Logo Vodafone

Compartir en:

Llega el «corte del espectador”: comprime en hora y media la primera trilogía de ‘Star Wars’

Incluso para los más fanáticos seguidores de la saga ‘Star Wars’ tragarse la primera trilogía (nos referimos a las precuelas, claro) de una sentada no es un trago fácil: entre ‘La amenaza fantasma’ (136 minutos), ‘El ataque de los clones’ (142) y ‘La venganza de los Sith’ (140) suman 7 horas y pico de metraje, en ocasiones plúmbeo. Seguramente George Lucas tiene varias horas más de material en el cajón, así que puede que se saque de la manga un “director’s cut” de 10 horas un año de estos.

El “corte del director” es rara vez una buena idea, según explica con múltiples ejemplos Ellen Jones en The Guardian. El director tiende a encariñarse tanto con su criatura que cuando, años después del primer estreno, se siente libre del sensato freno del estudio y los productores, le da por montar una versión casi siempre más larga y casi nunca mejor que la original.

Pero la tecnología avanza que es una barbaridad y retocar una película ya no es patrimonio exclusivo de sus creadores. Cualquier pelatubos con pocos escrúpulos y un Final Cut puede recortar (añadir es más complicado), reorganizar los planos, suprimir un diálogo especialmente coñazo o cambiar el final de su película todavía-no-favorita. Es lo que ha hecho un actor con nombre de personaje de la saga con la trilogía inicial de las galaxias. Topher Grace, famoso en EEUU por su papel de Eric en ‘That 70s Show” y fan declarado de ‘Star Wars’, está de acuerdo con el grueso de los espectadores de la segunda trilogía: sobra paja y falta chicha, así que ha montado su propia versión.

El ínclito Tropher, haciendo de ventríluoco con Darth Vader.

La película resultante se llama provisionalmente ‘Star Wars III.5’ e incluye escenas de las tres citadas, un par de toques de la trilogía original y alguna toma de ‘The Clone Wars’. El resultado son 85 minutos con más enjundia y sin rastro del odiado Jar Jar. Los pocos que han podido ver la película en un pase privado que hizo Grace aseguran que ha logrado una historia coherente y emocionante, en la que no se echan de menos ni los interminables debates del Senado Galáctico ni casi nada de ‘La amenaza fantasma’. Jar Jar sólo asoma su alargado hocico una vez para decir una línea de diálogo. Se agradece.

Imaginamos que es cuestión de tiempo que Tropher Grace filtre la película y todos podamos ver en YouTube el resultado. También imaginamos a George Lucas retorciéndose en su butaca: «¡¡Noooo!!, ¡se ha cargado la parte en que Anakin se declara comparando a su amada con un cubo de arena!».Entretanto podemos conformarnos con el relato de ‘Star Wars III.5’, contada por el crítico Peter Sciretta, aquí.

Visto en AV Club, Guardian y Slash Films.

 

Compartir en: