Logo Vodafone

Compartir en:

‘Harlem Shake’, el viral prefabricado

harlemshake31n-6-web

El vídeo (o más bien, los vídeos) de ‘Harlem Shake’ ha sido el más veloz en alcanzar los 1.000 millones de visitas en YouTube, superando incluso al plusmarquista anterior, el ‘Gangnam Style’. Sin embargo, al contrario de lo que sucedió con el fenómeno coreano, el ‘Harlem Shake’ no ha sido un viral espontáneo sino que ha estado guiado desde la sombra por una empresa de contenidos, beneficiaria de los jugosos réditos que genera la publicidad en YouTube.

El vídeo que empezó todo lo colgó en enero de 2013 George Miller, un estudiante japonés-americano. Se trataba de una recopilación de tres minutos y medio de chistes (bastante malos, por cierto) que se inicia con una escena en la que el propio Miller (vestido de rosa) baila el famoso estribillo “¡Con los terroristas!” junto a otros tres compinches. Esa parte debió de hacer mucha gracia al público de Miller, que pidieron un extracto integral de esa parte del vídeo: éste, que se ha hecho viral espontáneamente (44 millones de visitas).

Durante las siguientes dos semanas empezaron a surgir imitaciones del ‘Harlem Shake’, un fenómeno habitual en Internet, tal y como relata Kevin Ashton, investigador del fenómeno viral, en la revista QZ. El pasado 6 de febrero apareció en YouTube una versión del Harlem realizada por Maker Studios, una filial de Time Warner dedicada (¡sorpresa!) a ganar dinero con YouTube. Un empleado de la compañía encontró una versión del baile en ReddIt y la señaló como “pre-viral”. Al poco tiempo, la plantilla de Maker Studios recreaba como un solo hombre el baile del ‘Harlem Shake’ (30 millones de visitas), que se convirtió en canónica para futuras imitaciones: el estrambótico danzante solitario y, tras el redoble de samplers, el baile colectivo.

http://youtu.be/0IJoKuTlvuM

En aquel momento, el baile dejó de estar en manos de Miller y de los internautas y pasó a estar bajo control (es un decir) de varias empresas, todas interesadas en lucrarse con el fenómeno: Maker difundió el vídeo en sus diversos canales de YouTube y el sello de discos Mad Decent empezó a hacer lo propio con una versión australiana. Seis populares cuentas de Twitter, College Humor, Vimeo y BuzzFeed dispararon el fenómeno, que, ahora sí, fue retroalimentándose gracias a centenares de versiones de los usuarios.

harlem

Con las ventas de música en mínimos históricos, los ingresos generados por YouTube son una fuente de sustento para los artistas multitudinarios en Internet. PSY, el autor del ‘Gangnam Style’ ha ganado unos 10 millones de dólares en publicidad por los 1.500 millones de visitas de su celebérrimo baile (YouTube reconoció unas ganancias de 8 millones de dólares cuando llevaba 1.200 millones).

Esos 1.000 millones de visionados pueden aportar a las arcas de los creadores de los vídeos unos 6 millones de dólares, a razón de 6 dólares por cada mil visionados. Eso sí, al contrario de lo que sucedió con PSY, este “gordo” no está concentrado en un vídeo sino repartido en una gran pedrea.

screen-shot-2013-03-27-at-6-53-01-pm

Visto en QZ. Con información de La Información, Javier Prieto y Cooking Ideas.

Abundando:

“¡Con los terroristas!: Diez Harlem Shakes totalmente FAIL!

Compartir en: