Logo Vodafone

Compartir en:

Bloggers se cuelan 5 veces en una de las fábricas de defensa estratégica más importantes de Rusia


NPO Energomash es el principal grupo de ingeniería para el sector energético en Rusia y posee una división dedicada al sector aeroespacial, el líder mundial en el desarrollo de potentes motores de combustible líquido para lanzaderas espaciales.
Sin embargo, la importancia de su ingeniería contrasta con la deficiencia de sus sistemas de seguridad, tan simples como una alarma que no funciona y una puerta mal cerrada y olvidada al exterior, una puerta por donde se colaron unos bloggers rusos durante 5 días seguidos para fotografiar hasta el último rincón de su principal factoría en Khimki, cerca de Moscú.
Esta división desarrolla y fabrica motores de propulsión para cohetes, siendo la empresa responsable del diseño y fabricación del motor RD-275, que está considerado el más potente motor hipergólico para cohetes del mundo. Los motores RD-275 son usados en la primera etapa del cohete Proton, uno de los más fiables cohetes lanzadores existentes, usado principalmente para el lanzamiento de satélites en órbita geoestacionaria.
(pinchar en las fotos para verlas en grande)



También producen motores de misiles de combustible líquido para misiles civiles y de defensa, incluido el R-36M, conocido por su nombre de la OTAN como SS-18 Satán. Es por tanto, una de las empresas más importantes del mundo en cuanto a armamento militar y una bicoca para eso que se llama el “espionaje industrial”, pues también provee de motores de cohete a otras compañías aerospaciales, como, por ejemplo, a Lockheed Martin Astronautics (el RD-180, de la primera etapa del cohete lanzador espacial «Atlas-5» también es suyo).
Los bloggers en total han publicado 95 impresionantes fotografías de sus paseos por la fábrica que han colgado el Livejournal, en donde se aprecia que tuvieron acceso franco a todos los rincones. La Oficina Federal de Seguridad de Rusia ya ha abierto una investigación por el incidente, mientras los representantes de la administración de Energomash han declarado que «la empresa no tenía fondos para reparar el sistema de alarma».



De acuerdo con Lana Sator, una de los bloggers que participaron en las excursiones nocturnas, la empresa comenzó a reparar su recinto de seguridad en el otoño. Se dijo entonces que alguien había dañado los sistemas de alarma durante las obras de construcción. Un par de meses más tarde, los amigos curiosos descubrieron que el sistema de alarma seguía sin repararse, así que decidieron visitar el territorio de NPO Energomash por la noche.
Lo más curiosos es que esta chica y sus amigos no encontraron ni un alma en la empresa durante las cinco visitas, por lo que pudieron recorrer diversas construcciones, subiendo incluso a las chimeneas. No sólo exploraron varias salas con equipos de análisis de gas y sensores, sino que también disfrutaron de las vistas de la ciudad por la noche desde la azotea del edificio.



Además, pudieron entrar en la sala de control central, desde donde los operadores controlan el proceso de pruebas de motor. Los jóvenes también visitaron la sala del banco de pruebas y se sorprendieron al descubrir que las ventanas de la sala estaban cubiertas con láminas de hierro mal montado.
Y afirman que los pasillos estaban llenos de cámaras y sensores infrarrojos, pero que como no existía un sistema de alarma operativo, era como si no estuvieran. También parece que no les importaba ser identificados, pues las fotos aparecen firmadas con sus nombres y con todo lujo de detalles sobre donde fueron tomadas.
Portavoces de Roscosmos, la agencia espacial rusa, se negaron a comentar la situación, según afirma el diario Pravda.
Sin embargo, un funcionario de alto rango dijo que en la agencia espacial rusa estaba profundamente impresionados con lo que pasó: «Fue similar al aterrizaje de Mathias Rust en la Plaza Roja el 28 de mayo de 1987. Se ha demostrado nuestra incapacidad para defender cualquier cosa».




Fuente: Pravda.
Puedes ver las 95 fotografias de estos impresionantes paseos, aquí.

Compartir en: