Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Qué felices seremos los dos punto cero

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=GPunlJSy-NY[/youtube]

Pasen y vean, el maravilloso mundo de color en el que vivimos gracias a internet y eso tan de moda como las redes sociales. Confío en que siendo la primera semana del vacacional mes de agosto, no haya lectores al otro lado del teclado, porque estén siguiendo mis humildes consejos de salir a la calle, al campo, a la playa o a los pueblos y socializar de verdad. Quizá no puedan evitar decirle “me gusta” a lo que vean sólo a sus parejas o acompañantes y usen sus smartphones para inmortalizar el momento y subirlo a sus perfiles dos punto cero.

Pero hagan lo que hagan, no olviden sonreír. Han de parecer ustedes felices y triunfadores merecedores de esas vacaciones, lo sean o no. Eso es lo de menos, porque en realidad, curioso concepto, ustedes ya no son seres anónimos sino como dice Seth Godin en su blog, ustedes ya son auténticas celebridades, y se comportan como tales. Y un famoso debe ser siempre alguien más que admirable, envidiable. “Que no se respire miseria” que decía alguien que conocí hace tiempo, pero, mire usted por donde, ya no recuerdo quién era. Quizá porque algún día, olvidó sonreír, o decir lo que le gusta…

Y esa puede ser una de las claves del éxito de Facebook, que ya sabemos que se trata de la mayor fuente de cotilleo y eso nos encanta,  pero no sería lo mismo si colocaran el tan deseado botón “No me gusta“, porque hoy lo que queremos es presumir de lo grandes que somos y lo muy felices que estamos. Y mucho ojo con decir lo contrario. Lo cool es ser feliz, o parecerlo y está enredado en una sociedad en la que se cuenta contigo siempre que seas tan feliz y triunfador como los demás. Y como use esa red para contar sus penas, en menos de dos comentarios aparecerá el consabido consejo de cambiar su actitud, que es en realidad lo que le pasa. Tanto ver la televisión y a lo mejor, no ha aprendido a ser un teletubi, de colores, sin sentido pero feliz. Por cierto, siempre me dieron bastante miedo esos personajes. Yo soy más de Disney o Barrio Sésamo, con historias de buenos y malos definidos, en los que cuando había que llorar, se lloraba. Y me parece una nueva forma de esclavitud muy peligrosa. Lo siento, a partir de aquí, puede no gustarle lo que lee.

Sònia Valiente, periodista y blogger, hizo alarde de su apellido y me descubrió rápidamente el auténtico “Secreto“, y no precisamente el de la Ley de la Atracción, en un post llamado “Sonríe o Muere“:

“Si fuera tan sencillo como beberse un refresco, acudir al gimnasio o cumplir con el coito semanal, los libros de autoayuda no se venderían como si no hubiera un mañana.”

Lo hacía a su vez, utilizando el título de un libro escrito por la estadounidense Barbara Ehrenreich que denuncia la corriente dominante del “Optimismo a la fuerza” y que un artículo publicado en El País describe así:

“Esta seudoideología casi infantil es suscrita al alimón por economistas, políticos, psicólogos, médicos y estrellas de la televisión. Según la misma, las víctimas de la crisis no solo tienen que sufrir en silencio su desgracia sino que casi se ven obligadas a estar contentas.”

No sé si les va sonando. Supongo que no, porque ustedes en realidad, son felices. Tan triunfadores como su bio de twitter y tan guapos como la foto de su avatar. Por eso, empezarán a desconfiar de este escritor que recela de tanta sonrisa. Igual es que no he entendido que gracias a las redes sociales, ya nos somos lo que somos, somos lo que contamos. Y por ello, podemos convertirnos en lo que queramos.

Y si no me creen a mi, tomen nota de lo que opina la antropóloga argentina Paula Sibilia, que ha participado en un ciclo de conferencias en el CCCB de Barcelona, cuando dice “Yo soy mi facebook“:

“Los diarios íntimos o las cartas eran un diálogo consigo mismo o con una persona concreta, hoy los blogs, las redes sociales, consisten en la exhibición pública del Yo. Y en muchas novelas autor, narrador y protagonista es la misma persona” y “los personajes que nos inventamos para tener la aprobación de los otros también son reales”

Ahí le ha dado. Necesitamos la aprobación de los demás, y nadie aprueba que estés triste. Da mal fario. Necesitas salir en la foto de grupo diciendo “Cheer” porque, como continúa el artículo…

“Si lo importante no es la esencia sino la apariencia, necesitas ser visible para existir. La diferencia entre una persona y un personaje es la soledad.”

Pero ya nadie está solo si no quiere. La media de amigos de cualquier persona conectada son 150 sonrisas. Y gracias a esa compañía, somos más felices y más fuertes. Más libres. Y si no lo somos, que lo parezca, aunque sea por contrato, como se explica la deliciosa Mala de la Película, cuando en un verdadero ejercicio de valor y coraje, se desahoga en su blog personal, que para eso lo es. Aunque por su profesionalidad en el mundo del social media, sabe que ha de advertir a los lectores para que no se lo tengan muy en cuenta, empezando:

“Un poco por contrato, un poco porque me gusta el disfraz de superheroína, (aunque me quede fatal), ultimamente lucho un montón contra la tristeza.”

Pues esas sonrisas, pueden ser las del Joker, y aquellos que tanto nos quieren virtualmente pueden ser nuestro peor jurado. Así lo define, en lo que no paro de releer desde hace semanas, la reseña del espectáculo “Crazy Love“:

“Habitamos una sociedad globalizada que se autovigila a tiempo real emitiendo juicios de valor de manera casi instantánea sobre todo lo que hacemos, pensamos y decimos. Nunca hemos disfrutado de tanta “libertad vigilada”

Libertad vigilada. Dos palabras que no combinan bien. Porque si nos vigilan, no nos sentimos libres para ser como somos, felices o no. Y sólo nos esforzaremos en parecerlo. Y quien no consiga serlo, siempre puede disfrutar un rato destripando a quien por un momento se muestre humano, y cometa el más mínimo fallo. Como también critíca muy ácidamente un artículo de ABC a cuenta de un tuit de Paula Vázquez en el que confundió la expresión “O sea” con la palabra “Ósea” y sirvió de escarnio “a la Bisbal“… “Sobre todo para los que con una @ delante están todo el rato que se escriben encima.

Al final, va a parecer que como digo siempre, la gente es gente y todo es lo mismo. Esclavos de las apariencias y “el qué dirán“, que decía mi madre. Pero no seré yo quien les deje con mal sabor de boca y les borre la sonrisa de la cara. Todo lo contrario, mi intención es pintarles una sonrisa duradera. Aunque sea con ácido como la del Joker. Convencerles de que sean felices realmente, no que intenten parecerlo. Y que puede que mostrarse tal y como son, también con sus debilidades y tristezas, les haga comprender que la felicidad sólo se logra siendo libres, y siendo uno mismo. Y si no, pueden probar a cantar todas las noches la canción del video que ilustra el post. Les dejo la letra:

MI CASITA DE PAPEL

(Radio Topolino Orquesta)

Encima las montañas tengo un nido

que nunca ha visto nadie como es,

está tan cerca el cielo que parece

que ha sido construida dentro de él.

Encima las montañas viviremos

el día que tú aprendas a querer,

y así podrás saber como es el cielo,

viviendo en mi casita de papel.

Que felices seremos los dos

y que dulces los besos serán.

Pasaremos la noche en la luna,

viviendo en mi casita de papel.

De papel, de papel,

Comentarios: 9

Posts Relacionados

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: http://www.youtube.c Pasen y vean, el maravilloso mundo de color en el que vivimos gracias a internet y eso tan de moda como las redes sociales. Confío en que siendo la primera semana del vacacional mes……

Trackback Bitacoras.com | agosto 4, 2011 | 9:20 am

Verdades como puños. Un amigo me decía el otro día que se deprimía con mis retweets, ¡pero es que a mí me deprime el mundo y últimamente no estoy bien! Mi pareja no utiliza Facebook por si le viese un futuro empleador, ¡pero es que tienes más ámbitos y facetas que la estricta corrección laboral! Cuando me descrubo políticamente, mi madre, trabajadora del ayuntamienyo de mi pueblo cuyo perfil es “mi amigo” en Facebook, me abronca porque según ella me cierro muchas puertas por nada ¡si no soy de ningún partido! (nada, curiosa forma de valorar la dignidad y la escasa libertad de, al menos, quejarnos). El otro día un usuario de Twitter, faltón y manipulador como él solo, por cierto, se quedaba descolocado tachando de incoherente mi discurso porque planteaba una utopía ideal para el mundo, pero decía desear acciones muy concretas para España que eran infinitamente más banales -factibles y realmente incoherentes con la utopía- y porque directamente no tenía opinión sobre algo o veía pero era incapaz de elegir y defender una de entre las múltiples caras de alguna cuestión. La tristeza está mal vista, y ser nosotros mismos, con nuestra multidimensionalidad, nuestra incoherencia, y nuestra capacidad de entender los grises entre el blanco y el negro, también. Supongo que esperan un discurso unificado y ultracoherente, fotos y canciones, pero, como decía Mari Trini en su magnífica canción que de la Iglesia ha utilizado para “Balada triste de trompeta”, esa no soy yo.

Comentario Laura Bagur | agosto 4, 2011 | 11:24 am

Hola José Carlos, me alegra, inspira y respalda este post! Estoy de acuerdo contigo. Muchas veces, prefiero ser un tipo ácido y resentido que pretender buscar la forma de “resultar atractivo en las redes sociales”, es bueno ser sincero hasta en la vida digital. Por otro lado, seguiré pendiente de tus post como todos los jueves y te felicito por estas buenas lecturas que invitan a reflexionar por periodos indeterminados. Juan Carlos

Comentario Juan carlos | agosto 4, 2011 | 7:27 pm

La gente vive eterna disfrada y las redes sociales no son distintas. Es más, suelen magnificar todo para un lado o para otro.

Comentario Odi Montero | agosto 4, 2011 | 8:03 pm

Gracias Laura, y tu reflexión complementa muy bien el post. Que por cierto, no pretende ser una oda a la tristeza o la depresión! Sólo pretendo denunciar la falsa felicidad que se respira, y la presión a la que nos sometemos, entre todos, por estar en el escaparate. Un saludo.

Comentario Jose Carlos León | agosto 4, 2011 | 8:22 pm

Gracias Juan Carlos, eres muy amable. Trataré de superarme cada jueves ;)

Y ciertamente, ese es el consejo que he repetido en más de un post. Ser real, sincero y uno mismo.

Un saludo. J.

Comentario Jose Carlos León | agosto 4, 2011 | 8:24 pm

Odi, ya sabes lo que digo siempre, verdad? “la gente es gente” Y como dices, las redes sociales sólo potencias algunas cosas.

Un saludo. J.

Comentario Jose Carlos León | agosto 4, 2011 | 8:25 pm

[…] Qué felices seremos los dos punto cero https://www.cookingideas.es/que-felices-seremos-los-dos-punto-cer…  por kylian hace 2 segundos […]

Pingback Qué felices seremos los dos punto cero | agosto 4, 2011 | 10:46 pm

[…] » noticia original […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone