Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Semanas de más y menos de siete días

  • Por |
  • 16.02.2010 |
  • 12:32 h.

Hoy en día el calendario más aceptado y de hecho utilizado como un estándar de facto a nivel internacional es el calendario gregoriano, introducido por una bula papal del Papa Gregorio XIII el 24 de febrero de 1582 y que fue siendo adoptado desde ese mismo año y a lo largo de los siglos por numerosos países, aunque algunos de ellos no lo hicieron hasta el primer cuarto del siglo XX.

Lo más curioso es que la intención de Papa no era de orden especialmente práctico sino volver a coordinar la celebración de la pascua entre las distintas iglesias, pues no todas contaban desde el mismo momento para su celebración.

Además, sirvió para corregir el error de diez días que se había ido acumulando en el calendario juliano, con lo que el último día de este calendario fue el jueves 4 de octubre de 1582, siendo el primer día de efectividad del calendario gregoriano el día siguiente, pero ya denominado viernes 15 de octubre de 1582.

La duración del año del calendario gregoriano, con sus ajustes para años bisiestos, se aproxima además mucho con 365,2425 días a la duración del año tropical, el tiempo que tarda el Sol en completar una vuelta completa a lo largo de la eclíptica, que es de 365,2424 días, con lo que se calcula que para el año 4000 acumulará un retraso de entre 0,8 y 1,1 días y que para el año 12000 llevará un retraso de al menos 8 días, pero no superior a los 12… Suponiendo que aún siga en vigor o que quede alguien para contar días por aquel entonces.

En cualquier caso, existen muchos otros calendarios en uso aparte del gregoriano, sobre todo a la hora de calculas fiestas religiosas y otros eventos.

En el caso de calendario chino, por ejemplo, y según cuando se empiece a contar, y hay varios criterios al respecto, 2010 sería el equivalente al año chino 4708, 4707, o 4647, aunque los chinos raramente se refieren al año por su número sino por el animal al que corresponde en su calendario, aunque también hay otras formas de contar y nombrar los años.

El calendario hebreo, por poner otro ejemplo, que cuenta los años desde la creación de Adán, está en el año 5770 hasta el 8 de septiembre de 2010, mientras que el calendario musulmán, que cuenta los años desde el traslado de Mahoma de La Meca a Medina, está en el año 1431 hasta el 6 de diciembre de 2010 por la tarde.

Curiosamente, hablando de en qué año estamos, aunque Luis Lilio fue muy preciso con su definición del calendario gregoriano, que se repite cada 146.097 días repartidos en 400 años de doce meses con 20.781 semanas de siete días, la bula del Papa Gregorio XII no mencionaba ningún tipo de sistema de numeración para los años, con lo que se siguió utilizando el habitual hasta entonces, que los contaba a partir del supuesto nacimiento de Jesucristo.

Y si hay una gran variedad en cuanto a calendarios y sus duraciones, en el caso de la duración de las semanas la variedad es aún más grande, aunque ahora estemos acostumbrados a la semana de siete días y así sea como la define la Real Academia Española.

Sin ir más lejos, parece que los nombres de los tres primeros días de la semana en euskera hacen referencia a una semana de tres días, ya que se traducen por semana-primero, semana-en medio y semana-último, mientras que en el otro extremo estarían los mayas y los aztecas, que dividían el año solar de 360 días en 18 periodos de 20 días y cinco días extra sin nombre, aunque además ha habido y hay semanas de cuatro, cinco, seis, ocho, nueve diez, y trece días.

La mayoría de estas distintas duraciones de la semana tienen que ver con motivos culturales o religiosos, aunque un caso aparte es la semana de diez días instaurada tras la revolución francesa que estuvo en vigor desde finales de 1793 hasta 1802 y brevemente durante 18 días en 1871.

Pero sin duda la palma se la lleva la Unión Soviética y su calendario revolucionario.

Entre 1929 y 1931 se pasó a las semanas de cinco días, con lo que el año se dividía en 72 semanas con cinco días extra considerados como festivos nacionales insertados en tres de esas semanas para completar los 365 días del año.

La idea era aumentar la productividad y que cada día un 80 por ciento de los trabajadores estuvieran trabajando, pues los días de libranza se repartían según un código de cinco colores que hacía que nunca estuvieran todos libres a la vez como sucede con las semanas normales con sus fines de semana.

Esto, de todos modos, no funcionó muy bien, porque las máquinas tendían a estropearse más al estar permanentemente en funcionamiento sin que hubiera tiempo para su mantenimiento y porque a menudo, debido a la rotación de los turnos por los colores de libranza, le tocaba manejarlas a operarios poco habituados a ello.

Así que desde el verano de 1931 hasta el 26 de junio de 1940 se pasaron a semanas de seis días en las que el sexto día era el día libre de los trabajadores, aunque el día 31 de los meses que lo tienen era un día de trabajo en la mayor parte de las factorías, igual que el 1 de marzo era también laborable para compensar la última semana de febrero, más corta que las otras.

Estas dos peculiares ideas de la Unión Soviética fueron sintetizadas por Carlos Manuel Varsavsky en una propuesta para que las semanas fueran de seis días de los que cuatro serían laborables, manteniendo intacto el producto interior bruto del país al utilizar las libranzas no simultáneas por grupos, pero con la particularidad de que, a diferencia de en la Unión Soviética, todos los miembros de una familia librarían en los mismos días al ser asignados al mismo grupo.

Pero de todos modos, contemos como contemos los años, meses, semanas y días, conviene no olvidar que si resumiéramos la historia del universo en 24 horas los primeros humanos no habría aparecido hasta aproximadamente las 10:30 de la noche y que toda nuestra historia escrita cabría apenas en unos segundos, lo que sin duda pone en perspectiva las cosas.

Comentarios: 5

Posts Relacionados

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Hoy en día el calendario más aceptado y de hecho utilizado como un estándar de facto a nivel internacional es el calendario gregoriano, introducido por una bula papal del Papa Gregorio XIII el 24 de febrero de 1582 y que fue …..

Trackback Bitacoras.com | febrero 16, 2010 | 12:30 pm

Yo cambiaria las semanas como las conocemos a semanas de 8 dias, donde se trabajan 5 y se descansan 3. Creo que en vez de fijar los cambios en funcion de la religion deberia hacerse en funcion de las necesidades humanas. Deberiamos tomar medidas para reducir el estres de la humanidad porque al final se genera una improductividad terrible debido a que la gente no es feliz haciendo lo que hace.

Comentario makeihan | febrero 17, 2010 | 3:55 pm

Yo creo que sería muy difícil cambiar la semana de siete días por otra cantidad. Pero si estoy de acuerdo en que se debería descansar un poco más.

Los miércoles trabajar sólo media jornada a la tarde.

O, hacer como se sigue haciendo en muchos pueblos y ciudades chicas o provincias, dormir siesta en un horario pautado: 12-13hs almuerzo 13-15hs siesta

En la ciudad donde vivo, la mayoría de los comercios cierran a las 13hs y vuelven a abrir entre las 15 y las 17. Por supuesto que permanecen abiertos entre las 19 y 21 horas.

Menos estres

Comentario almendro | febrero 20, 2010 | 2:19 pm

esto de las semanas me recuerda lo que ocurre ahora en mi ciudad valdivia, donde existe la semana valdivia en que en años anteriores eso era una semana donde se celebraba y todo, pero ahora son casi mas de veinte dias creo que se les olvido lo que significa semana jaja y totalmente de acuerdo con tener mas descanso los 8 dias con tres de fin de semana seria genial

Comentario victor hugo | febrero 20, 2010 | 4:41 pm

La semana fantástica del corte ingles dura 20 días, esa no la ponéis aquí. Por otra parte para descansar más no necesitamos fines de semana más largos, si no trabajos más HUMANOS. Yo puedo rendir perfectamente 40 horas en 7 días, creo que no es demasiado. Por otro lado obligar a tomar siesta… Yo prefiero jornada continua de 9 a 6 con 1 hora para comer. Si comes mas rápido puedes reposar algo. El problema es que la gente trabaja de 9 a 21 y por eso necesita más fin de semana.

Comentario miguel | febrero 22, 2010 | 12:03 pm

Sorry, the comment form is closed at this time.

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone