Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Desafiando a la evolución: este robot tiene tres patas para entender por qué nosotros no

Hagan memoria. ¿Se les viene a la mente algún ser vivo, algún espécimen que se desplace por la faz de la Tierra sobre tres patas? No caen en la cuenta ahora, ¿verdad? No desesperen, ya les adelantamos que por mucho que repasen su archivo mental tan solo alcanzarán a recordar el canguro, si tenemos en cuenta que utiliza su cola también para impulsarse y desplazarse de un lado para otro. Pero más allá de ese animal tan típico de tierras australianas, ¿qué ocurre? ¿Por qué la evolución no ha tenido a bien dotar a ninguna especie con tres patas?

Para resolver tan sencilla y sorprendente cuestión, un grupo de investigadores de la universidad de Osaka, en Japón, han decidido crear un robot capaz de desplazarse con tres extremidades inferiores. El equipo liderado por Yoichi Masuda y Masato Ishikawa, profesor de ingeniería mecánica de dicha universidad, encontró la inspiración en algunos de los androides que H.G. Wells había imaginado y plasmado en su novela de ciencia ficción ‘La guerra de los mundos’. Fruto de esa inspiración surgió la idea de diseñar Martian Petit, un robot trípedo capaz de moverse y equilibrarse.

Su propósito no era otro que tratar de averiguar si la movilidad con tres patas era más compleja, ineficiente e inútil que aquella que se produce cuando los animales son bípedos, como es el caso de los humanos, o cuadrúpedos, como tantos y tantos seres vivos con los que compartimos este planeta.

Si bien la mayoría de las especies del reino animal tienen una morfología simétrica, Masuda e Ishikawa han querido comprobar cómo se movería un organismo que no estuviera formado por dos partes iguales, capaces de cumplir las mismas funciones, sino por tres partes que ejecuten los movimientos de forma similar.

Así, las tres extremidades que componen el cuerpo del Martian Petit, además de ser iguales, ejecutan sus acciones de forma idéntica y sin tener en cuenta el movimiento que realizan el resto de módulos. Cada una actúa de forma independiente, para así generar nuevos patrones de movimiento a los que no estamos acostumbrados. Esto no quiere decir que siempre que se ponga en movimiento su trayectoria sea totalmente aleatoria.

A pesar de la sencillez en la fabricación, las respuestas que puede aportar a la evolución animal son de enorme calado y tendrían una gran repercusión en distintos niveles. A medida que avancen las pruebas que los investigadores están realizando y lleguen a nuevas versiones más avanzadas de este robot, sus creadores piensan que podrán concluir por qué no hay ninguno con una anatomía formada por tres patas. Para ello, aseguran que dotarán de mayor libertad de movimiento al cuarto prototipo que desarrollen de este peculiar robot.

Ni el primer ni el último robot de tres patas

No obstante, y por sorprendente que nos parezca, estos investigadores japoneses no son los primeros que se plantean por qué la evolución nos llevó hacia la simetría y hacia los seres vivos bípedos y cuadrúpedos. Diez años atrás, también inspirado en los temibles alienígenas que se desplazaban con tres zancas y que llegaban a la Tierra en ‘La guerra de los mundos’ de Wells, un equipo de ingenieros estadounidenses creo el robot STriDER (Robot Experimental Tripedal Dynamic Experimental).

El funcionamiento de este autómata era distinto al de Martian Petit. En el caso de STriDER, su cuerpo rotaba 180 grados en cada paso que daba, pues la pierna que se encontraba en la parte posterior debía de adelantar a las otras dos para seguir adelante o girar en una u otra dirección. Las patas no funcionaban de forma autónoma, sino que realizaban un movimiento conjunto para así poder desplazarse.

El propósito de este robot, cuyo primer prototipo medía 1,80 metros, era también totalmente diferente al de Martian. “Su cometido es desplegar sensores en áreas de difícil acceso”, explicaba Dennis Hong, que capitaneaba este proyecto. Preparado para portar cargas de cierto peso, STriDER se encargaría de transitar y depositar ciertos en elementos en aquellos lugares donde los humanos tuvieran dificultades para llegar.

Y en cuanto al hecho de tener tres patas, sus creadores, aunque eran conscientes de lo novedoso que resultaba, aseguraban que replicaba el movimiento de los humanos al caminar. “La marcha de STriDER es más cercana a la de un humano que la de la mayoría de los robots humanoides bípedos que ves hoy en día”, aseguraba Hong en 2007. “Así es como caminamos los humanos, no controlamos activamente nuestras rodillas, solo las dejamos oscilar”.

Aunque parte de razón tenía por entonces Dennis Hong, si el día de mañana nos encontramos un robot con tres patas transitando, por ejemplo, nuestra casa y limpiando los muebles de una u otra habitación, nos resultará extraño. El motivo es bien sencillo: jamás hemos visto un ser vivo que se impulse de esa forma. Tanto es así que necesitamos no pocos siglos para aceptar que los canguros se sirven de su cola para apoyarse y que cuando nos topamos con un animal con tres patas no podemos evitar dar la voz de alarma de la malformación genética. Como ya hicieron estos dos gallegos al encontrarse un pollo con tres extremidades. ¡No podían creer lo que tenían ante sus ojos!


Con información de IEEE Spectrum, Fuji Press, Faro de Vigo, New Scientist, Spiria y ABC.es. La imagen de este artículo es de Youtube

Robot no hay camino, se hace camino al andar

Este español ha reunido la mayor colección de robots de Europa

¿De dónde vienen los nombres de los colores en castellano?

El japonés que coleccionó 2000 tatuajes arrancados de cadáveres

Así pasó Einstein de ser un perezoso a convertirse en el mayor genio de la historia

Comentarios: 1

Posts Relacionados

[…] post Desafiando a la evolución: este robot tiene tres patas para entender por qué nosotros no appeared first on Cooking […]

Leave a comment

Nombre (requerido)

Comentario

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone