Cooking Ideas - un blog para alimentar tu mente de ideas

Los realistas videojuegos de fútbol están cambiando la forma de practicarlo

A muchos, las siglas ‘FIFA’ no les recuerdan para nada a la asociación de federaciones de fútbol de todo el mundo. Para los amantes de los videojuegos y del deporte en el que juegan 11 contra 11 (y siempre gana Alemania) este término evoca directamente largas sesiones ante una pantalla, disfrutando con la saga futbolística que Electronic Arts iniciara hace casi 25 años con FIFA International Soccer.

El mérito de FIFA (más allá de vender 150 millones de copias en todo el mundo), al igual que el de su competidor directo, el Pro Evolution Soccer de Konami y sus 80 millones de copias, es haber logrado darle la vuelta a la tortilla: si bien su objetivo original no era otro que imitar píxel por píxel el mundo del fútbol, a día de hoy es el deporte real el que no puede quitarle un ojo de encima a los videojuegos.

“Juego mucho a FIFA ‘online’, pierdo muchos partidos, y muchas veces no sé quiénes son con los que juego, pero hay gente que juega muy bien”. Estas palabras podrían haber sido pronunciadas por cualquier seguidor de fútbol que hace tiempo, entre jornada y jornada de LaLiga Santanderjugando a alguno de los títulos de la serie de Electronic Arts. Sin embargo, fueron pronunciadas por el mismísimo Messi; porque, efectivamente, los futbolistas también pululan por el mundo de los videojuegos, y no solo por ocio.

Es el caso del joven delantero del Arsenal Alex Iwobi, quien ha reconocido que, al enfrentarse a un jugador por primera vez, suele fijarse en su nombre y trata de recordar cuán bueno era en el videojuego correspondiente. No en vano, esa valoración que les acompaña (y que, a día de hoy, corona a Cristiano Ronaldo como el mejor futbolista del mundo, solo un punto por encima de Messi) no es algo aleatorio: en el caso del último FIFA, es el resultado del trabajo de 9000 ojeadores que opinan sobre la calidad de los cerca de 20.000 deportistas que aparecen en el juego.

Así, no es de extrañar que la enorme base de datos de jugadores que es cada videojuego de fútbol sirva de preparación previa para un partido, más allá de usarlos como entretenimiento puro y duro. Además de Iwobi, otros colegas han reconocido haber hecho lo contrario de lo que podría parecer lógico: tras haber inspirado los movimientos de su ‘alter ego’ en el juego, han encontrado la solución a algunos problemas de los partidos reales en el terreno de juego virtual.

Uno de ellos es Ibrahimovic. El que fuera delantero del Fútbol Club Barcelona lo explicó muy claramente: “A menudo detecto soluciones en los juegos y luego las llevo a la vida real”. Como él, el defensa del Bayern Munich Mats Hummels afirmaba que “tal vez algunas personas utilizan lo que aprenden en el FIFA cuando se encuentran en un terreno de juego”.

2futbol

¿Qué hay de lo mío?

No obstante, no siempre llueve a gusto de todos y, en ocasiones, los futbolistas se sienten menospreciados por los propios videojuegos. Teniendo en cuenta la importancia que han ganado títulos como FIFA o Pro Evolution Soccer dentro del propio deporte, parece lógico pensar que tener una valoración baja (o inferior a la de otros compañeros) puede ser considerado como toda una ofensa.

Así, los desarrolladores tienen que lidiar en ocasiones con las protestas de los futbolistas. Es el caso de Miles Jacobson, el creador de Football Manager, quien permite a los equipos de fútbol tener acceso al juego antes de que este sea lanzado oficialmente al mercado. De esta forma, puede hacer los cambios que le sugieren los propios conjuntos.

Los ejemplos de aquellos que piden un aumento en su valoración en un videojuego no son pocos, precisamente. “Ya era hora de que me respetaran”, reconoció el delantero del Borussia Dortmund Aubameyang después de que Electronic Arts lo convirtiera en el más rápido del FIFA 17.

Y no siempre la historia acaba bien, como en su caso. De hecho, la valoración ha causado estragos incluso en la moral de jugadores legendarios (ya retirados) como el británico Rio Ferdinand, que se quejó a través de Twitter directamente a los desarrolladores del FIFA 17. Poco después, el delantero del Chelsea Michy Batshuayi también protestaba al considerar que sus estadísticas no eran lo suficientemente altas. En algunos casos, como sucedía en el Valencia a finales del pasado verano, las diferencias de valoración se utilizan para provocar divertidos piques entre los compañeros de vestuario:

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=inT1ef4MtHM[/youtube]

Tal y como reconoce Jacobson, es habitual que los creadores de los juegos más populares de fútbol tengan que tratar con los futbolistas (o con sus agentes) y capear su eterna petición de una valoración más justa. Él, por su parte, suele defenderse explicando que el juego es simplemente un reflejo de lo que sucede en la realidad. Quizás el problema es que los jugadores quieren ver en la pantalla a su mejor yo, para inspirarse y llevarlo al terreno de juego con los mejores resultados.


Con información de The Guardian, The New York Times, Onze, Fox Sports y Xataka. Imágenes de Aitor Escauriaza y ahlea.

Goles de todos los colores:

La goleada más grande de la historia y otras curiosidades del fútbol que te dejaran picueto

El deporte de robots será un fenómeno de masas (como la NBA o la Champions)

La liga de fútbol para obesos que ansían perder unos kilitos

La tribu que no quería ganar al fútbol, sólo empatar

Comentarios: Sé el primero

Posts Relacionados

No comments yet.

Leave a comment

Nombre (requerido)

Comentario

Últimos Tweets

Feeds. Network


Copyright © CookingIdeas. Puedes copiar, distribuir el contenido de este blog, pero por favor utiliza el enlace permanente que tiene cada uno de los post, al hacer mención a los contenidos de este blog. Los contenidos de CookingIdeas están bajo una licencia Creative Common 3.0


Copyright @ 2011 Vodafone España, S.A.U.
Privacidad | Legal y Regulatorio | Vodafone