Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

¿Qué pasó con los viejos salones recreativos?

Pese a que aún quedan algunos salones recreativos, aquí o allá, no son más que una minúscula parte de los que llegaron a haber en su cúspide, a principios de los 80. La muchachada se reunía allí para disfrutar de los últimos videojuegos, socializar un poco y, en definitiva, hacer algo sin que los padres les controlasen.

La llegada de consolas tan potentes como cualquier arcade a mediados de los 90 les condenó a extinguirse. ¿Y dónde acabaron todos aquellos preciosos muebles? Algunos, en manos de aficionados. Pero la realidad es que la mayoría de ellos acabaron desguazados.

 

Estadísticamente, la edad dorada de estos salones a nivel mundial fue a principios de los 80. Fue entonces cuando juegos como Space Invaders, Pac-Man o Donkey Kong batieron records de fabricación. La venta de cada uno de estos arcades, normalmente por unos 2000$, suponía para los fabricantes unos ingresos muy apetitosos. Estos elevados precios hicieron que, en Europa, se optasen por muebles “genéricos” cuya placa era cambiada, adecuándose los precios a los de una economía más débil que la americana o japonesa.

El ‘gran crash’ de los videojuegos’ dejó seriamente tocada la industria en los EEUU. La saturación del mercado de estos terminó por explotar, y entre 1983 – 1984, miles de fabricantes de videojuegos tuvieron que bajar su producción o cerrar. La apatía, por lo visto, se contagió al sector de las maquinitas. Los videojuegos se habían pasado de moda en el país más rico del mundo, y toda la industria notó este cambio, con salones recreativos cerrando por todas partes.

 

En América, esta industria jamás se recuperó, aunque muchas aguantaron el chaparrón, y se crearon franquicias como la pizzería-salón de arcades Chuck-E-Cheese. En Europa y Japón, sin embargo, la situación fue diferente. La irrupción de los ordenadores personales baratos (Spectrum, Amstrad, C64) en Europa y de la primera consola de Nintendo, en Japón, mantuvo el interés.

Pero el declive llegó igualmente a mediados de los 90, momento en el que el proceso ya era irreversible. Los jugadores se quedaban en casa para jugar, así que los muebles tenían que ser cada vez más grandes y espectaculares. ¿Y qué hicieron los propietarios? Pues en la mayoría de los casos… tirarlas y desguazarlas.

 

Muchas de estas fueron “destripadas” para conseguir piezas de repuesto, siempre útiles. Así que los muebles fueron destrozados para poder aprovechar dichos componentes. En otros, sencillamente, quedaron cogiendo polvo y pudriéndose en almacenes hasta que hubo que hacer sitio y las destrozaron. Dada las altas tiradas de algunos modelos como ‘Centipede‘ o ‘Tempest‘, su valor de coleccionista no era especialmente elevado.

En aquella época. Hasta principios del nuevo siglo, no comenzó la labor de “rescate” de los fans, aunque para entonces ya se habían destruido centenares de ellas. Los que en su día fueron chavales querían cumplir su sueño de tener una recreativa en casa y comenzaron a construir sus colecciones aprovechando el escaso valor que tenían los muebles en aquella época.

Su labor restauradora suele ser bastante más meticulosa que la de Cecilia y su Ecce Homo,  y exhiben sus colecciones en foros y ferias de retroinformática. Eso sí: es práctica común utilizar partes de otros muebles para dejar uno de ellos como nuevo, con lo cual las otras quedan también inútiles. Otros optaron por hacerse con una simple recreativa para aprovechar el mueble e instalar un ordenador en su interior.

Con la popularización del emulador MAME, es posible tener todos los títulos míticos en una sola máquina. Claro que eso de acercarse a echar cinco duros y ver el logotipo de Windows siempre es algo turbador…

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=M_s-49rNCdw[/youtube]

Los recreativos sobreviven como pueden en occidente desde mediados de los 90, creando espectaculares despliegues para llamar la atención del jugador. Donde antes se alineaban decenas de cabinas con su mando y sus botones, ahora tenemos réplicas gigantes de coches, motos y ruidosas máquinas de baile para tratar de dar una experiencia diferente a las de las casas. Localizados principalemente en centros comerciales, quedan como testimonio de lo que en día fue el refugio de millones de jóvenes de todo el mundo.

Aún queda, eso sí, algún salón que resiste de manera épica, ya más como tributo a una época y divertido museo. La sala Funspot Family Entertainment Center tiene una extensísima colección donde jugadores de todo el mundo se acercan para volver a encontrarse con una parte de su pasado y echar unas moneditas. O incluso tratar de batir algún record, como cuentan en la película ‘The King of Kong’.

¿Y Japón? Japón, como siempre, es otra historia, y allí siguen quedando salones a tutiplén, donde batir los últimos records tanto de los juegos de baile y música tan de moda en los últimos años como de disfrutar de algún matamarcianos old-school. A ellos les corresponde la labor de auténticos preservadores de esta tradición lúdica.

Más información en Pixfans,  Zona Arcade, The Examiner y Gamefilia.

¿Quieres empezar otra partida?

Ni tiempo para comer: los videojuegos más adictivos

Codicia, cruealdad, xenofobia… ¿qué nos enseñan en realidad los juegos de mesa?

Vintage gaming: las maquinitas de antes de las maquinitas

La increíble casualidad de la foto de la chica desaparecida

Comentarios: 4

Posts Relacionados

En Japon sobreviven porque siguen innovando y poniendo maquinas nuevas. Las recreativas con cartas están a la orden del día y han juntado el coleccionismo de las cartas con los videojuegos (y les ha funcionado muy bien). Además todas o casi todas las recreativas están conectadas en red, y siempre hay alguien con quien jugar.

Buenos juegos y diferentes a lo que podrías encontrar en casa. (Haber como juegas un partido de fútbol en red 11 contra 11 en casa de nadie)

Comentario pinger | septiembre 10, 2012 | 8:09 am

[…] cutre de cosplay que triunfa en las favelas de Brasil-La economía detrás del robo de bicicletas-¿Qué pasó con los viejos salones recreativos?-¿Soplar los cartuchos de Nintendo arreglaba el juego?Comentarios: Sé el primero000Posts […]

[…] 10 anuncios más horteras de recreativos y pinballsPor Redacción | 11.10.2012 | 16:03 h.Ya os hablamos de cómo desde finales de los 70 y hasta entrados en los 90, los salones recreativos fueron un […]

[…] -¿Qué pasó con los viejos salones recreativos? […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone