Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Nueve preguntas que hacer a una startup

La mayoría de la información que podemos encontrar sobre el tema de personal de trabajo es para el empleador, no para el empleado. (Y yo soy tan culpable de esto como cualquiera: por ejemplo, “El arte de contratar, I y II)

Vamos a cambiar las tornas, a ver las cosas desde el otro lado, y equilibrar la balanza comentando lo que un buen candidato debería preguntar a una compañía startup privada antes de dar el salto “al infinito y más allá” como diría Buzz Lightyear. Nota bene: que quede claro que hay un orden definido en la forma de hacer esto: En primer lugar, conseguir la oferta de trabajo, y luego a continuación, ¡hacer las preguntas!

1. ¿Cuántas acciones se han emitido en total?

La mayoría de las empresas ofrecen unas cantidades asombrosamente grandes de opciones a acciones. La verdad es que 100.000 acciones suena como un número muy grande – especialmente si la compañía sale a bolsa, digamos que a 20$ la acción y pasa a 400$ la acción como nos quieren hacer creer. Eso serían 40.000.000 dólares – ¡os podríais comprar la casa de Larry Ellison con esa cantidad de dinero!

El número de opciones que te ofrecen es un número sin sentido a menos sepas el número total de acciones emitidas. Con estos dos datos, puedes calcular el porcentaje de la empresa que representarían tus opciones – y eso es lo que cuenta. Por ejemplo, 100.000 acciones de 1.000.000 total de acciones es un porcentaje mucho mejor que 250.000 acciones de 10.000.000 de acciones totales.

Podrías simplemente preguntar cuál es el porcentaje que recibirías, pero eso sería un poco grosero, y algunas personas podrían interpretar tu falta de tacto como una falta de sensatez. :-) Sin embargo, sólo porque averigües cuánto  porcentaje de la compañía te van a dar, no te vuelvas loco haciéndote ilusiones sobre tu nuevo valor.

Éstas son algunos parámetros a lo “Guy” para una compañía de startup que ya ha conseguido su primera ronda de capital privado de 1-3 millones de dólares, con tan sólo quince empleados. No mires sólo la parte superior de la gama porque hay muchas variables a considerar incluyendo salario, bonos en efectivo, la ubicación geográfica, y lo más importante de todo, lo que se percibe como tu valor.

  • Ingeniero senior: 0.3 a 0,7%
  • ingeniero de nivel medio: 0.2 a 0.4%
  • Jefe de producto: 0.2 a 0,3%
  • Arquitecto, es decir, el hombre o mujer principal, aunque sea un contribuyente individual: 1 – 1,5%
  • Vicepresidentes: 1,5 – 3%
  • Director general, es decir, “supervisor adulto” contratado para sustituir el fundador: 5 – 10%

(Sé que voy a lamentar daros estas referencias … aquellos que leéis este blog en un feed RSS os asombrareis de cómo van a cambiar estos números.) :-)

Y otra cosa más acerca de estos porcentajes: cuando la empresa va teniendo más éxito y va creciendo – y posiblemente busque conseguir más capital para impulsar el crecimiento – tu porcentaje será menor. Es mejor ser dueño de un pequeño porcentaje de una gran empresa que de un gran porcentaje de una pequeña empresa.

2. ¿Cuál es el índice de gasto mensual?

El índice de gasto, se entiende comúnmente como la liquidez neta. (En la mayoría de los casos, “neta” no hace falta decir “neta”, porque no hay ingresos.) Quieres que la respuesta a esta pregunta sea en términos de dinero en efectivo – no en plan “suponemos que” o “contamos con las siguientes proyecciones de beneficios”, a menos que puedas pagar tu alquiler con beneficios supuestos en hojas de cálculo.

3. ¿Cuánto dinero hay en el banco?

Esta es una pregunta sencilla. Ahora coge la respuesta que te dan y divídela por el índice de gasto mensual. Esto te dirá cuánto tiempo hay antes de que la empresa se quede sin dinero. Si la respuesta es menos de seis meses, sé cauteloso a menos que la empresa ya haya firmado las hojas de términos para la próxima ronda de financiación. Si no es así, supón que tardará al menos seis meses antes de cerrar otra ronda de financiación.

4. ¿Cuándo conseguirá la empresa flujo de caja (cash flow) positivo?

Haz esta pregunta, porque es probable que te digan que hay meses y meses de efectivo o que la siguiente ronda de financiación tiene muy “buena pinta”. Si la respuesta es que está a años de distancia, entonces estás entrando en un terreno de mayor riesgo porque los capitalistas privados no son precisamente los más pacientes y leales. Un mayor riesgo es aceptable -se necesitan años para construir una gran compañía – pero está bien que sepas en dónde te estás metiendo.

5. ¿Cuándo estará listo el producto?

Esto es sólo otra forma de preguntar sobre el flujo de caja positivo. Obviamente, es improbable que exista flujo de caja positivo antes de que el producto esté listo, pero si la empresa dice que el flujo de caja positivo se producirá en cuanto esté listo el producto, piensa que eso es un poco raro, o los gestores no tienen mucha idea. Mi consejo es que agregues seis meses al “peor de los casos” porque normalmente no se tiene el producto listo cuando se dice.

6. ¿Puedo hablar con algún inversor externo de la junta de directores?

Si los inversores externos son tan optimistas sobre la compañía como te están diciendo que son (y asumiendo que eres realmente una súper estrella para el puesto de alto nivel ejecutivo que estás solicitando), entonces la empresa estará de acuerdo con esto. Si no es así, entonces o bien los inversores están “cansados”, o no eres tan importante. De hecho, si eres una superestrella, casi no lo tendrás que preguntar, porque el equipo de gestión le pedirá a uno de los miembros importantes de la junta que te llamen.

7. ¿Puedo hablar con algunos sitios beta?

Esta pregunta es otra forma de testar la realidad: la empresa, probablemente, está dejando que se filtre una historia sobre cómo todos los sitios beta están enamorados del producto. (En mi carrera, todas las empresas siempre me ha dicho que los sitios beta “estaban enamorados del producto.”) Si te dicen que no, entonces puede ser que la empresa no quiera molestar a los futuros clientes (lo cual es razonable) o que no eres importante (lo cual es posible). Por supuesto, también podría darse el caso de que el producto fuera una porquería, y por ello la empresa tendría miedo de que hables con sitios beta. Sería bueno saber si esta última posibilidad es la cierta.

8. ¿Cuánta cuota de preferencia tienen los inversores sobre la liquidación de activos antes de que el accionista común se lleve algo?

Supongamos que la empresa ha recaudado 25 millones de dólares y la cuota de preferencia es de 25 millones de dólares (o podrían ser múltiplos de 25 millones de dólares, en función de cómo los inversores hayan negociado los términos de la inversión). Esto significa que los inversores recuperan sus 25 millones de dólares antes de que los empleados consigan cualquier cosa. Si la empresa se vendiera por 25 millones de dólares o menos, entonces los empleados no recibirían nada. Si hay una cuota de preferencia de muy alta sobre la liquidación, las acciones que te están ofreciendo pueden no tener demasiado valor.

9. ¿Existen cuestiones de propiedad intelectual o juicios pendientes?

Esta es una pregunta de “limpieza”. Para decirlo suavemente, sería bueno saber la empresa está limpia, que la propiedad intelectual de la empresa está libre y es transparente, y que no hay demandas que podrían ser un lastre para la empresa. Si no lo preguntas, no esperes que la compañía te ofrezca información de esta índole durante el proceso de contratación.

Por último, un poco de precaución: la administración puede interpretar estas preguntas como prueba de una falta de “confianza en el producto” o una incapacidad de ver las cosas de forma global y a largo plazo. (Repito lo anteriormente dicho: Consigue que te ofrezcan el trabajo primero y haz estas preguntas después). Por otro lado, también es posible que les impresiones con tu conocimiento de cómo funcionan las financiaciones y las nuevas empresas. Bienvenido al complejo y contradictorio mundo de las compañías startup.

>> Guy Kawasaki (Hawai -1956) es autor del libro ‘Enchating, the art of changing Hearts, Minds and Actions’ y co-fundador de  Alltop.com, una revista online sobre los temas más populares de la Web.

Foto: jakeandlinsay

VERSIÓN INGLÉS

Comentarios: 2

Posts Relacionados

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: La mayoría de la información que podemos encontrar sobre el tema de personal de trabajo es para el empleador, no para el empleado. (Y yo soy tan culpable de esto como cualquiera: por ejemplo, “El arte de contratar, I y II……

Trackback Bitacoras.com | Junio 12, 2011 | 11:20 pm

[…] pero no cuentan para subir al Olimpo. Puedes registrarte o iniciar sesión. 1 Nueve preguntas que hacer a una startup […]

Pingback Nueve preguntas que hacer a una startup | Junio 13, 2011 | 12:13 pm

Sorry, the comment form is closed at this time.

Lo más visto

  • día
  • semana
  • mes
  • todos los tiempos

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone