Logo Vodafone

Compartir en:

Esto sí que es útil: diez robots que han aprendido a dominar las tareas domésticas

Llegar a casa después de un agotador día de trabajo y ponerse a cocinar, fregar o con cualquier otra tarea doméstica pendiente no parece el plan ideal para acabar la jornada. Ahora, para echarnos una mano en estos quehaceres cotidianos podemos contar con unos aliados de excepción: los robots.

Recientemente, un grupo de investigadores de la Universidad Carlos III (UC3M) ha ideado un humanoide planchador capaz de no dejar ni una arruga en las camisas más resistentes. Pero no es el único. Por suerte, a día de hoy existen máquinas preparadas para hacernos la comida, fregar el suelo o vigilar la casa, entre otras faenas. Hacemos un repaso por los autómatas más útiles para el hogar. ¿Con cuál te quedas?

El planchador Teo

Este proyecto de la Universidad Carlos III quiere liberarnos de las montañas de ropa arrugada sin apenas esfuerzo. El robot Teo es capaz de planchar hasta las arrugas más complejas. Lo hace gracias la creación de un mapa 3D de la prenda y una tabla de planchar que le permite distinguir las arrugas y los pliegues a través de un sistema de computación llamado ‘Wrinkleness Local Descriptor’ (conocido por sus siglas en inglés WiLD). Así, el robot calcula la trayectoria de la plancha para pasar por todos los lugares necesarios y dejar la prenda en perfectas condiciones.

No es la primera vez que vemos a Teo. Creado en 2015 por el equipo de la doctora en Ingeniería Industrial de la UC3M, Concha Monje, este robot entonces solo podía caminar y manipular algunos objetos. Hoy Teo se ha hecho mayor y ya sabe planchar. ¿Qué será lo siguiente?

El limpiador de cristales

Otra de las tediosas tareas caseras es la limpieza de los cristales. Para que nunca lo tengamos que volver a hacer podemos contar con el SmartBot Hobot 198. Ideado por la empresa coruñesa Smarttek, este aliado doméstico trepa lo suficiente como para dejar las ventanas completamente relucientes.

Solo deberás tener algo de paciencia con él, ya que se toma su tarea con calma. Eso sí, el resultado es igual (o incluso mejor) que si lo hubieras hecho tú mismo gracias a sus ruedas equipadas con paños de microfibra que no dejarán ni una huella. Disponible por 429 euros, lo podrás controlar con un mando de control remoto o a través de su ‘app’ tanto en Android como en iOS.

El Roomba español

Los robots domésticos Roomba han revolucionado la limpieza del hogar; aunque no son los únicos del mercado. La empresa valenciana Cecotec se ha lanzado a competir con sus homólogos Conga. Estos robots aspiradores que se pueden conseguir por menos de 200 euros son tan eficientes como los de la compañía estadounidense iRobot.

Sus funciones son las mismas: barren, pasan la mopa y hasta friegan (aunque para esto último todavía no consiguen los mejores resultados). Completamente programables para que limpien solo donde tú quieras, también purificarán el aire del hogar gracias a sus filtros de alta eficiencia.

La fregona-mopa robótica

Para la cocina y el baño, iRobot también ha creado un aparato más específico. Se trata de la fregona autómata Braava capaz de eliminar la suciedad y las manchas en lugares como debajo de los armarios de la cocina y alrededor del váter. Con él, primero podrás barrer y luego fregar con agua. Además, también funciona desde el móvil, aunque se han detectado algunos problemas para conectarla.  

El encargado de las malas hierba del jardín

Fuera de casa también hay muchas tareas que nos complican el día a día. Ahora el robot Tertill, la última apuesta del creador de Roomba, Joe Jones, en colaboración con Franklin Robotics, se encargará de poner a punto el jardín mientras tú descansas. Así, el aparato recorrerá toda su extensión en busca de malas hierbas y las arrancará. Además, tampoco tendrás que preocuparte de su carga. Para moverse utilizará la energía captada a través de sus placas solares. Desde junio de este año, este proyecto busca financiación en Kickstarter donde puedes conseguir el aparato por 249 dólares (unos 216 euros) desde cualquier parte del mundo.

El cocinero con brazos robóticos

Más allá de la afamada Thermomix, también existen robots capaces de hasta ponerte el plato en la mesa sin que muevas ni un dedo. Uno de estos ejemplos es Moley, un ‘chef’ con dos brazos robóticos que puede hacer hasta 2.000 recetas. Esta máquina incluye un microondas y una vitrocerámica y cuenta con habilidades para emplatar. Su prototipo tuvo una gran acogida en la internacional feria industrial Hanover Messe, por lo que sus creadores pronostican su venta comercial para 2018.

El barista más rápido

Y, sin duda, tras una rica comida, apetece un buen café. De ello podría encargarse perfectamente el robot Cafe X. Lejos de las clásicas (y muchas veces de pésima calidad) máquinas de café, este autómata es un especialista en la preparación del café. Su funcionamiento es muy sencillo. A través de su propia ‘app’ podrás elegir el tipo de café, la leche y el edulcorante (en caso de que quieras). Tras el pago, el robot comenzará con su ritual. Incluso es capaz de preparar varias bebidas a la vez en un tiempo de espera de solo 20 segundos.

Aunque todavía no está pensado para tenerlo en casa, ya ha podido ser probado por el público en el Hong Kong Science Park y más recientemente en el centro comercial Metreon de San Francisco.

El abridor con más maña

¿Cuántas veces se te ha resistido la apertura de un bote de conservas? Con Robotwist este problema desaparecerá. Disponible en Amazon por 17,57 dólares (unos 15 euros), es capaz de adaptarse a cualquier tipo de frasco. Su procedimiento es sencillo: se coloca en la tapa y se presiona el botón. Solo se encargará de girar lo necesario para desenroscarlo. Tan fácil que incluso los niños podrán utilizarlo.

Los vigilantes del hogar

Para esos momentos en los que no estamos en casa, tampoco viene mal una ayuda en lo que a la vigilancia se refiere. Para esta tarea encontramos varias opciones. Una de las más completas es la que ofrece la compañía iPatrol con su robot Riley. Se trata de un pequeño autómata dotado de cámara, sensores de movimiento y visión nocturna que se puede mover por toda la casa. Gracias a él podrás ver imágenes de alta calidad en tiempo real de tu hogar e incluso emitir un mensaje de voz para ahuyentar a los posibles invasores. Su precio es de 229 dólares (algo menos de 200 euros).

El que puede controlar toda tu casa

Kuri, de la compañía Mayfield Robótica, propiedad de Bosch, se convertirá en el rey de tu hogar. El androide, disponible por por 799 dólares (unos 695 euros), está lleno de sensores para controlar los dispositivos inteligentes de la casa. Así, por sí solo podrá realizar tareas como encender o apagar las luces, activar la calefacción o poner la lavadora.

Además sus ‘ojos’ también servirán para realizar funciones de vigilancia y, gracias a su aspecto amigable,  se convertirá en un gran cuidador y compañero. No solo hará compañía a los más pequeños de la casa, sino que también podrá enviarte vídeos de tu mascota para que veas cómo se encuentra en todo momento. 


Con información de Newscientist, BGR, BBC, Kickstarter y Techcrunch (1), (2)La imagen es propiedad de Robotics Lab del Departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M).

Los robots, nuestros fieles aliados:

La pareja (de robots) perfecta: se busca dron lazarillo para coche sin conductor

Este español ha reunido la mayor colección de robots de Europa

¡Llega Robolandia! El futuro parque temático de robots en Corea

Guitarras y robots: el plan para enseñar electrónica del padre español de Arduino

La insólita compañía tecnológica que fabrica robots inútiles (y algo peligrosos)

Compartir en: