Logo Vodafone

Compartir en:

La batalla de los jugones: ¿PC gaming o consola?

Si hay una lucha que lleva años dándose, y no tiene visos de terminar a corto plazo, es la que enfrenta a los distintos tipos de jugadores de videojuegos: ¿Qué es mejor, jugar en consola o en ordenador? Y como cualquier batalla similar, con tantos participantes opinando y argumentando, es imposible llegar a un consenso final.

Las consolas aparecieron de la mano de Ralph Baer en 1972, creador de la primera videoconsola de la historia, el Magnavox Odyssey. Para entonces ya existían los ordenadores y algunos videojuegos operativos en los mismos, pero fue en este momento cuando un nuevo actor entro en escena y se plantó la semilla de este enfrentamiento.

Desde entonces, la tecnología ha avanzado a una velocidad arrolladora, y queremos centrarnos en el momento que estamos viviendo a día de hoy en el sector. Gracias a estos avances tecnológicos, cada dispositivo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y desde Cooking Ideas queremos intentar aportar un poco de visión global a las dudas que surgen en torno a cada uno de ellos.

Las ventajas de un PC gaming

Como decimos, cada plataforma tiene sus virtudes y defectos, y depende de cada jugador valorar cuáles se ajustan más a sus necesidades. Si bien el ordenador surgió como un dispositivo para otros usos, la importancia que ha adquirido en el mundo de los videojuegos lo ha convertido en un duro competidor. Vamos a tratar de resumir las principales características que supone jugar desde un ordenador.

Imagen de un PC gaming

El catálogo más extenso

Posiblemente, el punto más importante. Existen gran cantidad de tiendas online en las que podemos obtener una cantidad casi infinita de videojuegos. Además, tiene el punto a favor de poder adquirir juegos antiguos y, gracias a la retrocompatibilidad, poder ejecutarlos en los sistemas operativos de hoy en día. Es algo que las consolas han ido mejorando con el paso del tiempo, pero es imposible llegar al nivel que aportan los ordenadores en este sentido.

Además, el catálogo no sólo se reduce a los juegos de PC. Por un lado, existen gran cantidad de emuladores que nos permiten jugar videojuegos de consolas de anteriores generaciones. Por otro, el catálogo se amplía aún más gracias a los mods, que son modificaciones que ha ido creando la comunidad sobre videojuegos ya existentes, que van desde simples mejoras gráficas, hasta prácticamente nuevas experiencias en videojuegos.

Precio de los videojuegos

Otro punto a tener en cuenta a la hora de jugar en ordenador es el precio que tienen los videojuegos. Si bien los juegos suelen tener un precio más cercano en su salida (aunque en la mayoría de los casos sigue siendo más barato para PC que para consola), es fácil encontrar ofertas en las versiones para ordenador, aparte que su precio suele bajar bastante antes. Sumado a las ofertas que ofrecen las tiendas online que compiten entre ellas por ofrecer los mejores precios, hace que el acceso a videojuegos a bajos importes sea mucho mayor.

Aparte, es algo que no sólo se nota en la compra de los juegos. Jugar online en consola conlleva un pago para poder utilizar sus sistemas online, mientras que en ordenador no tiene por qué ser así. Existen juegos que necesitan una suscripción, pero en una gran mayoría no es necesario este pago, lo que conlleva un nuevo ahorro para el jugador.

Mucho más que jugar

Hoy día, la mayor parte de la gente tiene en sus casas un ordenador personal con el que realizar tareas básicas, ya sea navegar por internet, visualizar series o películas, guardar documentos propios, etc. Una de las principales ventajas de un PC gaming es que te permite seguir haciendo esto mismo, y jugar en el mismo dispositivo. No necesitas tener dos aparatos - ordenador personal y consola - para hacerlo todo, tienes la gran ventaja de ser un todo en uno. Es un detalle que siempre esgrimen los amantes del orden y la simpleza.

Por otro lado, la ventaja de pasar de un videojuego a un navegador de internet con una simple combinación de teclas, tiene una componente de velocidad y comodidad para algunos jugadores que busquen ayuda en sus videojuegos. La complejidad y tamaño de los juegos a día de hoy es tal que cada vez es más habitual encontrar jugadores que buscan ayuda para superar todos los retos y secretos, y cuanto más sencillo sea acceder a esta ayuda más valor le aporta a la plataforma.

Actualización de componentes

Otro punto a favor de jugar en ordenadores es la posibilidad de mejorar o actualizar los componentes con el paso del tiempo. Los ordenadores, principalmente los de sobremesa, permiten cambiar partes del mismo, mientras que con las consolas no sucede igual. Si aparece una nueva tarjeta gráfica mejor que la que tenemos, o queremos ampliar la memoria, o actualizar el procesador… Todo este tipo de tareas podemos realizarlas en un PC gaming, mientras que en las consolas, si queremos actualizar, deberemos esperar a la nueva generación de las mismas.

Dependiendo del tipo de jugador que seas este punto tiene diferente importancia, pues no todos los usuarios actualizan los componentes con el paso del tiempo, pero la posibilidad está ahí, y en un mundo que avanza tan rápido como la industria del videojuego, poder estar a la última sin tener que esperar los años que tarden las empresas de consolas en sacar nuevas versiones puede llegar a ser un factor diferencial en esta batalla.

Ventajas de las consolas

Si las ventajas que hemos contado hasta ahora te han hecho plantearte en convertirte en un jugón de los ordenadores, deberías seguir leyendo porque las consolas también tienen sus puntos fuertes:

Imagen de una persona jugando a una consola

Juegos exclusivos

Si hay un punto fuerte que cualquier usuario de consola defenderá a capa y espada, y con razón, son los juegos exclusivos. Muchos de los videojuegos de compañías de consolas son títulos que solamente podrás jugar en sus plataformas. Y no hablamos de juegos cualquiera, normalmente son muchos de los mejores videojuegos de cada generación, o al menos pelean por serlo. Algunos de ellos pueden llegar a aterrizar en PC, pero gran parte de ellos no lo harán, por lo que si quieres poder disfrutarlos no quedará más remedio que hacerlo desde la consola correspondiente.

Además, algunos de estos exclusivos forman parte de famosas sagas, con un gran número de seguidores que aguardan cada nueva entrega decididos a mantenerse fieles a sus consolas para poder disfrutar de sus juegos favoritos. Sagas que, algunas de ellas, cuentan con años y años a sus espaldas de historias que se entrelazan y enganchan a cualquier fan como la mejor de las series.

Sencillez y facilidad

Comprar un juego, introducirlo, y empezar a jugar. Hasta ahí toda la complejidad que tiene iniciarse en el mundo de las consolas. Tan sencillo como olvidarse de instalaciones, configuraciones, compatibilidades de sistemas operativos… Es un punto muy positivo del sector. En algunos casos puede existir alguna mínima configuración, pero las consolas están pensadas para que los juegos de la plataforma funcionen directamente, sin apenas ajustes. Es más algo de personalización de cada usuario, pero en reglas generales, no hay mayor complicación.

Los juegos en formato digital son un poco más tediosos, ya que tendremos que esperar a su descarga y posterior instalación, pero comparativamente con los ordenadores, sigue siendo infinitamente más sencillo y cómodo. Las consolas están pensadas para ello, facilitar la vida al jugador y permitirle disfrutar lo antes posible, por lo que, si es lo que buscas, es algo a tener en cuenta.

Coste inicial asumible

Siempre depende de las posibilidades y necesidades de cada usuario, pero por norma general, un PC gaming supondrá una inversión inicial mucho mayor que una consola. Montar un PC por piezas permite mucho margen a la hora de elegir componentes, pero una consola tendrá un precio cerrado y estará totalmente optimizada para los videojuegos, lo que por regla general será un ahorro inicial muy importante para cualquier bolsillo.

Tratar de replicar los componentes que componen una consola y trasladarlos a un ordenador supone un encarecimiento del producto, por lo que, si lo que queremos es poder disfrutar de videojuegos con una menor inversión inicial, es sin duda la mejor de las opciones.

Videojuegos en formato físico

Aunque pueda parecer un paso atrás, pues el formato digital cada vez toma mayor relevancia en la mayor parte de los aspectos de nuestras vidas, en los videojuegos no sucede así. La existencia de videojuegos en formato físico nos abre posibilidades que las versiones digitales de los juegos de PC no nos permiten. Y la principal es, obviamente, la posibilidad de vender tus videojuegos. Se trata de una genial manera de recuperar parte del dinero que gastaste, una vez has disfrutado del mismo, y a su vez facilitar a otro miembro de la comunidad que quiera jugarlo.

No solo eso, sino que tienes otra opción, la de intercambiar juegos con tus amigos. Dos (o más) amigos, con la misma consola, podéis poneros de acuerdo para comprar diferentes juegos en formato físico, y una vez los terminéis, intercambiarlo entre vosotros, de modo que no tendréis que comprar cada uno el juego de manera individual suponiendo otra forma de ahorrar.

Entonces, ¿qué plataforma es mejor?

En Cooking Ideas no podemos decidirnos por ninguna de ellas. Como os hemos contado, cada una tiene sus ventajas respecto a la otra, y depende sobretodo de cada jugador, lo que busque y necesite. Cada jugón tiene sus prioridades y nosotros solo intentamos dar un enfoque neutro que ayude a cada uno a valorar las diferentes opciones.

Lo que sí podemos hacer es, seas fan de los ordenadores, o fiel seguidor de las videoconsolas, recomendarte los packs gaming de Vodafone con los que podrás disfrutar de tus videojuegos en la plataforma que más te interese y se adecue a tus necesidades.

Pero, si eres un verdadero jugón, no dejarás escapar una oportunidad así. Forma parte de la batalla y elige tu bando 😉

Compartir en: