Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Empresas con alma: cultura, anticultura e incultura

davord

Del 1994 al 2001 tuve la increíble suerte de vivir en primera línea el nacimiento de Internet en España y de aquello que se llamó la “burbuja”. Lo viví tan directamente que exploté a la vez que el “puntocom”, en una espectacular y terrible suspensión de pagos de un grupo de más de 600 personas. Vivir es equivocarse y equivocarse es aprender (a veces). Tiempos revueltos, que a mí me parecieron en aquel momento lo peor que me podría pasar, profesionalmente hablando, y curiosamente fueron justo lo contrario…(sin esa crisis no existiría Pocoyo por ejemplo)

Pero hoy no quiero hablar de esa ascensión y caída de una de esas compañías, ni de lo que vino después… Quiero hablar de la oportunidad que tuvimos en esa época de cambiar cosas y de soñar con nuevas estructuras de relación entre la gente que conformaba la empresa, equipo humano, líderes, fundadores y el objetivo del negocio. Por primera vez mirábamos un proyecto no sólo basándonos en el dinero que podíamos ganar, sino en el valor, el equipo y el amor que generaba…(sí, he dicho amor…)

Durante esos años pudimos hacer muchos cambios y ¡vaya si los hicimos!. Y ¡vaya si nos criticaron por eso!. En un brevísimo espacio de tiempo nacieron compañías por todos lados donde se hablaba de compartir beneficios, de “stock options”, de tiempo libre, de cultura de empresa, de sentimiento de equipo, de orgullo del trabajo realizado y hasta de masajistas y dj´s (yo lo era de Teknoland..:-D)… Durante esos años nuevos emprendedores vieron la oportunidad de construir de una forma diferente y a la vez, ironicamente, empresarios mas clásicos se dieron cuenta de que no podían acceder al talento sin ofrecer similares oportunidades. Muchos, y me incluyo, decidimos que “Empresa” no era un sinónimo de enriquecimiento sin más, sino que era un camino que iba más allá, relacionado mucho más con la pasión por productos de excelencia, y por sentirse pertenecer a algo grande y transformador.

Bien es verdad que aquello duró solo unos pocos años, y luego aquello se convirtió en un baile de especulación, de sinsentido y de bancos de inversión de dientes afilados…y así nos fue.

Y aunque a algunos todo esto les pueda parecer una frivolidad de “empresarios new-age”, la verdad es que 15 años después vemos que la mayoría de las iniciativas empresariales atractivas en el mundo, y en donde a muchos nos apetecería estar, son aquellas que pueden presumir de trasmitir un alma que esta en ese producto y a la vez en el trabajador, en la tienda, en el diseñador, en el comercial, en la decoración de la oficina, en la imagen corporativa o en la manera de repartir los beneficios que el éxito conlleva y por encima de todo, y permitidme que esto lo subraye, que es el reflejo de un proyecto que tiene sentido.

Un alma que se ve en la determinación de un grupo de profesionales que duermen en la oficina para acabar un trabajo, en como hablan de su compañía, en que consumen sus servicios y productos con orgullo o en cómo celebran los objetivos logrados. Cabezota como soy, he seguido empeñado en trasmitir en cada una de las empresas que he fundado mi pasión y mi forma de ver el mundo y en cada una de ellas he intentado ir un poco más allá. Creo que es vital hacerlo así y que eso diferencia enormemente una compañía de una COMPAÑÍA (en mayúsculas). Entiendo la tentación de ver este modelo como infantil e inservible, pero dejadme deciros que nos ha dado extraordinarios resultados empresariales en forma de grandes negocios y de proyectos transformadores y globales.

Aquellos tiempos del Boom de Internet pasaron y hemos vivido unos años donde, sobre todo en España, lo que hemos visto está lejos de este alma. Mucha especulación inmobiliaria o financiera; vuelta al pasado: dinero-y-sólo-el-dinero. De aquel “Internet Bubble” nacieron corrientes muy críticas con este pensamiento de cultura de empresa aparentemente poco práctico, “naive”, y que acababa generando gasto y falsas expectativas en los empleados.

Así que, además, ahora tenemos que luchar contra una visión tremendamente negativa de la figura del empresario/emprendedor, (y algunos políticos no ayudan mucho, la verdad). Es cierto que muchas veces esa visión está causada por el propio empresario, que en muchos casos ha recurrido, directa o indirectamente, a la “anticultura” del mal genio, a la muerte del espíritu de equipo, del no asumir la responsabilidad por tu trabajo, al recurso del descalificativo fácil y de la autoridad entendida como “mano dura”. Es verdad que hay también ejemplos de empresas que funcionan y prosperan aplicando esa “anticultura”, pero casi todas ellas fueron creadas en los años 70-80, en los que vivíamos una realidad social y económica muy distinta a la que vivimos ahora.

Necesitamos otra forma de ver las empresas, necesitamos conseguir que las gente las vea como algo diferente a “unos pocos queriendo enriquecerse”, hay que cambiar la fórmula a ” algunos-muchos intentando cambiar el mundo”. Afortunadamente hay bastantes ejemplos de empresas extraordinarias que se basan precisamente en una cultura y un espíritu fundamentalmente positivo, y lo sorprendente es que cada vez son más. Empresas que proyectan externa e internamente unos nuevos valores que el cliente reclama y que, ahora sabemos, no se consiguen más que por un camino.

Por ejemplo, todos los trabajadores de Patagonia, productora de ropa y equipos de montaña, son amantes del aire libre. Cuando hay buenas olas, abandonan las oficinas y se van a hacer surf. Esto crea un ambiente de trabajo caótico, pero también garantiza que los empleados sepan reconocer un material de surf extraordinario cuando lo ven y eso irremediablemente le llega al cliente final. ¿Quién no querría conocer este tipo de productos o incluso trabajar en esta empresa?

What If? Innovations ha sido nombrada varios años consecutivos como uno de los “lugares de trabajo más felices de Reino Unido” y destaca por una política de recursos humanos volcada en los objetivos personales y profesionales de los empleados y por un espacio de trabajo realmente divertido.

De hecho, si no me equivoco, la revista Fortune publica todos los años una lista con las “Cien mejores empresas en las que trabajar” en la que son habituales organizaciones como Google o Starbucks o como NetApp, que lidera el ranking del 2009 y destaca, entre otras cosas, por una política específica para los viajes de empresa: “Viaja y controla tus gastos, pero no vuelvas a casa cansado como un perro por ahorrar unos cuantos dólares”.

El alma de una empresa es responsabilidad del emprendedor, es una prolongación de su personalidad, de su forma de ver la vida y tiene que ser un ejemplo en su estilo directivo, en las relaciones con el equipo y en su relación con los clientes /usuarios/consumidores. Es una” marca” personal que acaba trascendiendo de uno o pocos individuos a una compañía entera, crece en la estructura, de una manera muy vertical, y hace que las personas que participan en ese proyecto o que lo consumen, acaben siendo extraordinarios amplificadores dentro y fuera de la compañía

El secreto, quizás, es no enfocarse tanto en hacer dinero como en hacer las cosas bien… las ganancias vendrán solas. El dinero es importante, vital , pero no es el principal factor para lograr, por ejemplo, empleados satisfechos, eficientes e implicados en los objetivos de un proyecto. El secreto está en crear empresas que aporten algo, que tengan sentido, sentido, sentido, sentido, sentido…(me lo repito como un mantra). Y creo que a ese concepto de bien es a lo que fundamentalmente debemos dar una vuelta de tuerca los emprendedores de hoy que vamos a intentar ser los emprendedores del futuro.

Comentarios: 13

¿Nostálgico de los arcades? Tu lugar está en Corea del Norte

north-korean-arcade-photos-9-600x450

PlayStations,  PSPs y Wiis pueblan los hogares del mundo al mismo ritmo que las salas de videojuegos del planeta van cerrando. ¿He dicho del planeta? ¡No! Una pequeña nación poblada por irreductibles orientales sigue echando monedas en viejos arcades para jugar una partidita al Arkanoid, al Monaco GP y al Street Fighter. A la redacción de UK Resistance ha llegado este reportaje fotográfico, entre inquietante y enternecedor. (más…)

Comentarios: 4

Sumergido en eBooks

Parece que una de las razones por la que recordaremos al 2009 es por la aparente explosión del mercado de eBooks. No solo han aparecido una serie de dispositivos nuevos durante este año, sino que se están construyendo algunos esquemas de servicios interesantes alrededor de ellos.

Amazon, actualmente, es la empresa que lleva la delantera en este aspecto; inició en 2007 con el lanzamiento del Kindle (aunque sólo dentro de Estados Unidos), un dispositivo pequeño, con una pantalla de tinta electrónica de 4 niveles de gris, que hace cómoda la lectura porque no es retroiluminada, es parecido a como se ve un papel “real”. Pero lo interesante no era el lector en si, sino todo el valor agregado que hay alrededor del aparato.

(más…)

Comentarios: 5

El verdadero niño del globo

globos

La semana pasada, Estados Unidos –y medio mundo, a través de Internet- se conmovió con la historia de un niño de 6 años que había salido volando por los aires subido en un globo casero. La noticia resultó ser una farsa montada por unos padres ávidos de notoriedad.

Pero en 1964 sucedió en California una historia parecida, real esta vez, y con final feliz. Un grupo de voluntarios estaba ayudando a volar un globo de aire caliente. A la orden de “¡soltar amarras!” todos atendieron menos el pequeño Dan Novell, un enjuto niño de 11 años cuyos dedos quedaron atrapados en la cuerda. Un hombre consiguió agarrar la pierna de Dan, pero fue incapaz de resistir la fuerza del globo. Doscientos espantados espectadores vieron cómo el chaval subía elevado por el globo un kilómetro cielo arriba.

Entre tanto, el navegante en su cesta, William Berry, disfrutaba del paisaje, ajeno a que llevaba un niño colgando de la cesta (huelga decir que en la época no existían teléfonos móviles, igual que no existía la CNN ni el Twitter). No fue hasta que alcanzó los 1.000 metros de altura que miró hacia un lateral y vio al pequeño colgado de la cuerda. La frase de Novell quedará para los anales de la flema (californiana, en este caso) en situaciones extremas: “¿Por favor, señor, podría ayudarme?” (más…)

Comentarios: 2

¿Suena Spotify tan bien como parece?

Quizá habría que hacer la pregunta de otra forma: ¿no están cansados de escuchar a Pedro Guerra balbuceando su nuevo disco en Spotify? Pues no se quejen, que por lo menos se le escucha razonablemente bien, en comparación con otros servicios musicales.

Los chicos de Cnet Inglaterra han realizado una prueba de sonido a ciegas para comparar la aplicación sueca con el nuevo servicio musical streaming de Sky (Sky Songs) lanzado este mismo lunes, un servicio que junto a la rebaja de precio del viejo Napster la semana pasada (ahora 5 € para un número ilimitado de descargas) quieren hacer la puñeta navideña al fantabuloso invento nórdico.

Para ello hicieron desplazarse a 16 personas a las oficinas de la CBS, donde se les dotó de unos auriculares de alta gama y unos procesadores de audio. Allí se les pinchó el “Billy Jean” del finado Jacko dos veces, una en Spotify o otra en Sky Songs, sin decirles que aplicación estaban utilizando.

(más…)

Comentarios: Comentarios desactivados en ¿Suena Spotify tan bien como parece?

Lo más visto

  • día
  • semana
  • mes
  • todos los tiempos

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone