioambiental

– Del lince ibérico al oso panda: una vuelta al mundo celebrando la biodiversidad

– El 92% de los usuarios de cigarrillos electrónicos ha dejado de fumar

– ¿Puede acabar la digitalización con la globalización?

Comentarios: 1

Posts Relacionados

Buenas tardes , me gusta mucho las placas de energia solar , me encantaria , me gustaria mucho saber , en fotovoltaica , que fabricante es el mejor , y que sus placas solares produce mas energias y duran tambien mucho tiempo . Tambien , si me podria decir que fabricante es el mejor en las placas solar de agua caliente sanitaria y que son los mejores en este sector . Por favor , si me lo podrian enviar por mail .

I am here in SPAIN , my phone is : 0034 664 57 08 28 I have Whatsapp

Gracias un cordial saludo

Comentario Leon Azar | junio 27, 2017 | 12:01 pm

Leave a comment

Nombre (requerido)

Comentario

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone