Logo Vodafone

Compartir en:

La primera representación femenina hecha con un ordenador fue una chica ligera de ropa

pi-up1

Corría el año 1956, en los albores de la informática, cuando se produjo un hito en nuestra historia cultural que ha pasado desapercibida hasta ahora. Se trata de la primera representación de una mujer que apareció en una pantalla de ordenador; y, como anticipando lo que el futuro nos deparaba, era una chica ligera de ropa.

Esta Venus de Willendorf digital nació en un momento en que la potencia de cálculo era tan escasa que requería equipos que ocupaban edificios enteros. Pero un joven norteamericano de sólo 21 años utilizó una computadora militar de 238 millones de dólares, la mayor máquina de este tipo hasta entonces construida, para lograr hacer aparecer una imagen de una mujer con curvas en una pantalla por primera vez.

Este hombre se llama Lawrence A. Tipton y ha sido entrevistado por el periodista Benj Edwards para desvelar, en un interesante reportaje de The Atlantic, cómo y por qué lo hizo.

pin-up2
(Lawrence A. Tipton, padre putativo de la fotografía erótica digital)

Según cuenta, la máquina que utilizó formaba parte del Proyecto SAGE ( Semi-Automatic Ground Environment), un sistema automatizado para el seguimiento y destrucción de bombarderos enemigos de EE.UU. Ocupaba 2.000 m2 de superficie y el corazón de todo el sistema era el equipo IBM AN/FSQ-7 , el primer ordenador con una pantalla electrónica gráfica de la historia y que con sus 275 toneladas es todavía el más grande del mundo.

A partir de 1958, la Fuerza Aérea construyó 21 centros de SAGE en torno a los EE.UU., cada uno con dos enormes computadoras AN/FSQ-7, una activa y otra como respaldo. Era un proyecto tan ambicioso que se encuentra entre los mayores presupuestos de investigación estadounidenses no sólo de la Guerra Fría, sino de toda su historia.

consola

El sistema SAGE pretendía defender a la nación de un ataque soviético mediante la combinación de una entrada de radar en vivo con información preprogramada de los vuelos de las aerolíneas comerciales, para pintar una imagen de lo que debía o no debía volar en el espacio aéreo estadounidense en cada momento. Si hubiera algo que parecía fuera de lugar, los comandantes de SAGE podrían mandar jets para interceptar el objeto desconocido.

Cada consola de control del SAGE era una pantalla de 19 pulgadas de tubo de rayos catódicos (CRT) que podía dibujar vectores basados ​​en líneas y caracteres alfanuméricos en cualquier parte de la pantalla.

sage

Pero entre el muy serio asunto de la detección de amenazas nucleares entrantes, alguien decidió utilizar uno de los equipos para la visualización gráfica de algo un poco más divertido.

Se trataba del cabo segundo de aviación de 21 años Lawrence A. Tipton, que usando una consola y uno de los dos equipos SAGE, creó una interpretación gráfica de una mujer de estilo pin-up que representó como segmentos de línea en las tarjetas perforadas que alimentaban al equipo.

Esa mujer no era otra que la famosa pin-up George Petty en un trabajo para la revista Esquire en vísperas de su jubilación. Ilustró dos calendarios para la publicación, uno para 1955 y otro para 1956. Para cada mes posaba picarona y con muy poca ropa; y esta era la página de diciembre de 1956.

La imagen de la pin-up en sí estaba programada como una serie de líneas cortas, o vectores, codificados en una pila de aproximadamente 97 tarjetas perforadas, que almacenaban datos binarios a través de la matriz de agujeros impresa. Al igual que otros equipos de 1950, el AN/FSQ-7 utilizaba las tarjetas perforadas como entrada de datos y programas.

pin-up3

Cuando se cargó, la imagen de la pin-up se hizo visible en intermitente pulsos sincronizados, como si fueran datos de radar en tiempo real. Desde luego, si llega a verlo un general le hubiera hecho un consejo de guerra. Pero Lawrence A. Tipton lo planeo todo con nocturnidad y utilizó una cámara de Polaroid de larga exposición para inmortalizar el momento.

Mientras Lawrence Tipton insiste en que la pin-up sólo tenía por propósito un diagnóstico rutinario de los equipos, los operadores de la SAGE en décadas posteriores todavía lo recuerdan como una manera alegre de pasar las horas aburridas del turno de noche, cuando el tráfico aéreo era escaso o la máquina de reserva no estaba en servicio.

Sin embargo, todos afirman sin tapujos que en ningún momento, mientras jugaban con la chica ligera de ropa, la misión principal de la defensa aérea de EE.UU se vio comprometida.

pin-up4

Fuente y Fotos: The Never-Before-Told Story of the World’s First Computer Art (It’s a Sexy Dame). The Atlantic

Más información en SMECC.org 

Compartir en: