Logo Vodafone
  • Cooking Ideas
  • Stormtrooper no significa Lucas (por lo menos en UK)

Compartir en:

Stormtrooper no significa Lucas (por lo menos en UK)

mem01

Todo aquel que quiera hacerse su propio traje de Stormtrooper para la fiesta de nochevieja, sin temor a represalias por parte de George Lucas por temas de derechos de autor, puede trasladarse a Gran Bretaña para tricotarlo sin miedo.

Ese es el mensaje que han enviado los tribunales británicos, que acaba de declarar que el imperio de George Lucas pierde la guerra frente al fabricante británico de los cascos Stormtrooper de la película Star Wars. Según el fallo del tribunal, el uniforme de asalto de las tropas imperiales de «la Guerra de las Galaxias» no tienen derecho de autor y menos aún es una idea que pertenece a George Lucas.

George Lucas demandó Andrew Ainsworth, diseñador de los uniformes de las tropas de asalto del Imperio, por vender réplicas por su cuenta en Internet. Aunque esta guerra se remonta al año 2004, el año pasado George Lucas volvió a demandar a Ainsworth por utilizar los moldes originales de los trajes y los cascos. El cineasta le reclamaba 11 millones de euros por utilizar material original de la película.

El Tribunal de apelación no le ha dado la razón y dice que, a pesar de que el Sr. Ainsworth no es el propietario del diseño, no ha violado ninguna ley británica, porque sus creaciones «no son arte».

lucassoldados
Ainsworth fue el diseñador industrial que hizo el casco en 1976, con una máquina que producía kayaks y material de deportes acuáticos. Fue reclutado a través de un amigo que estaba trabajando con George Lucas en los Estudios Shepperton. Mr. Ainsworth hizo 50 cascos, a unos 25 euros cada uno.

También hizo equipo para otros personajes, ganando alrededor de 35.000 € por su participación en las películas de Star Wars. Los Ingresos de LucasFilm por la mercadotecnia de los trajes de StormTropper se estima en más de 10 mil millones de dólares.

andrew-ainsworth-star-wars-stormtrooper-helmet-product-line-high-resolution

La línea de productos que Andrew Ainsworth hizo para Lucas

El magistrado dictaminó que los modelos no eran esculturas y por lo tanto no tienen protección de derechos de autor, que se extenderían 70 años después de la muerte de su creador. En su lugar, declaró que los modelos son «diseños industriales», que sólo pueden estar protegidos durante 15 años, y por tanto, libres de copyright incluso antes de que Ainsworth decidiera ponerse a vender disfraces de guerrero imperial por Internet hace cuatro años.

Es necesario recordar que en 2005 un tribunal estadounidense prohibió a Ainsworth vender sus productos en Estados Unidos al entender que estas prácticas vulneraban la legislación sobre derechos de propiedad intelectual americana. Pero Europa tiene una legislación diferente.

Sin embargo, la sentencia abre un peligroso precedente dentro de los derechos de autor de películas con más de 15 años de antigüedad. ¿Podrían las compañías británicas producir mercancías y memorabilia sobre la base de cualquier película o serie de televisión, siempre y cuando sean mayor de 15 años?

«Este fallo supone una grave brecha en la protección de los derechos de copyright que perjudica no solo a Star Wars, sino que pone en peligro a cualquier otro éxito cinematográfco, desde Harry Potter hasta el Dr. Who», afirmó un portavoz de LucasFilm.

George Lucas, por su parte, afirma que piensa contraatacar con una docena de cruceros imperiales cargados de abogados que apelen la decisión hasta llegar, si es menester, al mismísimo Tribunal Supremo.

Compartir en: