Logo Vodafone

Compartir en:

… Y el ‘smartphone’ cambió para siempre el mundo de la fotografía

En febrero de 2010, el reportero gráfico norteamericano David Guttenfelder saltó del helicóptero de los Marines de EE.UU. en Afganistan para cubrir la ofensiva de los Marines en Montana contra Al Qaeda. El fotógrafo dejó su cámara DSLR en el vehículo y documentó la escena con la cámara de su iPhone 3G (su primer smartphone), que llevaba en el bolsillo de su chaleco.

Aquellas impactantes fotos, tomadas con una lente aparentemente rudimentaria, lograron reflejar la intimidad de los combatientes de ambos bandos de un modo que difícilmente hubiera logrado una cámara convencional, empezando por la propia relación que se establece entre el fotógrafo y el objeto retratado.

Ha transcurrido una década desde aquel 2010 y la fotografía ha sufrido una enorme revolución en estos diez años. Aquel año, las ventas de cámaras digitales alcanzaron su techo (121,5 millones vendidas) y comenzaron un abrupto descenso que aún no ha culminado y que coincide, nada casualmente, con el auge del ‘smartphone’ y la progresiva mejora de sus cámaras de fotos incorporadas.

Primera foto enviada vía teléfono móvil: 11 de junio de 1997 (Philippe Kahn).

Una breve historia

El primer teléfono con cámara de fotos integrado fue el Kyocera Visual Phone VP-210, que se empezó a vender en Japón en mayo de 1999. Incorporaba una cámara frontal de 110.000 píxeles y era capaz de almacenar 20 imágenes JPEG en su memoria, que podían enviarse a través de correo electrónico o bien de la red móvil PHS de Japón, a razón de dos imágenes por segundo.

Hacemos flash-forward y nos vamos al presente, a 2020: Samsung lanza su modelo Galaxy S20 Ultra 5G, el más alto de su gama, que incorpora una cámara trasera de 108 megapíxeles y una frontal de 40 Mp. Esta definición, que hubiera sido considerada pura ciencia-ficción hace apenas una década (el iPhone 3 de Guttenfelder tenía una cámara de 3 megapíxeles de resolución), la están adoptando diversos fabricantes y pronto empezará a pasar de la gama alta a convertirse en estándar:

«(…) Los 108 MP se está convirtiendo en la nueva norma para los teléfonos de alta gama, como el Motorola Edge+. Incluso así, los teléfonos aún no pueden batir las mejores cámaras digitales sin espejo en lo que se refiere a calidad de imagen, aunque se están acercando mucho, gracias a la potencia del Honor 9X Pro [un fabricante chino] o el disparo ultrarrápido de 20fps del Sony Xperia 1 II», sentencia este análisis de Digital Camera World.

Por supuesto, sería un olvido imperdonable dejar de lado el iPhone 11 Pro y su revolucionaria cámara frontal con tres objetivos: el ultra gran angular de 13 mm, el gran angular de 26 mm y el teleobjetivo de 52 mm. Tres objetivos para obtener imágenes como ésta:

Otros modelos que brillan con luz propia y harán que obtengas fotografías de nivel profesional son el Xiaomi Mi10, con su flamante cámara trasera de 108 MP, y el Huawei P40 Pro 5G, que equipa una cámara delantera de 30 MP y una trasera de 50 MP.

Las mejores fotos

La explosión de las fotografía digital con el móvil está propiciando una nueva edad de oro en la fotografía. Si bien es cierto que disparamos nuestra cámara cada vez más a menudo y muchas veces sin demasiado criterio, son legión quienes han conseguido hacer un arte de la fotografía con ‘smartphone’.

En Reddit, el mayor foro de internet, existe una comunidad de 47.000 fotógrafos que comparten las fotos tomadas con sus iPhone: iPhoneography.

Foto: Deedscreative, en iPhoneography.

 Pero no sólo del iPhone vive el hombre. Desde 2011, el Mobile Photo Awards premia cada año las mejores fotos tomadas con smartphones. El máximo galardón de este año fue concedido a Daniel Heilig, fotógrafo húngaro nacido en 1985 y autor de imágenes tan evocadoras como éstas:

Foto: @eduardobera.

Con información de David Guttenfelder, Artsy, ICT Business, Wikipedia, Vodafone, Digital Camera World y Mobile Photo Awards.

Compartir en: